Crónica de THE ELECTRIC ALLEY en Cádiz, Sala Supersonic, 04/01/2018

Publicado el 11/01/2018 | por José Luis Díez | Conciertos

Llegaban The Electric Alley a Cádiz tras 24 días de gira, donde han tocado por buena parte de nuestra “Vieja Europa”. Y tras ese largo periplo que les ha llevado a tocar en salas con trescientas personas o solo treinta de público, como bien explicaban durante el concierto, culminaban la aventura con un evento especial. En casa. Y en la Supersonic, la sala donde comenzaron hace años. Un local repleto. Como siempre. Públicos de todas las edades, en comunión absoluta con la banda.

Y a eso de las 22:20 aparecían por las tablas del escenario los protagonistas para deleitarnos con dos horas de puro rock&roll. Un hard rock cada día más contundente y que suena mejor, encabezado por la guitarra y la portentosa voz de Jaime Moreno, con un registro al alcance de muy pocos y flanqueado a su derecha por la “Les Paul” negra de Nando Perfumo, un auténtico “guitar hero” que asombra por su facilidad en tocar enrevesados “riffs” y punteos. Los dos ataviados con sus sempiternos sombreros (marca de la casa) y que llevan el peso de la actuación aunque la base rítmica es de indiscutible calidad, tanto con el bajo y los coros de Sergio Reyes como la potente pegada de la batería de Rafa González.

Al ser el final de gira y tocando como locales se pudieron permitir un concierto especial, más largo que los anteriores y donde tocaron nuevas, y antiguas composiciones. De hecho, comenzaban con un adelanto del que será su tercer álbum, del cual nos ofrecieron algún corte más aunque el grueso del directo lo componía el disco con el que llegó este “tour”; el excelente “Get electrified” y su antológico debut con “Backward States of Electric”. Así sonó en la noche gaditana temas como “Can we have some love between us?”, “Free my soul”, “Last letter” o “Go”, junto a los clásicos de su “opera prima” como “No control”, “Up the flames” o “No control”. Y sorpresas que no esperábamos, pues además de presentarnos canciones de su próximo disco tocaron el precioso medio tiempo del primer trabajo titulado “Sarajevo roses”, el cual llevaban años sin tocar y tras el último bis con “Get electrified” se marcaron un “medley” de Led Zeppelin con “Whole lotta love”, “Rock and roll” y “Communication breakdown” que ya pudimos escuchar hace meses en el Electric Rock Day. Y es que a pesar de haberlos visto en numerosas oportunidades, uno no se cansa de ver a una banda de semejante calibre calibre. Esperemos que el prometedor presente se convierta en un arrollador futuro. Lo merecen.

Sobre el autor

Cinéfilo y cinéfago, lector voraz, amante del rock y la ópera y ensayista y documentalista con escaso éxito que intenta exortizar sus demonios interiores en su blog personal su blog el curioso observador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.