Océanos. Llenos de krakens y vertidos tóxicos, inmensas cantidades de agua en la que ahogarse. La vida del pez más grande suele ser corta y dura. Mantener una posición semejante requiere un continuo y arduo esfuerzo, rara vez recompensado. Los pescadores y buques de guerra amenazan a cada orilla y de norte a sur.

De entre los arrecifes de coral, surge una morena que te devora en un santiamén. Así es la vida del músico, de cada uno de nosotros. Y un día aparezco yo, con mi característica cojera, soltando improperios y golpeando piedras cual demente.

Y no se os ocurre otra cosa que darme unas botas aladas.

A mí. Un pobre pececillo cojo.

La hostia se veía venir de lejos. No por el alcoholismo, ni por las tendencias suicidas, ni por la adicción a las pastillas para dormir. Si no porque cuando alguien quiere hacer algo, normalmente lo hace. Mejor o peor. Y algunos irlandeses, a parte de ser incapaces de morir, somos especialistas en darnos una buena hostia.

Y, en realidad, no sé que sería de mí a día de hoy de no haber regulado la potencia de esas botas (al menos en el pie bueno) y haber dado un giro de ciento ochenta grados a mi vida. Esta web, mi música, la terapia, la música, el vivir de día, escribir, la música, Sportula…

He tenido cientos de Mercurios en mi vida. Quizá ninguno como Isabel. Por eso casi la pierdo.

Pero no me apeteció seguir perdiendo partes de mí. Ni personas preciosas.

Así que voy a las personas preciosas, como ella, o nuestro poeta Ángel Ferrer, o mi editor Rudy Martínez, o Raúl Lupiáñez de Somewhereout, o Abraham Linares de 41 Ravens.

Peluso, de Guardianes del Metal, al que vi despegar hasta convertirse en lo que es hoy, una parada imprescindible si quieres que tomen en serio lo que haces en la comunidad. No es necesariamente mi caso, como cualquiera que observe el tiempo necesario comprobará, pero sí que lo es aplaudirles a él, y a Frank de Trueno Metálico, incansable en su prosa y su pasión por la música, toda ella. A Santi, Juanma (Tears of Clown: escuchadlo) y todo el equipo de Nación Metallica Podcast, por los mismos motivos y la amistad tan especial que se ha forjado entre nosotros.

El puto Carlos Tizón, colega. Hubiera alquilado dos años de habitación en Motel Bourbon. Eran otros tiempos para Johnny Boy. Ahora me paso cada día a tomar café, que conste.

A mi Berni Botcher. Félix Morales, nuestro flamante compañero de tinta y pergamino y nuevo bajista en mi diabólica red con forma de as de picas; a Nacho, a.K.a Mr. Ennos Darville –deberíais apuntar también a este último, por la cuenta que os trae–, a todos los músicos con los que he tocado en el pasado y espero volver a encontrarme.

Y en este momento de mi vida, hoy, que he recuperado algunas de las cosas que más quería…

A mis hermanos en armas Orestes Miñán y Carlos Vargas. Tantísimos años de cariño y crecimiento. Tantísimo aprendido y por aprender. Nos multiplicamos juntos. Recuperar a ambos en mi vida ha sido lo mejor que he hecho desde que estoy en contacto de nuevo con Laura, e Isabel volvió a mi vida, de la que nunca se había ido, en realidad.

Gracias a Ozono3.

Gracias a todos por existir. Y a ti, lector imprudente, si no los conoces… O bien eres un necio o bien buscas cada uno de sus portales y nombres en todas las redes sociales y empiezas a seguirlos como un loco. TODO. LOS YOUTUBES. LOS BANDCAMPS. Compra en sus bandcamps. Ahora.

No acepto un no por respuesta. De verdad. De verdad que no, os lo firma mi ex-psiquiatra. Busco la carta que acabo de romper y se la envío a Ángel, que la suba, os lo prometo. El «no», no lo llevo bien.

Tuyo, siempre

John Serrano

by: John Serrano

by: John Serrano

Multi-instrumentista, vocalista y productor independiente. Ilustrador. Autor. Escribiendo para Sportula y Rock the Best Music. Vampiro inmortal.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Un millón de gracias a vosotros por compartir mi pasión. Seguiremos con las antenas parabólicas bien sintonizadas! Abrazo fortísimo, David.

Te puede interesar

la no vida

la no vida

la no vida "El veneno fue la cura". Megadeth   Empecé a pasarlo mal demasiado pronto, vivía sin vivir, sufriendo con todo el cuerpo; sin espacio para la expresión del dolor, —como hacen los artistas. Las respuestas han llegado tarde, —ha sido necesario mirar...

el oficio

el oficio

A veces, son más las ganas que la propia escritura. Si me adelanto no consigo nada bello. Sin embargo cuando inesperadamente brota una idea, incluso sin ganas, escribo y me sorprendo a mí mismo navegando entre ese mágico espacio intermedio entre lo que es y lo que no....

es posible

es posible

Es posible que los miembros de una familia se sienten a la mesa y no se encuentren nunca. Hay ingenieros trabajando en esto. Es fácil y probable, que al pasar los años, se desconozcan cada vez más. Solo en ocasiones, llegarán a coincidir en el presente. Cada uno con...

belleza

belleza

Era tan guapa que no llamaba la atención; como le pasa a todo lo que es inalcanzable.  

esta paz

esta paz

Esta paz blanca, esta quietud sin significado que me envuelve, se quiebra por el canto de un pájaro; extensión de la alegría incontenible de Dios.  

Pin It on Pinterest