EL

LOS IMPRESCINDIBLES DEL PROGRESIVO. PARTE V: Eloy

Publicado el 12/06/2015 | por Laurent Berger | Especiales, Noticias

Seguimos viajando a través del mundo de la mano del rock progresivo y aterrizamos en Alemania, un país al que seguramente volveremos, ya que sus tierras dieron a luz a muchísimos grupos de lo más interesantes.

Hoy nos vamos adentrar el mundo cósmico de Eloy y de su disco Silent Cries and Mighty Echoes, posiblemente no sea el típico disco que siempre se recomienda, pero es un disco excelente y a tener muy en cuenta, obligatorio tener en cualquier buena discoteca particular.
ELFormados en 1969 su nombre proviene del libro La Máquina del Tiempo de H.G Orwell,  donde los Eloi, son una de las estirpes humanas del futuro. Eloy es el grupo de una sola persona; el guitarrista Frank Bornemann, alrededor del que ha gravitado diferentes miembros a lo largo de los años. A pesar de ser un grupo alemán surgido en los años setenta su música no tiene nada de Krautrock y se desmarcan más bien por un estilo a los Pink Floyd más cósmicos.

Con Silent Cries and Mighty Echoes la banda se despide de su line up original, y si quisiera resumir su contenido en algunas líneas con deciros que entre sus surcos encontrareis una epopeya espacial con un montón de cambios de ritmo, un sonido sideral, hechizante con grandes líneas de bajo y una percepción del espacio impresionante.

Lanzado por el icónico sello “Harvest”, el disco posee como dios manda en el prog, una portada que deja la imaginación volar mientras uno escucha lo que esconde en su interior. Confeccionada por Winfried Reinbacher que continuo su colaboración con la banda tres discos más.

Ya desde su inicio con la intro de “Astral Entrance” y “Master of Sensation” uno parece que está escuchando un disco de los Pink Floyd, pero una vez que la voz de Frank Bornemann hace su aparición, Eloy toma su personalidad. Su inglés con acento alemán otorga un indudable carisma a la música. Los teclados de Detlev Schmidtchen han creado escuela, hipnóticos, martilleando los sentidos. Bajo, guitarra y teclado van abriéndose camino, surcando el espacio sideral para enganchar con “The Apocalypse” épica composición en tres partes que terminan de coronar la cara A. “The Apocalypse” con su vaporoso órgano omnipresente siempre como un telón de fondo crea un ambiente típico del progresivo de aquella época. Un ambiente frío, desangelado, por momentos dejándote caer en una aletargada y placentera narcosis. Parte de ello lo consigue la dulce voz de Brigitte Witt que sobrevuela con pinceladas “the Vison-Burning” el ecuador del tema.

Con ello llegamos a ”Pilot to Paradise” que abre la cara B con unos ritmos más pegadizos y más progresivos¨; las guitarras eléctricas están más presentes, combinado empíreos arpegios con trallazos más férreos. Siempre la voz de Bornemann subyugando como en “De Labore Solis” un tema que fue el primero que escuche de la banda hace años en una cinta que me confecciono un amigo, en donde Eloy compartía protagonismo con otras bandas como Pavlov’s Dog y/o Man; aquella cinta me hizo descubrir muchos grupos y seguir amándolos. “Mighty Echoes” sigue con la misma tónica que el resto de las composiciones, es decir un trabajo fabuloso de teclado y certeros riff de guitarra. “Silent Cries and Mighty Echoes” es tan esencial como perfecto, un disco implacable para los oídos.

Sin duda alguna este es el disco más Floydiano de la obra de Eloy. He leído muchas críticas y comentarios declarando que Eloy copio a Pink Floyd en un montón de cosas en este disco. Sin embargo, oigo su influencia pero no la copia, ni el plagio. Muchos escucharan ecos de “Shine on You Crazy Diamonds” de “Echoes”, pero no se dejen engañar; “Silent Cries and Migty Echoes” tiene su propia personalidad y merece estar en el panteón de los grandes discos de lo que se llamó el rock cósmico. Una música que tomaba su inspiración en los viajes de LSD y las novelas de ciencia ficción. Este disco llego justo después del increíble álbum “Ocean” que fue su gran éxito, y supieron mantener el mismo nivel de alta calidad, llegando a su apogeo de su carrera creativa. Una obra maestra de la época de oro del Progrock.

Luego siguieron pero nunca volvieron a estas cuotas a pesar de lanzar discos tan interesantes como Colours y Ra.

Sobre el autor

Tsi – Na – Pah estudió Bellas Artes y más tarde cocina. Actualmente recorriendo Andalucía vendiendo y comprando viejos vinilos. Apasionado del rock progresivo y del rock americano de los setenta. Colaborador en distintas revistas musicales y tiendas de música en la época donde se vendía música de verdad.

Publicidad

4 Respuestas a LOS IMPRESCINDIBLES DEL PROGRESIVO. PARTE V: Eloy

  1. Luis Cifer dijo:

    No los conocía, gracias por el aporte. Les daré unas cuantas escuchas que veo que las merecen. La influencia Pink Floyd es innegable pero parece que tienen algo propio que aportar.

    • Tsi-Na-Pah dijo:

      Gracias amigo Cifer, es un grupo con unos cuantos discos maravillosos.Merecen que se indague en su discografia.

  2. Fernando dijo:

    Maravilloso grupo con un sonido perfecto y armónico, tengo toda su discografia, muchas gracias por este tipo de artículos, casi nadie comenta porque seremos muy pocos los que disfrutamos del Rock Progresivo, pero ojala sigas así ya que he leído los anteriores y he conocido bandas que jamas en mi vida había escuchado

    • Tsi-Na-Pah dijo:

      Gracias Fernando, espero que lo que aun queda por venir tambien sea de tu agrado, solo vamos por la letra E…quedan muchas!Lo mas dificil es elegir un grupo en ciertas letras donde hay muchas grandes bandas.En la E es evidente que podia haber hablado de E,L,P, pero justamente era demasiado evidente.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *