A pesar de que David Gilmour se empeña en poner punto y final a Pink Floyd con The Endless River, el primer disco de la banda en veinte años, el querido guitarrista ha anunciado que su nuevo disco en solitario, continuación de On An Island, debería salir a la venta en 2015. Según le contó a Rolling Stone en una interesantísima entrevista, “aún me queda trabajo para algunos meses. Espero sacarlo el año que viene”. Afirmó además que lo presentaría mediante un tour de “hombre viejo”, según sus palabras, aclarando que sería algo diferente a una gira de 200 fechas, descartando, por supuesto, una posible gira como Pink Floyd:

Sin él (Rick Wright) es prácticamente imposible. Estoy disfrutando mucho de mi vida y mi música. No hay sitio para Pink Floyd. Sólo pensar en hacer algo relacionado me provoca sudores fríos.

Lo que desde aquí suponemos es que habrá que coger un avión y acercarse a las islas si se quiere ver en directo al mago de la guitarra. De reunión con Waters… Esperemos a otro multitudinario concierto de caridad. Y eso, si acaso.

Y mientras tanto, contamos los días para escuchar de una vez ese disco de música ambiental llamado The Endless River.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.