Frank Meyer es un tipo que raramente lo vas a ver desocupado, sus distintas facetas le hacen estar siempre al pie del cañón. Dentro de poco -mayo- lo tendremos en nuestro país con Trading Aces, una banda cuyo disco sale a finales del mes que viene y que es un auténtico cañonazo de rock duro y guitarrero. Sobre Trading Aces y otras historias hablamos un buen rato:

 

Hola Frank, ¿cómo andas?, seguro que bastante ocupado…

Así es amigo. ¡Haciendo un montón de música, dirigiendo un montón de videos y tocando un montón de conciertos!. Y finalmente vuelvo a España, de gira con mi nueva banda, Trading Aces, así que muy excitado!.

¿Por qué no nos cuentas como surge Trading Aces?

Durante la pandemia, cuando todas las bandas habían parado de girar y el negocio del espectáculo echó el cierre, comencé a buscar a otros artistas con los que colaborar grabando en casa. Escribí algunas canciones, hice algunas sesiones. Uno de los tipos que se apuntó fue Kory Clarke de Warrior Soul, del que soy un gran fan. Hablamos de componer juntos, pero como la banda estaba ahí y todo estaba parado, hicieron un disco de versiones para ganar algo de tiempo hasta que pudiesen reunirse de nuevo. Me preguntó si estaba interesado en hacer coros y tocar algunos teclados y aquello terminó siendo el disco «Cocaine and other good stuff».

Fue como conocí a JJ Watt y a Dennis Post de la banda británica The City Kids, porque ellos estaban tocando en Warrior Soul. Pronto cante todas las partes de lo que se convertiría en en E.P. «Filth and the rats» y estos tipos estaban tocando y ayudándome en el disco de Eddie Spaghetti, en el que también estaba trabajando desde casa. Compuse mucho con Dennis Post y rápidamente se convirtió en mi guitarrista favorito con el que trabajar, así que embarcamos al batería de Warrior Soul, Ivan Tambac y al bajista Bjarne Paamand Olsen y comenzamos a trabajar en lo que se convertiría en el disco de Trading Aces, «Rock ‘n’ Roll homicide».

¿Cómo contactaste con Iván?

El estaba tocando con Warrior Soul cuando yo trabajé en «Cocaine and other good stuff» y rapidamente Dennis y yo lo embarcamos en los Aces. Es un batería matador y un gran tipo.

«Rock and Roll homicide» sale a finales de abril. ¿Qué sensaciones tienes respecto a este disco?

Saldrá de la mano de Ripple Music el 21 de abril y no podríamos estar más felices por como ha resultado todo. Hemos buscado algo así como si Guns n’ Roses se encontraran con AC/DC y estos con Zodiaco Mindwarp, sonido sleaze metal y creo que realmente lo hemos clavado. ¡Es la música con la que crecimos!. Hay trallazos rockeros como «Hello hangover» y «Destination insane», rollo stoner metal en «Ain’t it a bitch», puro old school metal en la canción que da nombre al disco y en «Napalm bombs» y un cruce entre los Stones y Kiss en «Social disease».

Sin lugar a dudas en sus canciones reside el espíritu sleaze, la fuerza y franqueza del hard rock, guitarras a todo volumen…

¡Y tanto!. ¡Incluso hicimos una versión de Frank Zappa y otra de Van Halen para motivarnos como «guitar heroes»!. Definitivamente el asunto se centra en las guitarras con toneladas de solos rompedores. Dennis y yo formamos un duo de guitarras asesinas porque nuestros estilos son muy diferentes, algo así como Slash e Izzy en Guns n’ Roses.

Además, ya mismo estáis de gira por España…

Estoy muy excitado con mi regreso a España. Mi otro grupo, The Streetwalkin’ Cheetah ya ha girado por España y también lo hice con mi banda post-Cheetah, Sweet Justice e incluso con Cheetah Chrome de los Dead Boys. Siempre es impresionante. ¡Los españoles amáis el Rock and Roll y yo os amo por ello!

Yo estoy deseando veros en directo y os aseguro que mucha gente también. ¿Qué podemos esperar de Trading Aces en directo?, estoy seguro que energía a raudales…

Los conciertos van a ser pura energía en tu cara, puro Rock and Roll. Es literalmente la mezcla de The Streetwalkin’ Cheetahs y Warrior Soul para que te hagas una buena idea. Vamos a tocar entero el disco «Rock ‘n’ Roll homicide» más una selección de material de mi carrera con los Cheetahs, James Williamson, Eddie Spaghetti e incluso Thor, más una canción de la banda de Dennis, The Fashion y algunas versiones potentes de nuestros artistas preferidos como The Stooges, MC5, Motörhead… y todo así.

Me pones los dientes largos pensando la que nos va a caer encima. Por cierto, ahora mismo además de Trading Aces estás con Highway 61…

Si, Highway 61 es mi banda de blues rock de la época del instituto y la facultad en la que tocaba a principio de los 90 en la escena de Los Angeles, compartiendo espacio con grupos como The Hangmen, Burning Tree, The Havalinas, Broken Homes o Flies on Fire. Hicimos un montón de buena música y trabajamos realmente duro, pero nunca llegamos a firmar con ningún sello. ¡Nos reunimos el año pasado para hacer una canción y de pronto se convirtió en todo un disco!. Luego conseguimos un contrato discográfico después de tantos años y nos convertimos de nuevo en una banda de verdad. ¡Figurate!. Nuestro disco debut se llamará «Driving South» y va a salir el 7 de abril a través de Rum Bar Records. El sonido es más orientado al rock clásico que con Trading Aces o The Cheetahs. Rollo a lo Tom Petty, Stones, Stevie Ray Vaughan.

 

 

Por cierto, hay una historia fantástica detrás de Highway 61 sobre amistad, el poder curativo de la música…

Como te contaba, Highway 61 se acabó en 1993, pero seguimos siendo amigos. Fue una circunstancia desagradable la que llevó a reunir de nuevo a la banda. En 2020 cuando  nos golpeaba la pandemia, nuestro guitarrista Andy Medway fue diagnosticado con Leucemia. Después de un año de quimioterapia, le hicieron un transplante de medula ósea, que requería mas de un año de recuperación y aislamiento al que siguió una serie de complicaciones y contratiempos. Le animé a comenzar a tocar la guitarra de nuevo para mantener su mente ocupada y de repente comenzó a disparar ideas. El verano pasado, nos reunimos por primera vez en décadas en Kitten Robot Studios en Los Angeles con el productor Paul Roessler (The Screamers, 45 Grave, Nina Hagen) para grabar «Driving South».

El disco también es un homenaje a nuestro mentor Alan Mirikitani, el guitarrista de blues de L.A., BB Chung King que desgraciadamente falleció en 2015. La canción «Walk on water» y «Breath Away» contienen solos inéditos de Mirikitani grabados con nosotros en 1992. De hecho, en «Walk on water» también aparece su hija Alana Mirikitani haciendo coros y el armonicista de Buddahead, Kellie Rucker que toca en «Bad Day». Todo se convirtió en un círculo cerrado.

Una historia fantástica, y es que la música mueve el mundo, ¿no crees?

¡Definitivamente creo que la música puede cambiar el mundo y salvar vidas!. ¡Tan solo echa un vistazo a Highway 61!. No estoy tan seguro de si Andy aún seguiría aquí si el no hubiese comenzado a tocar música otra vez.

Antes has mencionado a The Streetwalkin’ Cheetahs. Estáis de nuevo a tope, videoclip, tributo a GG Allin…

Yeah, estamos grabando un nuevo E.P. para Heavy Medication Records y también la canción «Occupation» para un tributo a GG Allin. Además Rum Bar Records recientemente ha reeditado nuestro disco «One more drink» en edición deluxe con un bonus track llamado «Victim of the service Industry». Hay también un videoclip del nuevo single llamado «Bad vacation» que he dirigido. Rum Bar también ha lanzado «All the covers (and more)» el año pasado, un disco doble que aglutina todas las versiones grabadas por The Cheetahs. Hay un puñado de invitados especiales como Cherrie Currie, Wayne Kramer, Deniz Tek, Jimmy Pero, Jeff Dahl y muchos más. Incluso mi hermano, ¡el actor Breckin Meyer aparece!

Tú hermano tocó en «Carnival» que estaba en el disco «Guitars, guns and gold», disco que por cierto adoro…

Breckin era el batería original de The Streetwalkin’ Cheetahs y tocó en las primeras demos, muchas de ellas han ido apareciendo luego o en recopilatorios de rarezas como «Guitars, guns and gold».

Bien, recapitulemos. Tenemos de momento sleaze rock, hard rock, rock americano, punk rock… hablando por cierto de discos que amo por encima de todas las cosas, «Motherfuckin’ Rock and Roll»…

Conocí a Eddie Spaghetti en los 90 cuando Supersuckers nos llevaron a The Streetwalkin’ Cheetahs para el tour de «Evil powers of rock and roll» y somos buenos amigos desde entonces. Cuando la pandemia nos golpeó, fue el primero en el que pensé para colaborar. Lo habíamos estado hablando durante años. Grabamos una canción escrita por él llamada «Shit’s fucked» y una versión de Tom Petty, «Jammin’ me» para Acetate Records, luego fichamos con Kitten Robot Records para hacer un disco completo y se convirtió en «Motherfuckin’ Rock and Roll». La parte más guay fue grabar la versión de The Knack («My Sharona») con su guitarrista Berton Averre haciendo el solo, y la versión de Kix con Brian Forsythe en la guitarra solista. !Luego le comentamos de tocar en el resto del disco¡. Así fue.

Ojalá otra colaboración con Eddie pronto…

Eso espero yo también. Hemos hablado sobre ello y tengo algunas ideas para canciones nuevas que hemos ido probando, pero necesitaríamos arañar algo de tiempo para acabarlas y llevarlas al estudio.

 

 

También has grabado con otro mito del Rock and Roll, James Williamson y además por si fuera poco, escribiste para su disco con Denis Tek…

Conocí a James Williamson a través de Cheetah Chrome de los Dead Boys cuando yo estaba de guitarrista de gira con Cheetah y su banda. Conseguimos abrir para uno de los shows de James en la gira de su disco «Re-Licked» en el que estaba haciendo una selección de cantantes cantando canciones de Iggy and the Stooges. No conocía a James aún pero Cheetah le dijo que yo sería un buen cantante y que me conocía el material, así que si él necesitaba alguien más, me llamase. Y lo hizo. Canté dos canciones esa noche con gente como Lisa Kekaula, Jello Biafra o Allison Mosshart y fue increíble. Luego, un año más tarde él me llamo después de que los Stooges hiciesen su última gira de reunión  y dijo que necesitaba un cantante y un escritor para material nuevo en el que estaba trabajando, me preguntó si me interesaba. ¡¡¡HELL YEAH, ESTABA INTERESADO!!!.

Así que me mandó cuatro ideas y escribí las letras mandándosela de vuelta en unas demos grabadas en mi estudio en unas 48 horas. Estaba impresionado y de repente escribimos más canciones, llamamos a la gran Petra Haden (Haden Triplets, Mike Watt, That Dog) para que se uniese en las voces y vino al estudio para grabar el disco. No estaba seguro si era un disco en solitario de James o que hasta el último día de grabación cuando se volvió hacia Petra y le dijo, «esto me parece una banda. ¿Queréis formar una banda?. ¡Demonios, si!.

Grabamos y lanzamos el disco de Pink Hearts, «Behind the shade» y tocamos algunos conciertos (que fueron alucinantes) y luego al año siguiente, James me llamó y me preguntó si podía ayudarle a él y a Deniz Tek con algunas letras e ideas para las voces en un disco en el que estaban trabajando. Terminé coescribiendo tres canciones para ese disco, «Two to one». Ya conocía a Deniz de cuando The Cheetahs grabamos algunas canciones de Radio Birdman con él a mitad de los 90. Grandes tipos con los que es muy fácil trabajar.

Tío, has trabajado con la puñetera realeza del Rock and Roll, Deniz Tek, James Williamson, Eddie Spaghetti, Brian Forsythe… sé además que tienes una relación muy especial con la familia Zappa. 

Crecí con la familia Zappa,  prácticamente me críe en su casa. Conocí a Ahmet y Moon cuando estaba en primaria. Ahmet es más joven que yo así que él estaba en el jardín de infancia. Fuimos al colegio y al campamento de verano juntos. Luego me encontré con Dweezil cuando yo tenía 12 años, justo antes de que él grabase su primer single, «My mother is a space cadet» con Eddie Van Halen. La primera vez que vi a Dweezil me preguntó si sabía tocar la guitarra y cuando le dije que un poquito, puso su guitarra en mi mano y me dijo. «muéstramelo». Toqué unos cuantos acordes que sabía y rápidamente se propuso enseñarme a tocar mejor. ¡Creo que no quería un guitarrista malo alrededor suya!.

Cuéntame algo sobre Frank Zappa…

Frank giró muchísimo, pero cuando no estaba en la carretera siempre estaba en el estudio que tenía en casa. Y en la casa de los Zappa, el estudio siempre estaba abierto a los niños, así que solíamos revolotear por allí y ver como grababa. Incluso sampleo mi voz en su Synclavier (una temprana versión del sampler) para mostrarme como funcionaba y luego añadió a  mi voz  un teclado y una batería para que pudiese tocarlas. Otra noche, le pregunté si estaba trabajando y me sentó frente a la consola, comenzó a tocar botones arriba y abajo y puso una mezcla de «G spot tornado» del disco «Jazz from hell» para mi a todo volumen. Me voló la cabeza. Otra vez me senté en un círculo de guitarras con Frank, Dweezil, Steve Vai. Sin duda era el peor de todos, pero  eran fantásticos y me invitaron a unirme a ellos. ¡No hay duda de por que me hice músico!.

Wow, ¡vaya historia, amigo!. Te voy a contar algo, soy un orgulloso metalhead, así que imagino que sabrás que te tengo que preguntar por Thor…

Yo era un enorme fan de cualquier cosa teatral o del shock rock cuando era un niño y amaba a Alice Cooper, The Plasmatic, W.A.S.P., Armored Saint, Rogue Male y por supuesto, Thor. Su primer material era realmente grande, y sus conciertos flipantes. Tenía un vídeo  Betamax de él en el Marquee cuando era un crío y lo adoraba. Más tarde, cuando estaba escribiendo para este magazine de New York llamado POPsmear, entrevisté a Thor y nos hicimos amigos. Su vida era como una versión real de Spinal Tap y me fascinaba. Es más, es el tipo más encantador del mundo. Desde entonces, le he producido, escrito y tocado en sus discos «Metal Avenger», «Thor against the world», «Alliance», «Hammer of justice» y «Rising» y además he tocado en muchos conciertos con él. También coproduje el documental sobre su vida, «I am Thor» y aparecí en la película varias veces. Es realmente un gran amigo y quiero mucho a ese tipo.

 

 

Es increíble la cantidad de música distinta que llegas a tocar…

La razón por la que toco en tantas bandas es simplemente porque escribo canciones de muchos estilos y no es posible que una sola banda pueda encontrar una audiencia tan diversa. ¡O se mantenga al día conmigo!. Saco unos tres discos al año a través de múltiples proyectos y todos ellos son musicalmente diferentes. Aunque supongo que podrías decir que todos ellos a fin de cuentas son variaciones del Rock and Roll.

Que te parece si hablamos un poco de tú carrera como director de cine y videoclips…

A principio de los 2000, después de ser padre, decidí no girar durante un tiempo así que me moví hacia la producción de cine y televisión digital. También estaba escribiendo para revistas y al nada comencé a escribir libros, pero tuve un trabajo en la NBC donde edito, produzco y dirijo. Desde entonces he trabajado con una gran variedad de compañías como director y productor, como guitarrista de la compañía Fender, con Tonal, Esquire Magazine, AXS TV, Universal y muchas mas. También he dirigido tres documentales y muchos videoclips.

Te has encargado de dirigir los videoclips de Highway 61, Trading Aces y Streetwalkin’ Cheetahs…

He dirigido un montón de videoclips de varias bandas, simplemente para cubrir gastos (porque realmente disfruto haciéndolo). También los edito. Solamente este mes hay un nuevo videoclip de Highway 61, otro de Streetwalkin’ Cheetahs y el de Trading Aces, y loshe dirigido y editado.

Tengo que preguntártelo, porque sé que has dirigido algún videoclip suyo. ¿Están realmente tan locos  The Dwarves?

He conocido a esos tíos desde hace mucho tiempo. Muy buena gente. Pero cuando los conocí ya se habían calmado un poco, ¡en esos momentos Blag Dhalia era menos probable que te diera una paliza si te acercabas a él!. Siempre me ha gustado Blag y a él le gustan los vídeos que dirigí para Eddie Spaghetti así que me preguntó sobre trabajar juntos. Quería hacer un par de horror videos para su próximo disco, por lo que yo estaba muy excitado con la idea de hacer una gran película freak de terror. Ahora estoy dirigiendo dos vídeos de Dwarves antes de irme de gira con Trading Aces a España. ¡No puedo esperar!.

Enumeremos. Músico, director… y como bien has dicho, escritor. El año pasado me leí la biografía de Dave Mustaine que escribiste con él. Me encantó, pero la sensación de que debe de ser un tipo con el que es complicado trabajar…

Uno de mis primeros trabajos en el negocio del espectáculo fue en los Music Grinder Recording Studio en Melrose Place cuanto tenía 16 años, donde Megadeth estaban grabando «So far, so good… so what?». Básicamente me dedicaba a poner los micros y llevarles a Taco Bell. Años más tarde, después de escribir el libro «On the road with the Ramones», tuve una llamada para reunirme con Dave Mustaine y hablar sobre trabajar en su primer libro. En un Starbucks, le recordé que le conocí en los 80 y rescaté un montón de recuerdos de aquellas sesiones de grabación que lo dejaron alucinando. ¡»Estás contratado»!. Trabajé en el libro que terminaría siendo «Mustaine: a Heavy Metal memoir», pero cambió de manos a la hora de publicarse unas cuantas veces y al final terminé siendo uno de esos editores. Nunca he tenido ningún problema trabajando con Dave, la verdad. Siempre ha sido muy amable conmigo, estaba super centrado y trabajó realmente duro. Soy un gran fan suyo.

Si tuvieses que elegir uno solo de tus libros…

«On the road with the Ramones» fue el primer libro que escribí. Estaba trabajando en la misma oficina que Lonn Friend de RIP Magazine, cuando el se fue a la división de publicaciones de Sanctuary Music. Lonn me presentó al tour manager de los Ramones, Monte Melnick quien estaba buscando un escritor para reflejar su historia vital en los Ramones. Monte y yo conectamos bien y terminamos mudándonos a su apartamento en Queens para escribir el libro. Entrevisté a todos los que estaban relacionados con los Ramones y excavé en la increíble memorabilia que posee Monte. Incluso hice unas cuantas firmas de libros en Tower Records y Virgin Megastore con los miembros supervivientes, Arturo Vega, John Holmstom, Allan Arkush, Monte y yo. Así que ese libro y la experiencia de escribirlo es muy especial para mi.

Frank, muchas gracias por tu tiempo y tu paciencia. Espero verte en Jerez en unos meses. ¿Quieres añadir algo más?

Ha pasado mucho tiempo, amigos. Estoy deseando de veros a todos de nuevo. Venid a conoced a Trading Aces y saludadme. Estaremos tocando todo el disco y un puñado de canciones de mi carrera y de las bandas que amo. ¡Estoy impaciente por rockear con vosotros!.

 

by: Carlos tizon

by: Carlos tizon

Licenciado en el arte de apoyar el codo en la barra de bar. Comencé la carrera de la vida y me perdí por el camino, dándome de bruces con el rock and roll. Como no pude ser una rock star, ahora desnudo mi alma cual decadente stripper de medio pelo en mi blog, Motel Bourbon.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Maravilla de lista...muchos d ellos estarían entre mis 100 favoritos pero sería interesante saber los 200 q s quedaron fuera😆

Te puede interesar

Entrevista a James Vieco

Entrevista a James Vieco

Con la salida de su tercer disco en solitario, David Galeote queda con James Vieco para hablar sobre el proyecto en solitario y sus planes de futuro. https://youtu.be/mkUFBsfcoDM  

Entrevista a John Serrano

Entrevista a John Serrano

Hoy traemos a esta sección de entrevistas a uno de los mejores músicos que se pueden encontrar en nuestro país. John Serrano. Estamos hablando de un músico disciplinado, maduro (la vida obliga a ello) y muy prolífico. Si queréis saber cómo se gestan las canciones y...

Entrevista a Nonexister

Entrevista a Nonexister

Con motivo del lanzamiento de su disco debut "Demons", David Galeote ha podido hablar con su cantante y compositor Nik Leuthold para hablar de la banda y del futuro, en una amena entrevista en castellano, sin necesidad de traductores ni subtítulos....

Entrevista a Vaire

Entrevista a Vaire

Tras hacer la reseña de su segundo disco "Catarsis", David Galeote entrevista a su tocayo David Nadal, cantante de Vaire, para hablar del disco, de la grabación y de la banda en una entrevista que os ayudara a descubrir esta banda emergente muy recomendable....

Pin It on Pinterest