Esta semana nos ha dejado Stanley Donen, probablemente el director que mejor representa la comedia musical clásica estadounidense. Solo por ser el responsable, junto a Gene Kelly, de “Cantando bajo la lluvia” ya merecería un puesto honorífico en la historia del cine, pero si hurgamos un poco nos damos cuenta de la importancia y la elegancia que van unidas a su figura.

Inició su carrera con la maravillosa “Un día en Nueva York”, que le unió a Gene Kelly, pero su pasado como bailarín y coreógrafo en la MGM devino en el mejor director de la historia del musical estadounidense. “Bodas reales”, “Tres chicas con suerte”, “Siete novias para siete hermanos”, “Una cara con ángel” o “Siempre hace buen tiempo” son películas notables, donde la música y los bailes son un protagonista más, más allá de ser interpretadas por Frank Sinatra, Fred Astaire, Debbie Reynolds o Cyd Charisse.

Sus películas ganaron el Oscar a Mejor Banda Sonora por “Un día en Nueva York” y “Siete novias para siete hermanos”, pero nos dejó cintas fuera del musical tan geniales como “Charada”, “Dos en la carretera” o “Indiscreta”.

Sirvan estas pocas líneas para recordar la importancia y la figura de este clásico que, con 94 años, nos ha dejado, y este decálogo para conmemorar su jerarquía:

 

1.- Un día en Nueva York (1949)
2.- Bodas reales (1951)
3.- Cantando bajo la lluvia (1952)
4.- Siete novias para siete hermanos (1954)
5.- Siempre hace buen tiempo (1955)
6.- Una cara con ángel (1957)
7.- Indiscreta (1958)
8.- Charada (1963)
9.- Arabesco (1966)
10.- Dos en la carretera (1967)

 

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.