Tenía prevista esta ‘Oleada Stoner’ en plena Gota Fría pero las circunstancias lo torcieron todo (…) para cerrar la enésima trilogía Stoner que acometo, tras cubrir los recientísimos lanzamientos de Stoner Jesus y los tremebundos High On Fire. Es igual, el caso es que van consecutivas y aunque no fuese así había que traer a uno de los gurus de Palm Desert.

Lo de Brant Bjork cada vez me flipa más, es, clarisimamente, el ‘workaholic’ del desierto definitivo, siempre componiendo y creando, siempre girando, siempre apareciendo aquí y allá poniendo su granito de arena a diversos proyectos como Kyuss, Fu Manchu, Ché, Vista Chino y, cómo no, a las diferentes pieles de su proyecto en solitario como Brant Bjork a secas (la más prolífica), Brant Bjork and the Bros (con dos sonados discos) y con la B.B. and The Low Desert Punk Band culminando un soberbio único disco, Black Power Flower (2014).

Pero antes de entrar en harina, venga, ‘Chocolatízate’!…

 

 

El que hace ya noveno disco de estudio como Brant Bjork (a secas) se salda de nuevo con otra colección de canciones sublime, ¡de veras!. Yo no sé cómo lo hace el tío Brant, pero cada dos años más o menos siempre tiene su dosis de desert rock preparada para dar placer a todos a los que el sonido del desierto nos pone siempre a tope y, esta ocasión, no iba a ser menos. Se le nota que es un pájaro libre y que no se casa con nadie, ni tan siquiera de discográfica, pues ha pasado de Napalm Records a Heavy Psych Sounds en esta ocasión.

Mankind Woman (2018) sigue un poco la estela de Tao Of The Devil (2016) pero sin tantos contrastes rítmicos. Es un disco que está hecho para hipnotizar, para engatusar tu oído desde ese comienzo tan Hendrix con su inicial “Chocolatize”. En el disco se hace acompañar de su fiel Bubba Dupree (guitar) que ya estuvo con él en el disco de la Low Desert Punk Band, así como de Nick Oliveri y Armand Secco a las cuatro cuerdas. Como colaborador ocasional tenemos en dos cortes al icónico Sean Wheeler siendo la voz principal en el ‘groovy’ funk “Pretty Hairy” y en el flotante y lisérgico “Nation Of Indica” en plan casi ‘spoken word’ gritando a alarido limpio eso de ‘Love Have Mercy…’. Por lo demás, ya os digo, tiene un ‘groove’ ácido increible, muy sesentero caso de “Lazy Wizards”/”Charlie Gin”/”Brand New Old Times”, el buen rollito fumeta/funkoide de “Pisces” y “Mankind Woman” con esos punteos tan Hendrix ambos y, bueno, un temazo que te va a retrotraer al legendario Jalamanta (1999) como el subyugante e colgadísimo “Somebody” y su magnífico wah-wah en donde pareces teletransportarte al mismísimo Rancho de La Luna. En conclusión, otra discazo. ¿Habéis oído?, sí, DISCAZO!!!…

 

 

 

Sobre El Autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.