Más allá del hype que puedan suponer la banda de Athenar, que se ha colado en alguna que otra gran revista que de vez en  cuando trata de redimirse dedicando algún artículo al heavy metal, Midnight es una de esas bandas que personalmente me hace disfrutar de modo extremo. La herencia nunca disimulada de Venom y Mötorhead con el obvio espíritu punk, más esa fijación blasfema que les hace circular entre el black metal, el speed metal y el heavy metal como manía  persecutoria para impregnar la etiqueta de rigor. Directos y al grano que no por ello con menos jugosidad que otros que parecen empeñados en rodear de opulencia su propuesta, tan necesario seguramente como esto, que durante los escasos 26 minutos que ocupan las diez canciones de Hellish Expectations, no hace prisioneros.

Esa forma de sonar la guitarra en «Expect total hell» no necesita definiciones ni añadidos varios, ya sabemos de donde viene, en que lugar hace parada para beber de sus fuentes. Rabioso, árido y ácido, oscuro como el metal antes de la oscuridad del Black metal nórdico y otras maneras de invocar los demonios. «Gash scrape» en como una antesala del thrash metal antes de que este fuese inventado, una sobremanera de exceder el heavy metal a posturas más duras cuando aún no sabíamos lo que estaba por llegar y que Midnight rescatan y ondean con orgullo. Las líneas de la evolución terminan muriendo en callejones sin salida donde no se asoman ni los gatos en busca de roedores, cuando carecen de sentido, y me atrevería a decir que refiriéndonos a Midnight es el caso, porque si algo tienen de adictivo sus canciones es esa no necesidad de salirse de madre.

«Masked and deadly» ofrece recreaciones más «melódicas» y un riff de retumbe épico. «Slave of the blade» es puro heavy metal en modo armageddon. «Nuclear saviour» excava en los panteones más oscuros del thrash… y así podría seguir hasta «F.O.A.L.» que pone punto y final a este disco, que desconozco que impresión causara en todos vosotros pero que a mi desde luego, no solo no me defrauda sino que es capaz de ponerme a mil en cuestión de segundos. 

Midnight – Hellish expectations

by: Carlos tizon

by: Carlos tizon

Licenciado en el arte de apoyar el codo en la barra de bar. Comencé la carrera de la vida y me perdí por el camino, dándome de bruces con el rock and roll. Como no pude ser una rock star, ahora desnudo mi alma cual decadente stripper de medio pelo en mi blog, Motel Bourbon.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

Te puede interesar

Alive – John Serrano

Alive – John Serrano

Once temas son los que componen “Alive”, el disco del aún desconocido John Serrano. Y digo aún, porque es la clase de músico/compositor que debe ser la que la gente conozca; antes de esas músicas manidas que contaminan las ondas. El álbum se inicia con “Oh Well” con...

Stereozone – Todo Mal

Stereozone – Todo Mal

Sí, otro disco de 2023 y no me acabo de centrar en este 2024 en tanto en cuanto a novedades discográficas reseñadas por aquí. Al menos sé a ciencia cierta que los discos que se pasan en estos tiempos por aquí son jodidamente recomendables... y encima de nuestro...

Alive – John Serrano

John Serrano – Alive

Se supone que hay que pensar antes de escribir, aunque los textos poéticos anteceden al pensamiento. Así que lo que voy a hacer es escuchar las canciones de este magnífico disco que se publicará el día 24 de este mes, para soltar mi mente y comprobar qué efecto tiene...

Blue Öyster Cult – Ghost Stories

Blue Öyster Cult – Ghost Stories

Anuncian nuevo disco de los veteranos Blue Öyster Cult y yo me entusiasmo.  Normal, luego de verlos volver a la vida de una forma tan tremenda con su disco del 2020 “The Symbol Remains”.  Habían pasado 20 años desde su último lanzamiento y lo hicieron muy bien, con la...

Greyhawk – Thunderheart

Greyhawk – Thunderheart

No me voy a esconder ni aunque me fuera la vida en ella. El heavy metal de corte netamente ochentero de los norteamericanos Greyhawk. Los sonidos propios de la forma y manera de entender el heavy metal se hacen visibles a través de las canciones de este...

Pin It on Pinterest