Hace unas semanas escribí una pequeña guía de discos imprescindibles y esenciales que tomaban New York como savia inspiradora. El libro de Ali Eskandarian; “Sexo, Exilio y Rock and Roll” sería un perfecto complemento y una excelente novela para incluir en lecturas obligatorias para sentir la gran manzana.

Ali fue, además de escritor, un cantante de origen iraní que, durante la Revolución en Teherán, consiguió asilo político en Alemania junto a su familia para después trasladarse a Dallas y finalmente New York. Su libro despierta la curiosidad solo con leer el título, te conquista de inmediato si eres amante de rock, sabes que sus páginas encierran muchas de las cosas que te atraen. Y es que esta (semi) autobiografía te atrapa hasta arrollarte página tras página, escritas con una tinta que plasma amargura, sudor, soledad y tormento.

Escrito por el joven Ali, un hijo de la guerra que se atiborró de todos los placeres prohibidos a ritmo de folk americano, rock y música tradicional iraní. Un cruce entre Hunter S, Thompson y Jeff Buckley, que escupe su prosa con pasión sobre una realidad desorientada a veces oscura y otras libertinas.

Una novela con ritmo, única, de la cual no desvelaré nada, salvo que el músico y escritor fue asesinado en Brooklyn el 11 de Noviembre del 2013 convirtiendo esta novela en un clásico de culto inmediatamente.

by: Laurent Berger

by: Laurent Berger

Tsi – Na – Pah estudió Bellas Artes y más tarde cocina. Actualmente recorriendo Andalucía vendiendo y comprando viejos vinilos. Apasionado del rock progresivo y del rock americano de los setenta. Colaborador en distintas revistas musicales y tiendas de música en la época donde se vendía música de verdad.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Estoy muy de acuerdo con la lista donde a mi gusto cambiaria muy poco y totalmente de acuerdo con ese…

Te puede interesar

mirar con empatía

mirar con empatía

Lo objetivo sería el ojo, y lo subjetivo la mirada, que es un órgano mucho más complejo porque implica procesos del corazón, no solo del intelecto. Mirar es ver con empatía y reconocer, reconociéndote, en la otra persona. Mirarnos es comprender que cambiamos cada día...

eternidad

eternidad

Existe, existe la eternidad, me conectaron a ella; no fue agradable. Como tocar un cable de alta tensión. Una mano firme agarrada a la tuya apretando nerviosa, decidida, alzándote en volandas para meterte en una corriente que fluye siempre. La vida vibrante entrando a...

seis de corazones

seis de corazones

Es duro perder el trabajo personal de una vida; que te revienten el corazón al salir del mar; que te quiten el intelecto con el que guiaste todas esas afrentas. Pero si lo piensas con ese amor que sigue latiendo cuando el corazón deja de latir, significa que morir...

presentación de ‘Us’; los insufribles divididos

presentación de ‘Us’; los insufribles divididos

El poeta dice sabiamente que uno llega cuando tiene que llegar, no cuando lo dice alguien, o esos otros. Los hay que llegan antes, los hay que más tarde, que no es que sea tarde por ello. Y los hay que no llegan nunca y permanecen suspendidos, en el aire, sangrando y...

Pin It on Pinterest