Crónica de SURVAEL + Sun of the Dying + Tasmanian en Madrid, Sala Silikona, 10/02/2018

Publicado el 15/02/2018 | por David Galeote | Noticias

El sábado pasado volvimos a la sala Silikona con la invitación de la promotora Kivents a pesar de que en otras salas de la capital se celebraban conciertos muy interesantes, pero después de verlos el año pasado como teloneros de Kampfar en la Copernico, quería repetir con un directo de los madrileños Survael después de su gira presentando su primer disco “Savage Tales”. Para esta noche contaron con la colaboración de los también madrileños Sun Of The Dying y el debut del grupo Tasmanian.

A pesar del retraso de 15 minutos a la hora de acceder a la Silikona, el grupo telonero Tasmanian se subió al escenario a la hora indicada por los organizadores. El trío formado por guitarrista, bajista y batería de reciente creación, debutaban en el escenario y a pesar de buscar por las redes, no he encontrado información sobre ellos. En una actuación de 30 minutos fueron interpretando diversos temas instrumentales con abundantes bases rítmicas y muy repetitivas que no me llego a enganchar en ningún momento dejándome bastante frío aunque tuvieron el apoyo de familiares y colegas que desde el primer momento daban a la sala un buen aspecto. Les daré una segunda oportunidad en el futuro por si fue cosa mía o del debut.

Los siguientes en la noche fueron el grupo mezcla Doom y Death Metal Sun Of The Dying, presentando su primer trabajo “The Roar Of The Furious Sea”, que sacaron al mercado el año pasado. Aprovechando una intro compuesta por ellos mismos, el sexteto formado por el cantante Eduardo, los guitarristas Casuso y Roberto Rayo, el bajista Jose Yuste, el teclista David Muñoz y el baterista Diego Weser fueron ocupando sus puestos sobre el escenario bajo una iluminación azul que fue constante durante toda su actuación y un fondo donde aparecían imágenes de un mar embravecido. Apoyados por numerosa familia y amigos, el grupo se encontró cómodo sobre el escenario, con temas de ritmo lento intentando crear una atmósfera siniestra con partes solas de teclado y batería mientras la voz navegaba por la melodía sobretodo en un tono gutural aunque de vez en cuando se permitía recitar alguna parte o usar una voz melódica. 45 minutos de una actuación que me gusto bastante a pesar de la mala educación de parte de los presentes que no pararon de hablar durante el directo, fastidiando sobre todo las partes más íntimas de los siguientes temas: La intro “Overture”, “Abandoned And Forgotten”, “The Tide”, “Engraved In A Stone”, la presentación del tema inédito “Dyiing Light”, “All Is Nothing…Nothing Is All”, “From The Dead Stars” y el outro “The Roar Of The Furious Sea”. Banda que me sorprendió gratamente y espero volver a ver de nuevo.

Y les llegó el turno a Survael, banda que apuesta por la mezcla del Black Melódico con el Death Metal, ganando adeptos paso a paso con sus directos. Con la seguridad que les ha dado la gira que dieron el año pasado volvían a su casa con ganas de agradar desde el primer momento, el quinteto inicio su actuación con “Go Back Home” para recordar después su Ep “War Of The Wild” con el tema “Nighthowler”. Volvieron a su Lp con los temas “Green Eyes”, “Wild Side Of Life” y “Where The Sun Rises” antes de interpretar ya un clásico para ellos y que funciona muy bien en directo como es “Desperta Ferro” donde el cantante Miguel bajo del escenario un rato para buscar al antiguo cantante del grupo para cantar unas estrofas juntos y que se encontraba al fondo de la sala. Echando el resto para el final, interpretaron su tema más cañero “The Nature’s Revenge” antes de despedirse de todos nosotros con “The Queen Of Wrath” y recibiendo el aplauso de los presentes. Casi una hora de un buen directo, que me confirma que esta banda tiene bastante futuro por delante.

Noche que aunque empezó floja, mejoro con dos grupos a los que es recomendable escuchar y seguir para apoyar el panorama nacional, tan infravalorado por muchos.

Sobre el autor

Especie protegida que responde al olor del lúpulo fermentado, navega entre la música clásica y el metal extremo, para amargura de sus sufridos vecinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.