Sí, lo normal, cosa que yo también voy a hacer a modo intro de esta reseña, es hablar de que Robin Trower pasa de los 70 y que lleva décadas desarrollando el talento con el que fue bendecido. Pero tantas primaveras vividas no dejan de ser una simple anécdota, y es que cuando  la magnífica “Take me with you” se encarga de finiquitar esta autentica  joya  (qué por desgracia va a pasar inadvertida) en que acaba convirtiéndose este “Coming Closer To The Day”, lo que acaba quedando claro que Robin se encuentra en una forma que ya quisieran algunos. Por lo que, y más sabiendo que está enrolado en esa escudería tan especial como es Provogue, no me cabe la menor duda de que no tardaremos en tener un nuevo artefacto de este genio que, en estos tiempos en los que lo artificial reina por doquier,

Nota: 90

y donde casi todo acaba siendo de consumición rápida, una vez más, aquí a lo largo de doce temas, nos vuelve a marcar a fuego la grandeza del Blues y de ese Rock que sólo pueden escribirse en mayúsculas.

Los tres minutos “Driving Bell”  con ese monumental trabajo de Robin a la guitarra ya nos marcan claramente lasenda por la que vamos a transitar. Pura emoción y sentimiento en los que, aparentemente sin casi esfuerzo, ni en la parte vocal ni el la guitarra, consigue transportarnos a esas décadas en la que los viejos dinosaurios del rock dominaban la tierra.  Un trayecto que hasta llegar a su final con la anteriormente mencionada “Take me with you”, tiene paradas antológicas como son , la grandiosa, monumental, excelsa, “Lonesome Road”, la delicada y preciosista, “Little Girl Blue”, “Tell Me”, y … podría acabar nombrando a las doce, y es que en ningún momento asoma nada que sea de relleno.

Y ahora, en el momento de ir dando carpetazo a este “Coming Closer To The Day”, puede ser un momento para volver a incidir en eso de que el tipo tiene 73 años, pero sin duda es para felicitarlo por demostramos que la frescura y las ganas de comerse el mundo no es propiedad de aquellos que empiezan.  Este nuevo trabajo de Robin Trower es una magnífica muestra de ellos.

Estamos a mediados de abril, pero ya tengo claro uno de los discos que van a estar en mi particular lista de lo mejor del año.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

diez + 19 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.