Llegamos al cuarto poema perteneciente al poema número XXXVIII, Un Fantasma, el cual está incluido en Las Flores del Mal. La obra de Charles Baudelaire. Se titula El retrato. Es un poema corto en el que Baudelaire retrata al Tiempo como causante de la lenta muerte diaria. Y deja claro que morimos de vida. Que la consumimos mientras los fuegos de la pasión arden dentro de nosotros.

 

LAS FLORES DEL MAL – CHARLES BAUDELAIRE

 

 

le portrait

 

La Maladie et la Mort font des cendres
De tout le feu qui pour nous flamboya.
De ces grands yeux si fervents et si tendres, 
De cette bouche où mon cœur se noya, 

De ces baisers puissants comme un dictame, 
De ces transports plus vifs que des rayons, 
Que reste-t-il ? C’est affreux, ô mon âme!
Rien qu’un dessin fort pâle, aux trois crayons, 

Qui, comme moi, meurt dans la solitude, 
Et que le Temps, injurieux vieillard, 
Chaque jour frotte avec son aile rude…

Noir assassin de la Vie et de l’Art, 
Tu ne tueras jamais dans ma mémoire
Celle qui fut mon plaisir et ma gloire !

 

 

el retrato

 

La Enfermedad y la Muerte forman cenizas
de todo el fuego que por nosotros ardió.
De esos grandes ojos tan fervientes y tan tiernos,
de esa boca donde mi corazón se ahogó,

de esos besos poderosos como un dictamen,
de esos tránsitos más rápidos que los rayos,
¿Qué queda? ¡Es espantoso, oh alma mía!
Sólo un dibujo muy pálido a tres lápices,

que, como yo, muere en soledad,
y que el Tiempo, insultante viejo,
roza cada día con su ala feroz…

Negro asesino de la Vida y el Arte,
¡No matarás nunca en mi memoria
la que fue mi placer y mi gloria!

 

 

 

Sobre El Autor

Melómano empedernido, me divierto traduciendo canciones y poesía. Me gusta escribir. Soy un eterno aprendiz y creo firmemente que todos tenemos el germen del arte en nuestro interior.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.