Poemas Traducidos: Mi Bohemia (Fantasía) – Arthur Rimbaud

Publicado el 20/01/2018 | por Angel | En Papel, Especiales

Mi bohemia, es el último poema que Arthur Rimbaud escribió antes de partir, hacia un viaje en el que se daría su etapa de videncia. Quizá, la vida le despojó de todo y le dejó solamente con una mochila llena de Dios a la espalda. Así, en este bello poema se ve a un Rimbaud exultante, sin importarle estar desposeído de todo y poetizando por doquier, sintiendo la naturaleza.

 

MI BOHEMIA – ARTHUR RIMBAUD

 

Ma Bohème (fantaisie)

 

Je m’en allais, les poings dans mes poches crevées ;
Mon paletot aussi devenait idéal ;
J’allais sous le ciel, Muse ! et j’étais ton féal ;
Oh ! là là ! que d’amours splendides j’ai rêvées !

Mon unique culotte avait un large trou.
– Petit-Poucet rêveur, j’égrenais dans ma course
Des rimes. Mon auberge était à la Grande Ourse.
– Mes étoiles au ciel avaient un doux frou-frou

Et je les écoutais, assis au bord des routes,
Ces bons soirs de septembre où je sentais des gouttes
De rosée à mon front, comme un vin de vigueur ;

Où, rimant au milieu des ombres fantastiques,
Comme des lyres, je tirais les élastiques
De mes souliers blessés, un pied près de mon coeur !

 

 

Mi bohemia (fantasía)

 

Ya me iba, los puños en mis bolsillos rotos
mi abrigo también se volvía ideal;
me iba bajo el cielo, ¡Musa! y te era fiel;
¡Cielos! ¡Qué de amores espléndidos he soñado!

Mi único pantalón tenía un ancho agujero
Pulgarcito soñador, desgranaba rimas
en mi recorrido. Mi albergue estaba en la Osa Mayor
— Mis estrellas en el cielo eran un suave fru fru

y yo las escuchaba, sentado al borde de los caminos,
esos buenos atardeceres de septiembre en que sentía gotas
de rocío en mi frente, como un vino vigoroso;

ello, rimando en medio de las sombras fantásticas,
como liras, yo tiraba de las cuerdas
de mis zapatos heridos, ¡un pie cerca de mi corazón!

 

 

Sobre el autor

Melómano empedernido, me divierto traduciendo canciones y poesía. Me gusta escribir. Soy un eterno aprendiz y creo firmemente que todos tenemos el germen del arte en nuestro interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.