Puede ser que los domingos los inventasen para bailar, vete tu a saber. Pero parece que los martes también puedes mover tus pies si la dicha es buena. A pesar del frío y lo desapacible que puede resultar a priori el día elegido, cuando las ganas mandan no hay excusas. Menos aún si la oferta musical es interesante y válgame que este pasado martes lo era de sobra. Se presentaba de la mano de Dwaves Events en la portuense Sala Milwaukee el londinense Robert J. Hunter con su formato trío, inmerso en su reciente tour por la geografía española que le ha llevado al Sur del Sur. No presentaba mala entrada la sala teniendo en cuenta todos los contras que pudiesen surgir pero aún así sigue sin responder la gente como debiese o al menos como se presume que debería de hacerlo.

El cantante y guitarrista, flanqueado por James Le Huray y Greg Sheffield, formando un compacto power trío donde a pesar del propio protagonismo de Robert no quedaban en ningún momento por debajo del excelente nivel que profesa el guitarrista. Abrían el concierto con “Loving unfortunately” que también abre su último disco que andan presentando en esta gira y del que dieron un amplio repaso. En directo suenan con menos potencia que en estudio pero no con menos fuerza, centrándose en una muy buena demostración tanto de técnica (fantástico el bajista, James) y feeling. Su combinación de blues rock y sonidos propios del rock americano nos llevaban a través de canciones como “Rumor mill”, “Mr winter” o “Suzy”. Tanto Robert como Greg y James se mostraron en todo momento muy participativos y cercanos al público presente, intentado comunicarse en español (chuleta incluida como podeís ver en la foto del setlist) con todos y presentando las canciones lo que nos lleva a uno de los momentos fuertes de la noche, la interpretación de “Every heart has a home”.

Robert J. Hunter además de un muy buen guitarrista se destapó como un fantástico vocalista, consiguiendo que su voz se tornase en parte importante del concierto. En todo momento el trío se presenta como una banda compacta que tiene perfectamente asumido su rol sobre el escenario. La sección rítmica consigue mostrarse como parte fundamental del sonido del grupo en directo, consiguiendo que durante los solos de Robert no se produzca ese vacío al saber desarrollar las labores de acompañamiento con una personalidad propia fruto de su técnica. Siguen sonando canciones de su último disco como “When the winter comes”, “Bringing me down” (otra de las que mejores sonaron esa noche), “Wait your turn” y “The fool”. Despedida de las tablas con “Poison” y “Flame” durante solo un par de minutos antes de volver y finalizar la actuación con una sentida “Hurricane” que ponía punto y final a una fantástica noche de blues rock. Sin lugar a dudas Robert J. Hunter Band son una apuesta segura tanto en disco como en directo. Grandes músicos arriba del escenario y muy cercanos una vez que se bajan de él.

Setlist

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.