Crónica de Galactic Empire en la Sala Caracol. Sucumbe al lado oscuro de la fuerza

Publicado el 13/10/2017 | por David Galeote | Noticias

Cuando George Lucas en 1977 consiguió estrenar en el cine la primera de sus películas de la saga Star Wars “Una Nueva Esperanza”, se inició un fenómeno en todo el mundo que todavía perdura en la sociedad actual. Y eso fue algo que pudimos ver el martes 3 de Octubre en la Sala Caracol de Madrid, ya que congregó a un nutrido grupo de seguidores, entre los que me incluyo, que con camiseta de la franquicia, hizo cola para escuchar a un grupo de música que disfrazados de personajes de la saga se disponían a interpretar con guitarras eléctricas, bajo y batería unos cuantos temas compuestos por el genial John Williams. Y eso es lo que han conseguido estos americanos con solo su primer disco y que en estos momentos se encuentran de gira por Europa. Los Galactic Empire es un quinteto formado por Dark Vader a la guitarra, escoltado por los también guitarristas Shadow Ranger y Red Guard, junto con el bajista Bass Commander y el baterista Boba Sett. (No, no me he equivocado con los nombres, son así)

La Sala Caracol presentaba un aspecto de público estupendo. Ansiosos a que se corriese el telón que tapaba el escenario y aguantaba estoicamente la música de ambiente que dicha sala nos regalaba durante los 45 minutos de espera, desde la apertura de puertas y  con una gran ovación, el quinteto fue ocupando sus puestos en el escenario. Y después de la conocidísima respiración del siniestro personaje de negro, iniciaron su descarga con el conocidísimo tema introductorio de la saga “Main Theme” para continuar con “The Imperial March”, demostrando un gran nivel técnico mientras el personal de la sala lo daba todo con un magnífico juego de luces y un buen sonido que ayudaba disfrutar del espectáculo. La noche siguió con “The Force Theme”, “Ben’s Death/Tie Fighter Attack”, Across The Stars”, “Battle Of The Heroes” y la conocidísima “Cantina Band”. Un pequeño descanso musical donde subieron a un espectador de la sala para recrear la mítica secuencia en la que Dark Vader ayudaba a promocionar a los diferentes almirantes de la flota usando la fuerza para eliminar a los que cometían fallos antes de adentrarse en el final del concierto con “The Forest Battle”, “The Throne Room/End Title” y “Duel Of The Fates”.

En total, unos 45 minutos de concierto que se hicieron muy cortos para la mayoría del público asistente que solicitaba algún tema más, si tenemos en cuenta el precio de la entrada para tan poco tiempo. Pero es de agradecer que tras el concierto y sin quitarse los sofocantes disfraces, el grupo saliese a la zona del público para pacientemente hacerse fotos con todos los que lo solicitaban.

Sobre el autor

Especie protegida que responde al olor del lúpulo fermentado, navega entre la música clásica y el metal extremo, para amargura de sus sufridos vecinos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *