Crónica del concierto de Immaculate fools, 20-04-2016, Las Armas, Zaragoza

Publicado el 21/04/2016 | por Luis Cifer | Conciertos, Noticias

image¿Qué tienen que ofrecer Immaculate fools en 2016? Reconozco que uno iba con ciertas reservas. Estos comebacks tras tanto tiempo y sin material nuevo suelen estar motivados más por interés económico que por el puramente artístico. Pero el bueno de Kevin Weatherill nunca ha sido un tipo fácil de catalogar ni se le debe juzgar a la primera. Las Armas no se llenó (noche de miércoles con jornada futbolística) pero era el entorno ideal para reencontrarse con las canciones de Immaculate fools.

Pasaban 5 minutos de las nueve y media cuando los nuevos Immaculate fools salieron a escena. Una banda renovada, formada por músicos jóvenes que dan al sonido de Immaculate fools una fuerza envidiable en directo. Un nuevo sonido que se puede apreciar en su último LP Turn the whole world down (2015) que no es más que un rebozo de sus canciones más emblemáticas. La inicial Never give less fue una buena muestra de ese potente sonido. Aparece en escena Kevin Weatherill con sus eternas gafas de sol. Genio y figura. Entrado en años, pelo algo más escaso y cano, algo más de peso pero la misma voz rota. Los temas clásicos de su repertorio como Immaculate fools, Came on Jayne, Got me by the heart, Prince, Wish You were here o Sad se alternaron con otros menos conocidos como Bad seed, She fools everyone o Stop now! que fueron igualmente bien recibidos por el respetable. No hubo sorpresas en el set list, a por las canciones que todos deseábamos escuchar. Yo únicamente eché de menos Stand down. Hubo momentos para el recogimiento y los sonidos folk en los que la armónica y la mandolina tomaron el protagonismo. Los arreglos han cambiado pero las canciones siguen siendo excelentes. No hubo temas nuevos en un repertorio que no los necesita.

Weatherill se mostró cercano con el público desde el primer momento. Estuvo a gusto y parecía divertirse con su recuperado status de estrella al frente de una banda. Esa conexión tan especial con el público de nuestro país sigue vigente, por algo Weatherill pasó largas temporadas en Galicia y chapurrea algo de castellano. Incluso invitaba a los asistentes a hacerle fotos y posaba para las cámaras desde el escenario. Así de cómodo y distendido era el ambiente, casi demasiado. Hubo parte del público que abusó, en mi opinión, de la buena disposición y el buen rollo de Weatherill. La cosa no entorpeció la labor musical del grupo pero opino que algunas personas del público confundieron el concierto con un photocall.image

A pesar de la reticencia inicial, pasé una velada muy agradable volviendo a disfrutar de las canciones de Immaculate fools. No sé si es un retorno only for the money pero bienvenido sea. Respecto a la pregunta que iniciaba este texto, la respuesta es: Buenas canciones.

 

Sobre el autor

Luis Cifer, nació en la ciudad del viento en el seno de una familia de joteros aunque nunca le interesó la Jota. Se dice que siempre viste negro, que Luis no es su nombre real, que no duerme apenas y que no sabe leer la hora. Otros dicen que tiene un trabajo decente e incluso que es padre de familia, pero no hay nada confirmado. También se le puede encontrar en su blog de cine.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *