Ni más ni menos que 8 años sin un LP en toda regla de una de las bandas aussies más irresistibles para esta casa, los de Melbourne, Electric Mary. Y no por ser tan esperado como deseado puntuo con la máxima nota, NO!, ¡es que el disco se las trae coño!, ¡es cojonudísimo!. Intentaré estar a la altura para trasmitiros lo que siento cada vez que me lo ‘meriendo’ porque ya son unas cuantas escuchas (y las que todavía le rondarán…) y sigo sintiendo la misma intensidad y pasión que cuando se pasó por primera vez por mis pabellones auditivos. Rusty Brown y sus secuaces han vuelto a demostrar lo grandísimos que son. Salta y te lo cuento, GO!!!…                                                                                                

Sí!, esta ‘Es la manera en la que ellos te lo van a hacer sentir’!!!…

 

 

Lo cierto es que la carrera discográfica de la banda no es demasiado prolífica, formados en 2003, tan sólo cuentan con tres imprescindibles discos, Four Hands High (2004), Down To The Bone (2008) y III (2011), un directo, Alive in Hell Dorado (2016), unos cuantos E.P.’s, varias crisis que desembocaban en mini-separaciones y, lo más importante, incontables conciertazos y excesivas giras que son las que han dado a Electric Mary la categoría de intocables en el mundo del Rock’N’Roll más sucio, directo y electrificado ‘to the Max’.

Nota 100

Y ahora sí, por fin nos llega Mother (2019), el cuarto trabajo discográfico del combo aussie, que se me antoja jodidamente incendiario, nada ha cambiado, todo sigue en su sitio con ese rock’n’roll salvaje ‘a la australiana’, agitado en la misma coctelera con blues rock, guitarrazos zeppelianos, boogie rock y cortes clarísimamente áridos y Desert Rock. “Gimme Love” ya te invita a la locura con fuerza demoledora gracias a ese riff tan marcado, “Hold Onto What You Got” es una absoluta FIESTA, ¡así os lo digo!, un tema ‘azeppelinado’, urgente, poderoso y apasionado, el desierto se intuye en “How Do You Do It” con Rusty mostrando su vertiente vocal más bluesera, “Sorry Baby” es un medio tiempo con mucha fuerza, emotivo a la par que bluesy, “The Way You Make Me Feel” tiene un comienzo de esos de quitar el hipo, un tema que te agarra por las putas pelotas, ¡qué buenos son estos cabrones!. ¡Lo flipo con éste tema!, ¿se nota?. “It’s Alright” se calma un poco, el hard blues rock boogie vuelve en un track con un estribillo para enmarcar, de esos que calientan a toda una audiencia casi sin pestañear. “Long Long Day” devuelve la mirada al desierto, riff denso y fuzzy y… ¡la sorpresa!, porque tras ese comienzo bluesero y relajadito el tema se va convirtiendo en un sugerente homenaje al Dios Cornell. Pone la piel de gallina, aviso. Para acabar, si lo has flipado con el anterior, te lo vas a dejar sobrado con el pepinazo del disco que se han reservado justo para el final, “Woman”, ¡así se acaba un disco copón!, un temazo potente, todo feelin’ y músculo, chulería, riff stoner hard y este Rusty Brown entregado para la jodida causa del Rock’N’Roll…

 

 

 

Sobre El Autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.