Canciones Traducidas: La Prisión de Cristal – Dream Theater

Publicado el 26/03/2018 | por Angel | En Papel, Especiales

La Prisión de Cristal de Dream Theater, es una canción que acaparó mi atención hace un tiempo. Es la primera melodía del álbum Six Degrees of Inner Turbulence que fue publicado en el año 2002. La agonizante historia que relata impacta desde el principio. Y las guitarras se encargan, junto a la batería, de transmitir esa sensación de ahogo que acompaña hasta el desenlace final con velocidad y precisión en la ejecución.

 

SIX DEGREES OF INNER TURBULENCE – DREAM THEATER

 

La Prisión de Cristal

 

Es astuto, desconcertante y poderoso
he sido hecho puré
es vigoroso, irresistible
estoy enfermo, cansado y abatido
es dominante invencible

Pierdo la memoria por momentos, pierdo el control
es arrollador, inextinguible
estoy sin fuerzas, tengo que dejarlo pasar

No puedo escapar de él, me deja débil
y desgastado
Ya no puedo soportarlo más, mis sentidos
están hechos girones y divididos
Me entrego sin esperanza, la obsesión está ganándome
estoy perdiendo la voluntad de vivir, admito la total derrota

Es un mortal descenso dando vueltas
he llegado demasiado lejos para dar marcha atrás
Es un desesperado intento, detén la progresión
en toda su dimensión, saca de mi esta obsesión

Estoy arrastrándome en mi prisión de cristal
un lugar donde nadie sabe
Mi secreto y solitario mundo comienza
estoy mucho más seguro aquí
Un lugar donde puedo funcionar
para olvidarme de mis pecados diarios

La vida está aquí, en mi prisión de cristal
un lugar que llamé hogar una vez
caigo en una nocturna dicha otra vez
estoy buscando a un amigo perdido
ya no puedo controlar
Sólo estoy esperando a que esta desesperanza termine

Corro rápido, por entre los restos del pasado
hay un destrozado muro, el de la prisión de cristal, tras de mi
Lucho contra el pasado caminando entre las cenizas
Hay un distante oasis ante mi
Lloro, desesperado arrastrándome arrodillado
estoy rogando a dios que pare la locura
Ayúdame, estoy intentando creer
estoy dejando de revolcarme en mi propia pena

” Hemos estado esperándote amigo mío”
estaba escrito en el muro
todo lo que se requiere es un poco de fe
sabes que eres igual que todos nosotros”

Ayúdame, no puedo salir de esta cárcel total por mí mismo
Sálvame, me estoy ahogando, estoy solo y desesperanzado
Cúrame, no puedo recobrar mi salud solo

Entro por la puerta
desesperado
sin pretender luchar más
Ayúdame a restablecer
mi salud
en este templo de esperanza
Necesito aprender
¿me enseñarás?
La pena arde
ayúdame a volver
a la humanidad
Seré valiente y profundo
para entrar en este templo de esperanza

Creo
trasciendo el dolor
estoy viviendo la vida
humildemente
he abierto mis ojos
a esta nueva odisea
de rigurosa honestidad
Serenidad
que nunca conocí
esta idoneidad mental
me ayudó a encontrar
coraje para cambiar
todas las cosas que pude

” Te ayudaremos a obrar el milagro
pero debes liberarte de tu pasado
cavaste el hoyo, pero no puedes enterrar tu alma,
abre tu mente y verás”
Ayúdame, no pudeo salir de esta prisión por mí mismo
Cúrame, no puedo restablecer mi salud solo

A lo lejos en la distancia, vi una puerta
traté de abrirla
intenté obligarla con toda mi voluntad
pero aun así la puerta no se abrió

Incapaz de confiar en mi fe
di media vuelta y caminé lejos
miré alrededor, sentía frío en el aire
asumí mi voluntad y la entregué

La prisión de cristal que una vez me retuvo, se ha desvanecido
Una larga fortaleza perdida
Estoy armado sólo con libertad
y la llave de mi predisposición personal

Caí de rodillas y oré
“Hágase tu voluntad”
Me di la vuelta, viendo una luz brillando
La puerta estaba abierta de par en par

 

 

Sobre el autor

Melómano empedernido, me divierto traduciendo canciones y poesía. Me gusta escribir. Soy un eterno aprendiz y creo firmemente que todos tenemos el germen del arte en nuestro interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.