El guitarrista australiano Rob Tognoni junto a su power trío, en el que le acompañan Mike Helier a la batería y Gaz Rackman al bajo presentan su último trabajo grabado en directo en el club alemán The Village, país donde Tognoni goza de una grandísima reputación y donde lleva viviendo desde 1994. Nacido en Tasmania se dio a conocer con The Outlaws para luego comenzar con su carrera en solitario. Rob Tognoni es un guitarrista visceral, amante del blues eléctrico de profundo cariz rockero. Comienza el asalto a este doble cd registrado durante dos noches con un potentísimo “Birra for Lira” dando rienda suelta a su despliegue guitarrero. “Dirty occupation” es la siguente en caer, con un sonido crudo que se da cita durante toda la grabación permitiendo rememorar lo que es la forma de sonar en concierto. Sus composiciones rayan más cerca del rock que del blues de tamiz más puro y la fuerza desplegada por el Diablo de Tasmania como es conocido Tognoni junto a sus compañeros de viaje dejan claro lo que es disfrutar del veterano guitarrista sobre el escenario.

Alternando temas propios con versiones, entre las cuales podemos disfrutar de “Baby please don’t go” o “Hey Joe”. 24 canciones repartidas en los dos discos que componen este “The Village Alive!” repletas de feeling y sobre todo electricidad. El guitarrista se haya inmerso en plena gira hispana y está claro que a todos aquellos que disfrutan del blues más rockero, del protagonismo omnipresente de las seis cuerdas y de la fuerza y la electricidad en su estado más puro no deben de dejar pasar la ocasión de enfrentarse a un guitarrista que no descubre nada ni maldita falta que le hace, pero cuyas canciones te traen a la cabeza los recuerdos de Rory Gallagher o Stevie Ray Vaughan. Sin lugar a dudas, un disco para enchufar en el coche, bajar las ventanillas, pisar el acelerador y no detenerte hasta que se acabe la carretera o el disco, lo que ocurra antes.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

once + 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.