dbSegunda parte sobre las portadas de David Bowie, y nada mejor que empezar con la de Diamond Dogs, una portada intrigante como pocas. Dibujada por el artista belga Guy Peellaert que también se ocupó de la portada de It’s Only Rock and Roll de los Rolling Stones. Aquí nos muestra a Bowie como Halloween Jack , el líder de la banda Diamond Dogs.

Las primeras ediciones causaron una gran controversia debido a que mostraba claramente los genitales de esa criatura mitad hombre / mitad de perro. Evidentemente se distribuyeron pocas copias por lo que se convirtió en objeto de búsqueda para los coleccionistas; no se entusiasmen mucho en encontrar una ya que por lo visto menos de diez de aquella edición gatefold de la RCA se salvaron, prueba de ello es que la última que se vendió por Ebay se pagó por ella 3.550$. No confundir con la reedición de Ryko de los 90, tampoco olvidar que también se censuró la foto interior de dos perros saltando por un collage. T

Toni Basil famosa coreógrafa de Filadelfia se había ocupado de toda la coreografía de la gira de 1974 de Diamond yo
Dogs
.  Toni era muy famosa por aquel entonces. Aparecía en películas tan famosas como Easy Rider y en Saturday Night Live.  Su imagen en la portada de Septiembre para la revista “ After Dark” inspiro mucho a Bowie para su siguiente disco; Young Americans. Un disco que refleja a un Bowie metido en el mundo soul y en el rollo que se cocía en filadelfia por aquel entonces, quería dar una imagen más formal, con glamour y menos decadencia. Fue un disco exitoso pero igualmente el puente para pasar de una época a otra.

Station to Station está claramente inspirado por Nicolas Roeg, el director de la película que había protagonizado Bowie; The Man Who Fell To Earth. Bowie se reinventaba con un nuevo personaje The Thin White Duke alimentado a base de cocaína, leche y pimientos rojos. La portada mítica con la tipografía en rojo stque omite los espacios entre las palabras, y esa imagen fría y extraña de un Bowie delgado que emerge de una nave espacial. Imagen tomada de un fotograma de la película; The Man Who Fell The Earth. En un principio la portada original del LP tenía que ser a todo color, pero fue desechada y reemplazada por una simple foto en blanco y negro. Algunos afirman que sólo 6 portadas de aquellas se salvaron, pero se han vendido muchas más en subastas. Evidentemente años después se reeditó por EMI el disco con la portada original, que se cotiza a altos precios ya que solo fue una tirada corta, solo el cd gozo de la portada original sin que tuviera que alcanzar precios desorbitados.

Para Low, Bowie seguía bajo las mismas influencias por lo que para la portada del álbum, al igual que Station to loStation se utilizó un fotograma de “El hombre que cayó a la Tierra”, y el título es un juego de palabras intencional ya que Low significa “bajo perfil”.

herPara el segundo disco de la trilogía Berlinesa, Heroes, Bowie encarga la foto de la portada a Masayoshi Sukita que se inspiró en la pintura Roquairol del artista alemán Erich Heckel en el que el sujeto adopta una pose similar. Iggy Pop también se inspiró del pintor Heckel para su disco The Idiot que salió el mismo año y bajo producción de Bowie. Ambos solía pasear por el museo de Berlin donde estaban expuestas las pinturas de Heckel y como apasionado de pintura Bowie no dudo en inspirarse en el trabajo del alemán.

Con Lodger que es el que cierra el capítulo Berlines, Bowie colaboró con el artista pop británico Derek Boshier para el diseño de la portada. Una foto tomada por el fotógrafo Brian Duffy plasmaba a David como una víctima de algún accidente o asesinato, con la nariz aparentemente rota, las extremidades prácticamente desmembradas como si hubiera caído desde una gran altura. Bowie quiso homenajear a Pollasky y a su película The Tenant de la cual era lomuy fan. Aquel largometraje le iba a Bowie como anillo al dedo, un thriller psicológico surrealista que hablaba de la alienación, la paranoia y la locura. La mano vendada es una alusión crucial a la película. Como no, Bowie lanzaba más mensajes crípticos en el interior donde no se podía leer ningún título de alguna canción pero una vez la carpeta doble abierta aparecían fotografías de los cadáveres del Che Guevara y Jesucristo, un par de relojes de pulsera, etc… También el encarte interior recogía fotos de diferentes partes del mundo, África, Asia… Lodger también marca el despertar político de Bowie, el periodo pasado en Berlín dedico tiempo a hablar con intelectuales de izquierda que consiguieron que la imaginería fascista con la que Bowie quedo fascinada se evaporase. Lodger juega el papel de nuevo de alguna manera para matar su personaje, marca el fin de “The Thin White Duke”.

Para que Bowie surja con un disco en el que aparece en la portada caracterizado con el traje de “Pierrot”. Atuendo scque utilizara para el vídeo de «Ashes to Ashes” que será el single extraído de Scary Monsters … “, Aquel vídeo Bowie utilizaba una combinación de fotografías de Brian Duffy y de pinturas de Edward Bell. En la parte posterior del disco curiosamente David hace referencia a tres discos suyos; Aladin Slane, Heroes y Lodger. La portada es muy ochentera y de un estilismo que se llevaba por aquel entonces, Bowie pudo de esta guisa homenajear a otro maestro suyo como Marcel Marceau.

Llega Let’s Dance disco que hace a Bowie mundialmente conocido; ya lo era pero con este dbdisco ya le gusta a todo  el mundo desde tu abuela a tu vecino el facha. David aparece con unos guantes de boxeo en la posiblemente imagen más masculina hasta ahora. Un título de disco muy comercial escrito con la tipografía gráfica típica de aquella época. La verdad sea dicha es que Bowie tomó clases de boxeo en los años 70, por lo que un farol no se estaba marcando; estaba listo para noquear al universo con sus “Red Shoes”. Aquel disco sigue siendo uno de los álbumes más exitosos comercialmente de Bowie.  El 18 de julio de 1983, Bowie hacia la portada del Time.

Tras aquel éxito Bowie lanzo su disco más flojo, Tonight con una portada muy gay, del estilo de los artistas tobritánicos Gilbert & George.  Tonight es un disco anodino, ni bueno , ni malo y su portada es acorde
con su contenido…  Insípido, sin mucha coherencia.

by: Laurent Berger

by: Laurent Berger

Tsi – Na – Pah estudió Bellas Artes y más tarde cocina. Actualmente recorriendo Andalucía vendiendo y comprando viejos vinilos. Apasionado del rock progresivo y del rock americano de los setenta. Colaborador en distintas revistas musicales y tiendas de música en la época donde se vendía música de verdad.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Estoy muy de acuerdo con la lista donde a mi gusto cambiaria muy poco y totalmente de acuerdo con ese…

Te puede interesar

Discos en directo – Lou Reed | Rock and Roll Animal

Discos en directo – Lou Reed | Rock and Roll Animal

Seguimos con los especiales grandes discos en directo, algunos olvidados, pero no por ello enormemente recomendados y otros completamente imprescindibles por su huella en la música. Si la ultima vez hablé de un disco de 1972, esta vez le toca a uno del 73, me estoy...

Gris – Gris – Voodoo Bayou

Gris – Gris – Voodoo Bayou

Para empezar, no podía olvidarme de Perez Prado y su Voodoo Suite, embelesado por esa portada sensual, exótica y misteriosa. Prado el  ‘King Of The Mambo’ con su orquesta, seis saxofones, tres trombones, siete tambores, seis trompetas y mucho más... Shorty Rogers,...

Tu disco me suena: Never mind the bollocks – Sex Pistols

Tu disco me suena: Never mind the bollocks – Sex Pistols

Por aclamación popular -del staff de la revista, no nos vengamos arriba- recupero una sección que se mantenía en la tensa espera del purgatorio por culpa de servidor desde hace ya demasiado tiempo. Cuando me propusieron elegir un disco para que mis compañeros de...

Monográfico «Fin del mundo»

Monográfico «Fin del mundo»

Hace un tiempo se anunciaba desde las redes sociales del sello andaluz e independiente Spinda Records el fichaje del cuarteto argentino Fin del Mundo, compuesto por Julieta Heredia (guitarra), Julieta Limia (batería), Lucía Masnatta (guitarra y voz) y Yanina Silva...

Pin It on Pinterest