cos viva bomba

LOS IMPRESCINDIBLES DEL PROGRESIVO. PARTE III: COS – Viva Boma

Publicado el 14/04/2015 | por Laurent Berger | Especiales

Llegamos a la tercera etapa de nuestro viaje alrededor del mundo de la mano del rock/jazz progresivo. Sinceramente, no conozco la acogida que tienen estas entradas, pues nadie comenta lo mas mínimo. Os invito a que dejéis algún comentario: no son palabras en vano.

Esta vez nos toca la letra C y nos vamos a Bélgica, un país del que a priori poco podríamos pensar sobre una posible potencia musical, pero, curiosamente este pequeño pedazo de tierra del norte de Europa tiene un amplio catálogo de grupos y cantantes importantes y de calidad.

Os hablare de Cos, un grupo liderado por el guitarrista y flautista Daniel Schell, y que estuvo en actividad en los años 70 y 80, aunque en los últimos años su estilo cambio hacia la new wave. Daniel Schell, ademas de músico, guitarrista y compositor, es un matemático de renombre que estuvo primero al frente del grupo Classroom y que, al igual de Cos, fusionaban el jazz con el rock con una maestría perfecta.

El primer álbum de Cos, de 1974, Postaeolian Train Robbery, contenía una fuerte influencia de dos bandas que estaban triunfando al otro lado de la frontera: Zao y Magma. Pero fue en su segundo álbum, Viva Boma, donde se inclinaron definitivamente hacia un progresivo de altos vuelos y de perfecta interpretación, un estilo muy Canterbury que no deja de recordarnos a bandas como Caravan y Hatfield and The North.

El miembro principal siempre fue Daniel Schell en la guitarra y flautas, pero junto a él está su esposa, Pascale Son, que hace la inmensa mayoría de las voces del disco y toca el oboe. Su estilo vocal es muy particular: muchas de las intervenciones son simples onomatopeyas sin sentido que hacen de función rítmica. Su papel en el seno de la banda es muy importante, un estilo influenciado por la Flora Purim de Return To Forever. Su voz es otro instrumento más, especialmente en los conciertos, ya que Cos fue una gran banda en vivo.

Marc Hollander, futuro Aksak Maboul, se incorpora a la banda en sustitución del teclista original. Igualmente, entra Guy Lonneux, ex-Recreación, que se sienta tras los parches, aunque Bob Dartsch aún participa en el álbum.

Si bien la banda no se deshace de esas influencias Zeuhl marcada por Magma, sí que Schell se adentra en nuevos terrenos y matices de la música árabe, africana e india, pero son simples pinceladas que se entrelaza con sabores de los mejores discos de Weather Report. Viva Boma es un disco de gran diversidad, de pequeños fragmentos experimentales y largos pasajes instrumentales de una inmensa calidad. Posiblemente, el momento álgido sea el tema “L’idiot León”.

A pesar de la seriedad de la música, el grupo, como la mayoría de los que tocaban progresivo de la escuela Zeuhl, no pierden el sentido del humor, un elemento importante en la música de este género. El título del disco tiene un doble significado, y como tal, la banda hace un guiño al oyente, ya que la palabra “Boma” significa abuela en la lengua flamenca belga, además de referirse a una ciudad de África que se sitúa a lo largo del río Congo en la antigua colonia Belga. Por ello, Cos, en su portada frontal incluye a unos hipopótamos en el río Congo y en la parte trasera tenemos a la banda junto a amigos y la abuela.

Cos se fueron de gira con sus amados Magma y su influencia mayor, el grupo Zao, presentado a lo largo y ancho de Europa su obra maestra,Viva Boma. 

Este disco, en su versión en vinilo, se cotiza por encima de los 100 euros por lo que recomiendo a los interesados que se procuren la edición en cd que contiene cuatro bonus tracks y un concierto de más de 30 minutos realizado en Toulouse en 1984, un atractivo de gran interés.

En 1983 aparecería Pasiones, un álbum conceptual sobre la Guerra Civil Española, y es que en aquellos años Cos, en Cataluña y el País Vasco habían tenido cierto éxito. El álbum seguía teniendo influencias africanas, pero también los nuevos sonidos que trajo la “nueva ola” , además de contar con Robert Fripp en la guitarra como invitado especial.

Pero en definitiva, si hay que quedarse con un disco, es con Viva Boma, una obra maestra perfecta para los amantes de sonidos Canterbury.

Sobre el autor

Tsi – Na – Pah estudió Bellas Artes y más tarde cocina. Actualmente recorriendo Andalucía vendiendo y comprando viejos vinilos. Apasionado del rock progresivo y del rock americano de los setenta. Colaborador en distintas revistas musicales y tiendas de música en la época donde se vendía música de verdad.

Publicidad

Una respuesta a LOS IMPRESCINDIBLES DEL PROGRESIVO. PARTE III: COS – Viva Boma

  1. Guillermo dijo:

    Muy buen artículo y grupos muy interesantes. Sigue iluminándonos con estos fantásticos desconocidos del rock progresivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *