Es curioso,  pero si tengo que ser sincero, que lo soy aunque más de un disgusto me cueste, no sé por que  hemos perdido en casa esa tradición de tener colgado un calendario en la cocina, puesta hasta el año pasado, siempre había alguno pintarrajeado y lleno de anotaciones detrás de la puerta. Supongo que será cosa de los jodidos smartphones que me avisan de supuestos eventos que no tengo ni puta idea que son, porque se sincroniza con Facebook, la Nasa y ese señor espía de la CIA que se supone que nos vigila a todos gracias a las redes sociales y que está bien informado de lo que me gusta un bocadillo de jamón con aceite y tomate para desayunar cada mañana. Y me he dado cuenta que hemos decidido jubilar el jodido calendario de la pared, porque hace un momento he ido corriendo a buscarlo para arrancarle todas las páginas que quedan de aquí a final de año, y es que amigos, amigas, hermanos, hermanas y algún enemigo que seguro que también tengo por ahí aunque me la sude, llevo una racha seguida de discos buenos, pero buenos de verdad, que estoy por cerrar las fronteras de 2017 en vista de que las voy a pasar putas para confeccionar en diciembre es top 10 de discos del año, que algunos nos tomamos como un puro divertimentos y otros como un dogma de vida, sobre todo para desdeñar las listas de otros.

Y he recorrido cada centímetro de la pared para patear el susodicho calendario después de volver a escuchar en bucle el disco de los sevillanos Pinball Wizard. Tíos, gente de bien y sobre todo la de mal, vaya pepinazo de hard rock de toda la vida, borracho de influencias setenteras, tatuado de esencias de los ochenta y con una vocalista,  Memphis Jiménez, que es un combinado perfecto entre Janis y Bon Scott. Acompañada por un fabricante de riff llamado Joey DeadCat, y una sección rítmica ajustada y milimetrada compuesta por Cezar Iacob y Sergio Sánchez. El disco abre de manera poderosa con «Come with me», un riff marcado, una batería poderosa y esa voz agresiva, llena de matices rockeros. «Hard rock steals our hearts tonight» suena a declaración de principio, eléctrica, coros cuidados, riff potente, estribillo pegadizo. Se aceleran con «Down the road» y uno imagina que podría haber estado tocando en el Ritz o el Troubador cuando el hard rock dominaba la noche angelina.

«Shout it out and break the sound» se mueve por terrenos más setenteros, aromas a hard rock sureño, a bourbon y carretera. «Good girl gone mad» denota cierto regusto bluesy como unos Cinderella más directos y hard rockeros. «Gimme some love» suena rockera, directa, con mucha melodía. Sube el volumen que esa guitarra se lo merece, estamos escuchando «Shake me, shock me», con el bajo golpeando tu pecho, y mucho, mucho ritmo. «Come on» es puro rock and roll acelerado al máximo, influencias glam, frescura y descaro. Ojo que «Crazy for me» tiene un comienzo descomunal, rollo sureño, riff para enmarcar, esa batería que es un seguro de vida durante toda la grabación. Esa armónica en «Money down» te pone a cien, ambientando un cañonazo cien por cien hard rockero. Termina la fiesta con «Hot dust», que bebe directamente de Led Zeppelin. Un grandísimo disco, que además es el debut de esta gente, lo que te pone los dientes largos de pensar a donde pueden llegar.

PINBALL WIZARD – Shout it out and break the sound

by: Carlos tizon

by: Carlos tizon

Licenciado en el arte de apoyar el codo en la barra de bar. Comencé la carrera de la vida y me perdí por el camino, dándome de bruces con el rock and roll. Como no pude ser una rock star, ahora desnudo mi alma cual decadente stripper de medio pelo en mi blog, Motel Bourbon.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Estoy muy de acuerdo con la lista donde a mi gusto cambiaria muy poco y totalmente de acuerdo con ese…

Te puede interesar

Suicidal Angels – Profane prayer

Suicidal Angels – Profane prayer

La lógica nos hace invariablemente dirigir nuestros pensama una serie de bandas que somos capaces de recitar de memoria cuando adaptamos el término “clásicos “ al thrash metal. Pero cuidado, que tampoco podemos negar que dicha etiqueta también podría abarcar a una...

Lendakaris Muertos – Mucho asco (casi) todo

Lendakaris Muertos – Mucho asco (casi) todo

"Mucho asco (casi) Todo" es el tercer álbum de estudio del grupo punk español Lendakaris Muertos, y como era de esperar estamos ante un torbellino de crítica social, humor negro y punk irreverente que sacude los cimientos de la escena musical. Un disco que combina...

Ribspreader – Reap Humanity

Ribspreader – Reap Humanity

No sé si alguien ha redactado una lista con los artistas más prolíficos del mundo pero si existiese sin duda incluiría a gente como Lope de Vega, Stephen King, Jess Franco, Buckethead, Johann Sebastian Bach o Frank Zappa. Las carreras de cada uno de ellos están...

Los Nodoyunas – Una bolsa en el viento

Los Nodoyunas – Una bolsa en el viento

Aunque acabó refutado por muchos de los filósofos que llegaron posteriormente, sobre todo por Marx, y aunque no sé mucho de su pensamiento, cuando me cruzo con estos cuatro desarrapados tengo la idea del diálogo maestro-esclavo. Yo, asín mayormente, soy un maula, un...

Frank Suz – Reza todo lo que sepas

Frank Suz – Reza todo lo que sepas

¿Quién lo iba a decir?, ¡nos encontramos aquí para hablar del tercer disco ya de FRANK SUZ! Y no lo digo en términos peyorativos hacia él, ¡ni mucho menos!, Mr. Suz y sus secuaces se lo merecen absolutamente todo. En todo caso, lo 'peyorativo' va hacia la industria...

Pin It on Pinterest