Hace pocos días se ha publicado el nuevo vídeo de la primera de las canciones que componen el álbum The  Flame de Leonard Cohen, el cual se publicó para estas fechas el año pasado. Una canción que sigue la línea poética de este autor tan querido y recientemente fallecido.

 

THE FLAME – LEONARD COHEN

HAPPENS TO THE HEART

 

Estuve siempre trabajando de continuo
pero nunca lo llamé arte
estaba financiando mi depresión
conociendo a Jesús leyendo a Marx
Seguro que falló mi pequeño fuego
aunque es brillante esa chispa moribunda
Ve a decirle al joven mesías
qué le pasa al corazón

Hay una niebla de besos de verano
donde intenté ponerme en doble fila
la rivalidad fue despiadada
y las mujeres eran las responsables
No fue nada, fue un negocio
pero me dejó una fea marca
Así que he venido aquí para reconsiderar
lo que le pasa al corazón

Vendía baratijas sagradas
me vestía de un amable intenso
Tenía un coño en la cocina
y una pantera en el patio
En la prisión de los superdotados
era amigo del vigilante
Así que nunca tuve que ser testigo
de lo que le sucede al corazón

Debería haberlo visto venir
Podría decirse que escribí la carta
Sólo mirarla era un problema
Fue un problema desde el principio
Sé que jugamos con una pareja impresionante
Aunque nunca me gustó esa parte
no es bonito, no es sutil
lo que le pasa al corazón

Ahora el ángel tiene un violín
y el demonio un arpa
Cada alma es como un pececillo
Cada mente un tiburón
He abierto todas las ventanas
pero la casa, la casa está oscura
Di sólo me Rindo, así de simple es
lo que le sucede al corazón

Estuve siempre trabajando de continuo
pero nunca lo llamé arte
Los esclavos ya estaban ahí
Los cantantes encadenados y calcinados
Ahora el arco de la justicia se dobla
y los heridos pronto marcharán
Perdí mi trabajo defendiendo
lo que le pasa al corazón

Estudié con este mendigo
Estaba sucio, marcado
por las uñas de muchas mujeres
No hizo caso omiso
No hay fábula aquí, no hay lección
No canta la alondra
Sólo un sucio mendigo bendiciendo
lo que le sucede al corazón

Estuve siempre trabajando de continuo
pero nunca lo llamé arte
que pudiera levantar, aunque nada serio
casi perdí mi carné del sindicato
Fui útil con un rifle
el 303 de mi padre
Luchamos por algo al final
sin derecho a no estar de acuerdo

Seguro que falló mi pequeño fuego
aunque es brillante esa chispa moribunda
Ve a decirle al joven mesías
lo que le pasa al corazón

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.