Mucha ansia y más expectación había por ver la adaptación al cine de uno de los libros más caústicos y reveladores del ‘Rock’N’Roll Way Of Life’ como es The Dirt, la Bio de Mötley Crüe contada por sus cuatro protagonistas. Muchos de nosotros, amantes de las aventuras y desventuras de Nikki Sixx, Tommy Lee, Vince Neil y Mick Mars, esperábamos este momento como agua de mayo a pesar de que un servidor estuviese un poco receloso tras haber visto Bohemian Raphsody y no acabarme ni mucho menos. Lo que sí he tenido claro todos estos días de marzo hasta que nos llegó The Dirt es que ni de coña podían acometer este tipo de peli desde una perspectiva amable y edulcorada para el gran público, la carrera de los Crüe no está llena de momentos dulces… ¡¡¡ni es para el gran público!!!, ¡ni mucho menos! y, bueno, qué queréis que os diga, el morbo y los excesos son los que marcaron la pauta del libro por lo que era practicamente imposible que las fiestas y los excesos de todo tipo no quedasen reflejados de algún modo…

Y bien, en líneas generales es un largometraje muy entretenido, eso sí, que nadie se espere dramones o una puesta en escena sería y cuidadosamente dramática, el que espere esto de las peripecias de los Mötley perderá el tiempo. The Dirt (2019) es una película simplemente correcta que sacia la sed de ver en imágenes un producto tan desvergonzado contado de forma excepcional y sin censuras en las páginas de la icónica bio. La putada de todo esto es que se te hace corta la película, muuuuuy corta. Si bien la primera parte tiene un ritmo cojonudo combinando momentos más serios entre los complejos familiares de Nikki y la enfermedad de Mick, junto con las primeras fiestas, primeras folladas a go go y primeras incursiones en sustancias peligrosas varias… además de triunfos artísticos, claro está; la segunda parte pierde parte de su encanto inicial, me da la impresión que quieren acelerar demasiado la trama tratando sólo en la superficie la ‘crisis creativa’ (en realidad nunca me pareció una crisis…) por la que pasó la banda en los 90’s  (aquí dan a entender que es porque Sixx no quería simplemente alcohol ni drogas en las giras), sus proyectos personales y, lo que más me jode, que es la poca consideración que tienen con John Corabi y el muy buen disco que se marcaron (Motley Crue (1994)) con él esbozado en un mísero momento su paso por la banda. En fin, no me quiero extender más ni espoilear demasiado, han quedado muchas cosas por contar. En mi opinión éste proyecto debería de haberse planteado como una serie de 6/8 capítulos porque la vida de la banda da para eso y para mucho más aunque, bueno, no seré yo quien se queje demasiado con unas interpretaciones/caracterizaciones realmente creíbles, una trama aceptable y una veracidad en los hechos contados certera (en los créditos finales se ratifica un poco) casi al 100% como, por ejemplo, el ‘momento Madman‘ jo, jo. No debes perdértela, te lo vas a pasar en grande!!!…

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Comparte

cuéntaselo a los colegas