radio Z invenciblesQuizás el nombre de Radio Z no os sea familiar a pesar que el disco que traen bajo el brazo es el tercero de su carrera. Por haceros un poco participes de la historia de este grupo alicantino, os daremos algunos datos. En su segundo disco Invisibles a la luz estuvieron nominados como mejor canción latina en el International Songwriting Competition. El disco se grabó en los estudios de Michael Voss en Alemania, incluso colaboró con ellos metiendo guitarras y coros. Ese trabajo les permitió telonear  en Madrid, nada más y nada menos, que a Michael Schenker.

Fácilmente podréis encontrar el logo de la banda en cualquier diccionario como definición de “mala suerte”. A pesar de contar con un sonido fácilmente triunfante en nuestro país, la banda no sólo no ha tenido el reconocimiento merecido, sino que, además de los cambios de miembros en el grupo, uno de ellos ha sido especialmente doloroso. Su bajista José Manuel Zamora “Campa”, falleció repentinamente hace unos meses. Pero esto no ha hecho sino darles más fuerza aún. ¿He conseguido captar vuestra atención hacia ellos? Pues vamos a hablar de Invencibles.

El sonido de este álbum es mucho más duro que el de su predecesor y está claramente orientado a darle protagonismo a unas guitarras afiladas y sucias en muchos momentos. Para abrir el disco, “Ángeles”, el tema que sirvió de adelanto el año pasado y que ha cambiado bastante respecto a su edición single. Dobles voces continuas, más crudeza. No hay lugar a las contemplaciones. Un corte que tiene un gran trabajo de producción.

El disco no te da un segundo de respiro: “Viviendo al límite”, de nuevo doblando voces José Ignacio, con un ritmo machacón y sucio de guitarra por parte de Jimmy. “Aniquilación” es uno de las mejores canciones del disco, sobre todo a nivel de letra, con frases de esas que rápidamente haces tuyas como “No me rindo, cicatrizo, duele mas no estar contigo”, gran medio tiempo antes de volarte de nuevo la cabeza con “Quiero verte”. Una canción que da paso al primer momento lento del disco, “Mi revolución”, de nuevo muy bien trabajado líricamente y con un ritmo musicalmente algo suicida.

radio z banda

En este momento, si alguien me preguntara por qué me gusta la música, no les diría ni una palabra, simplemente les pondría a escuchar “Mientras te espero”. La música no miente, es como cuando alguien te mira a los ojos cuando te habla. Puedes sentir perfectamente cuando se derraman lágrimas en el papel sobre el que se está escribiendo la letra de un tema. A la hora de hacerlo público, ese sentimiento se siente perfectamente, no hay engaño posible, cada palabra, cada nota, va acompañada de sangre, de dolor, de lágrimas, de vida. Una auténtica maravilla.

Tras un corte así ya estás por completo abducido por Radio Z. Los tres temas siguientes “Vender tu alma”, “Maldita gran miseria” y “Sentir”, no hacen más que confirmar que estás ante un gran disco, un CD muy trabajado y con un gran trabajo de producción. Un sonido sucio de guitarra edulcorado a las voces y con una base rítmica de bajo y batería a cargo de los Ex-Z Pasqual Sanchis y Tito Díaz.

Radio Z le han dado en Invencibles una vuelta de tuerca a su sonido, lo han endurecido en la proporción justa para llegar a ocupar un vacío en este sonido dentro del panorama musical de este país. Perfectamente podrían sonar en las radio formulas con algunos de sus temas, pero tampoco desentonaría si los escuchases después de un tema de Sôber, por poneros un ejemplo. El disco verá la luz de la mano de Maldito Records y yo que tú le daría una oportunidad. Estoy seguro de que no te va a defraudar.

RADIO Z – Invencibles: Z, un virus del que contagiarse

by: Raul Beckham

by: Raul Beckham

¿Quién soy? ¿Y quién eres tú? Podría contarte mi vida pero sé que no te interesa. Disfruto con el deporte, música, cine, teatro, y todo lo que los empollones, gafapastas y acusicas llaman cultura. Tengo un Dios en la tierra, Springsteen, y otro en el cielo. Me gusta la polémica. Nunca te voy a mentir, pero puede que no te diga toda la verdad.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Maravilla de lista...muchos d ellos estarían entre mis 100 favoritos pero sería interesante saber los 200 q s quedaron fuera😆

Te puede interesar

Aeons – The Ghost Of What We Knew

Aeons – The Ghost Of What We Knew

Con esta amplia disponibilidad de música que tenemos actualmente y los que huimos de los logaritmos que tienen las plataformas digitales a la hora de recomendar música según lo que escuchamos, siempre nos llevamos una buena sorpresa cuando nos llega una banda nueva,...

Kinki Boys – El país de las maravillas

Kinki Boys – El país de las maravillas

Está feo juzgar un libro por la portada, y más que lo diga yo (aunque la portada de Candelarias de la Virgen es magnífica), pero hay portadas que dicen mucho. El flamante nuevo disquito de los Kinki Boys pone una foto de lo que parece el centro de una ciudad, casas...

Los Deltonos – Evolución

Los Deltonos – Evolución

A la vez que surgen callos en las manos y canas en el pelo, uno se va dando cuenta de que no existe necesidad de perderse en rodeos o tratar de emular ser otro para decir lo que se pretende, por miedo a salirse no ya del patrón auto establecido, sino de aquel donde...

Holycide – Towards Idiocracy

Holycide – Towards Idiocracy

Cuando hablamos del Thrash Metal actual de nuestro país, los primeros nombres que nos vienen a la cabeza son Angelus Apatrida y Crisix, pero el tercer lugar en el cajón suele estar muy discutido dependiendo si te decantas por el Thrash más suave o prefieres el más...

Falefou – FOUNKYFLEXION

Falefou – FOUNKYFLEXION

Hay ocasiones en las que uno tiene que desactivar el cerebro. No sé al resto del mundo, pero a mí me pasa cuando me ataca el síndrome del impostor. Tengo todo el tiempo la sensación de ser un bocachancla, de hablar por hablar dándome ínfulas, y cuanto más lejos estoy...

Pin It on Pinterest