Arden las farolas. Llevan toda la noche iluminando la ciudad. Testigos mudos de la vida anónima de aquellos que se mueven en la soledad de la oscuridad. Marco perfecto para pasiones y sobresaltos. Huyo del sol incluso antes de que falte poco para que salga. Busco un lugar abierto donde huela a humo y alcohol. Donde nadie me mire al pasar ni juzgue que vengo a buscar. Camarero ponga un bourbon. Dos hielos por favor. El día es para los turistas. La noche para él que gusta de indagar en sus placeres y misterios. Vuelva a llenar la copa, que el reloj hace tiempo que se me paró. Miradas cruzadas. Insinuaciones que terminan en la barra del bar. Historias de gran ciudad sin importar su volumen ni densidad. Y una canción sonando en el aire. Juramentos eternos que duran hasta la madrugada al amparo del rock and roll. El ambiente perfecto para disfrutar de la nueva declaración de amor del chico Mafia, del eterno luchador del rock and roll que vendió su alma a Thunders y Risi en un oscuro callejón a cambio de predicar su palabra sin pudor.

Nota: 95

Star Mafia Boy nos ofrece “Glam”, nunca un título reflejó mejor una forma de entender la vida, el entusiasmo, el deseo. Star Mafia Boy no falla a la cita. Su nuevo disco rueda como una ruleta rusa en la que cualquiera de sus diez balas en formas de canciones te salva la vida. Esta vez ha inspirado con fuerza el espíritu Burning o eso me parece a mi. Sus letras callejeras, su chulería que no se aprende ni se disimula. Se tiene o no, así de sencillo y este tipo valgame los demonios que lo tiene. Por supuesto el rock and roll se hace verbo a cada momento, y Thunders sigue presente, al igual que los viejos sonidos se apoderan de este disco en el que la fuerza no se traduce en velocidad sino en potencia. El disco lo abre “La leyenda de Johnny Anfetamina” y no puedo evitar pensar en Madrid y sus barrios, sus rincones en los que dejé media vida cada noche. “Johnny Thunders”es un declaración de principios y es que Mafia en cada canción deja una parte de si para ti. “Madrid Star City” te hará bailar como aquellos garitos de Malasaña donde hay gente cada noche de la semana. No se a quien habrá dedicado “Desagradecido” pero cuando la escuche le va a joder y mucho. Bravo Mafia.

“Todo lo hago por tu amor” escupe intensidad y desesperación entre acordes de la vieja escuela. “Ahora quieres mi sangre” te mira de frente, ese ritmo te desafía, te invita a bailar. “Los Angeles” se torna guitarrero, potente, afilado y ese estribillo es puro Star Mafia Boy. “El chico” también es Mafia en su salsa. Tono canalla. Cara a cara. “Sueños rotos” es susurrante, delicada a la vez que peligrosa, un estupendo medio tiempo. ¿De donde venimos?.¿Donde nos encontraste?. La respuesta: “He’s got the power”, ahí la tienes. Star Mafia Boy nos trae su “Glam” y nos devuelve esa romanticismo decadente y chulesco que necesita el rock and roll para seguir convencidos de que no somos como los demás, que al final, si que esto es algo especial.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.