Nota 90

Si bien, en breve iba a hablaros de tres discos en directo que les estoy dando mucha cancha estos días, uno de ellos el de Ghost, es precisamente la banda del Papa Emeritus III, perdón, del Cardinal Copia, la que se ha convertido en actualidad y obsesión con motivo del lanzamiento de su cuarto disco en estudio de nombre Prequelle (2018).

Todavía recuerdo como si fuese ayer mismo mi primer y único concierto con la banda de Tobias Forge en aquel Sonisphere 2011 presentando su increíble debut. Fue un concierto que me marcó, por su presencia, por sus temazos, ¡por todo!, de hecho, junto con Kyuss Lives! y Clutch fueron los conciertos del Festival si exceptuamos a Metallica que venía tocando el Black Album en su aniversario.

Pero vayamos a lo que vamos. “Rats”!!!!!!!!…

 

 

Muchos avatares está teniendo que sufrir Tobias con problemas legales y malos rollos con antiguos ‘nameless ghouls’ pero cuando se convierte en su personaje (bien sea Emeritus o Cardinal Copia) todo parece ir rodado y así pasa, que Ghost no para de sumar y seguir escalando peldaños hacia la cima (si es que no se encuentra ya en ella) con una discografía sin fisuras y un cancionero potentísimo en directo acompañado de una parafernalia escénica excesiva pero adecuada para el ritual satánico de turno.

El cuarto trabajo de GhostPrequelle (2018), sigue abriendo horizontes y nuevas vías y es que el riesgo y la innovación sónica no parecen presionar en ningún momento al Cardinal ofreciendo nuevas sonoridades y pasajes que huyen de su encasillamiento. Para empezar, en mi opinión estamos delante de su disco más ‘tranquilito’, el menos crudo y guitarrero de todos a pesar de que temazos como “Rats” y “Faith” sigan apestando a Mercyful Fate y Blue Öyster Cult. Se nota en el tracklist un esfuerzo por incluir más pianos y oŕganos que nunca, incluso pienso que es el más 80’s de los cuatro con un ‘instant classic’, un himnazo o un temón (llamadlo como queráis) como “Dance Macabre” que ganaría hasta Eurovisión año tras año con un tema que lo tiene absolutamente todo. “See The Light” me encanta con su ambientación de catedral y esa melodía tan frágil acompañada de un estribillo tan ‘catchy’.

El disco contiene dos instrumentales: “Miasma”, perfectamente llevada con esas guitarras dobladas, teclados claramente ‘prog’ y la aportación final del saxo que aporta toque 80’s, “Helvesterfönster” es algo más compleja, mucho más progresiva, con toques folk, medieval, etc… Lo que queda claro es que Prequelle es el disco más melodramático, teatral y cinematográfico de la discografía de la banda sueca. De los temas que quedan me quedo claramente con el tema final, “Life Eternal”, plagado de pianos, de épica, emociona, no son tan cañeros y crudos como en sus principios pero está claro que saben tocarte la fibra con coros celestiales, estribillos matadores y esa ampulosidad melódica implacable.

Desde luego ser contemporáneos del presente de una de las bandas más potentes del panorama rockero es un auténtico lujo y siempre estaremos ahí para degustarlo…al igual que los ‘guest stars’ que ya lo hacen aquí abajo…

 

 

 

 

Sobre El Autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.