ABXENTA – Sacrificate

Publicado el 13/06/2018 | por Carlos Tizón | Opinión, Reviews
Valoración
60

Desde Marbella llegan Abxenta. Llevan ya muchos años peleando contra viento y marea en este difícil mundo, combatiendo y resistiendo, desde 2005 para ser más exactos. Cambios de formación, un par de ep’s y por fin, este larga duración que llega con el apoyo de The Fish Factory, lo que les da un empujón para que su música, bastante personal y peculiar llegue a mas gente. Y hablo de su sonido, porque en sus canciones se dan la mano tanto el rock de corte más urbano como el heavy metal y la fuerza y furia del thrash, todo ello manejado inteligentemente entre los surcos de este “Sacrificate” que se abre con “Fantasma” y su poderoso riff de corte metálico y la voz que posee ese rasgo más propio del sonido urbano. “Vacío” les hace pisar un poco más el acelerador, poniendo en liza las guitarras y una fuerte base rítmica. “Existiré” me recuerda a los Koma, sobre todo por la voz y ese ataque de riffs. “Acordes de rock” es un fantástico y sentido homenaje al heavy rock hispano de los ochenta, bandas que las muchos hemos crecido.

“Sacrificate” es puro heavy metal, directo y sin concesiones. “Triste despertar” es un medio tiempo para ir pillando oxigeno frente a tanta fuerza, destacando de nuevo las guitarras (muy bien durante todo el disco) y un aire muy de los ochenta. “Tu vales más” vuelve a la carga, como un puñetazo directo al mentón. El bajo toma el mando en “Tu vales más” sigue la misma tónica, donde vuelve a destacar también la letra, algo por cierto muy importante durante todo el disco, ya que Abxenta han cuidado bastante bien ese aspecto. “No me hables” aumenta un grado de dureza en la voz, escupiendo rabia y verdades como puños. Cierra el disco “Cabrón”, fin de fiesta guitarrero, tralla para acabar con una canción que en directo seguro que es un escándalo, y es que me da la impresión de que con estos tipos se disfruta muchísimo sobre un escenario. Buen trabajo de Abxenta.

Sobre el autor

Licenciado en el arte de apoyar el codo en la barra de bar. Comencé la carrera de la vida y me perdí por el camino, dándome de bruces con el rock and roll. Como no pude ser una rock star, ahora desnudo mi alma cual decadente stripper de medio pelo en mi blog, Motel Bourbon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.