No acaba de ir la cosa bien. Hablo del rock, con todas sus variantes y vertientes, y de toda la gente que, de una forma u otra, formamos parte de ello. Hace menos de lo que parece chaparon los Rock&roll Preachers. Mi amigo Elros tiene La puerta de la noche en resurrección temporal por confinamiento, pero más tarde o más temprano, huele a cerrojazo. Rockdelux anunció en mayo que hasta aquí habíamos llegado. Aún está la cosa en fase de “tal vez”, pero el tema salas de conciertos, si abren o no, el aforo que van a tener los conciertos, qué será de los técnicos y de la gente que vive de este rollo al otro lado de la tramoya… va a ser un buen quebradero de cabeza los próximos meses. O años. O décadas. No es un día especialmente alegre para ponerse uno a reseñar, pero precisamente porque son malos tiempos para la lírica, voy a concentrarme en lo bueno, en lo que sí que tenemos. Tenemos a gente como esta cuadrilla de forajidos de rockthestmusic.com, tenemos a Charly Rockanrol en Radio Vallekas, a Pedro Barroso en Canal Extremadura, o a Begoña Urmeneta, una luchadora infatigable, que permite descubrir bandas guapas a las que reseñar. Vuestro trabajo, y el de las bandas, no cae en saco roto. Nos alimentamos unos a otros y nos enriquecemos culturalmente. La fraternidad es el último escollo que nos queda si no queremos que nos invada la música de mierda. Un, dos, tres… ¡Effe!

 

 

Intro. Un ritmo lento, casi de base de rap, como si chasqueasen dedos en lugar de usar la caja, mientras suenan risotadas infantiles.

Como cuando si. Canción viajera en el tiempo, podría estar en una casete a mediados de los años noventa. Punk-rock de vieja escuela, insistencia en caja y plato a la vez y ritmos enérgicos, de caballo al galope. El bajo soporta el peso melódico de los acordes afilados guitarreros. La voz y las letras tienen ese poso a lo Marea, Extremoduro, Silencio Absoluto… una banda riojana, Entredientes, también tienen son de la misma escuela.

A tomar por culo otra quimera. Estructura cíclica en cuatro notas, como el punk de toda la vida, pero ejecución de rock de raíces, casi blues. Tiene un aire a Apuesta fuerte, de Bicho*Z en las estrofas, aunque en el estribillo suben decibelios como Guns&Roses en You Could Be Mine (la de Terminator), con un punteo a lo Slash. La forma de cantar hace que parezca que casi deletrea, marcando los tempos con la caja de la batería.

 

 

Una tierra sin huellas. Los canarios Conflictivo, dignos herederos de Barricada, tienen ese mismo poso. Es como si las conocieras antes de haberlas escuchado por primera vez. Estamos escuchando un retrato rural, al principio con tenues pinceladas, dentro de un portal, para ir poco a poco abriendo el plano, a las calles vacías, a las puertas vacías. Una mirada a la lejanía, a la mastodóntica urbe dibujada en el horizonte, desde un mundo que se desangra poblacionalmente. Cuando redobla la caja, parece que va a salir Muguruza en La línea del frente. El rock es actitud. Muestra: si este ha de ser el final posiblemente no, pero si ha de ser el final, que sea lento. Espíritu de campesino que retrató magistralmente Ramón J. Sender y que he mencionado un buen montón de veces en muchas de mis reseñas. La España vaciada reinterpretada más de medio siglo después con otros fines.

Potrica salvaje. Nada más empezar, estoy pensando en P.O.D., youth of the nation. Vale que es un espejismo, que la forma de entender la música está a medio mundo distancia, pero instrumentalmente tienen un aire, una especie de eco lejano… hasta que entra la distorsión. Un riff machacón por un lado, un punteo leve por el otro, con la voz a grito pelado, como los basauritarras Atasko, esa voz que parece a punto de romperse, pero que irradia fuerza, como en sin memoria.

 

 

Tu sentido, mi sinrazón. Por lo menos a mis ojos, el timbre de voz del cantante los clasifica. No podría dejar de pensar en los Atasko, en los Silencio Absoluto (Silenciados) aunque estuvieran versionando a King África. Si pones una batería fuerte, que no desbocada y unos riffs impenitentes, pues te sale el rock de la vieja escuela: Rosendo, Marea, La Fuga… ¿es una canción de amor? No estoy seguro, porque al ver la letra estoy pensando en Heisenberg I’m the one who knocks.

Adiós a la inocencia. Esta tiene un aire más de balada, pero siguen esas guitarras, esa distorsión a medio tempo. Tocar a todo trapo no quiere decir tocar mejor, y cuando una banda con esta potencia baja el ritmo, logran napalm: va más despacio, pero quema igual. En cuanto a la letra… profunda y desgarradora, sobre una experiencia que no debería haber existido nunca.

 

 

Cachorro. ¿Qué no se parece a Entredientes? ¡La viva imagen de Sal a la herida! Voy a hacer lo que mejor se me da: hablar sin saber. Es curiosísimo cómo una banda riojana y una turolense sin posiblemente conocerse de nada pueden sonar tan parecido. La única explicación que se me ocurre es la herencia musical. Al final —otra columpiada, si no sé tocar ni las maracas—, cuando uno arma una canción está pensando casi con el subconsciente, y en el subconsciente estarán almacenadas las canciones que nos molan, por lo que acaban cruzándose los caminos.

De nuevo. Las guitarras vuelven a traer a la mente a Kortatu… hasta que empiezan las estrofas. En las estrofas está esa receta Effe: batería de rock de toda la vida, con buenos trallazos a bombo y caja, bajo que sirve de enganche, que completa el sonido y guitarras filosas pero no desbocadas, por debajo de una voz rota, hecha para cantar esto. A lo mejor no es el primer single, no es el buque insignia, pero si tuviera sólo una canción para definir a qué suena Effe, estaría entre Tu sentido, mi sinrazón y ésta.

 

 

Ella es. Lo que me ha costado enlazar las ideas. Los primeros versos encajan con las estrofas de Jartos de aguantar, de los Reincidentes, pero a un ritmo un poco más pausado. Cuando arrancan todos los instrumentos a pleno rendimiento, siguen teniendo un aire a los Reinci, pero reinventando, a lo Effe. Mira que las canciones amorosas no son mi fuerte, pero así se hacen, con mensaje, no una patochada que no dice nada y no sabe con qué más rimar “razón” “pasión” y “corazón”.

Ya no quiero verte más. Ni idea de por qué, no tiene nada que ver, pero estoy pensando en Fade to black, de los MetallicA. Effe aplica el principio de mi compadre Santi Pekeño Ternasko: “la balada p’al final”. La balada más balada, la más lenta, al estilo Every Rose Has Its Thorn, de los Poison (para los no entendidos, la de Otto, el de Los Simpson).

 

 

Cuervos rondando. Nada más empezar, con ese punteo recurrente, estoy pensando en Puppe, de Rammstein. Es un espejismo, pues una vez entra la acústica, mano a mano con la voz, van llevando la canción por la deriva planeada, una balada, una canción a medio tempo, con ese aire a lo Barri que Effe sabe reinterpretar.

Once canciones bien cargadas. Hemos empezado con distorsión y furia, hemos ido terminando con menos distorsión y más románticos, pero con la misma fuerza, con la misma actitud. Por bandas como esta no me aburro de tirar líneas.

Enlaces de la banda:

Instagram https://www.instagram.com/efferock_oficial/?hl=es

Facebook https://m.facebook.com/EFFErock/

Youtube https://www.youtube.com/user/efferock

Spotifyhttps://open.spotify.com/artist/5K3FBzLlQTmPgkzGNUby2H?si=IvkvTO9RQ7mQA0uSyqDkqQ

 

by: Teodoro Balmaseda

by: Teodoro Balmaseda

Escritor de ficción y crítico desde la admiración. Si te gustan mis reseñas, prueba 'Buscando oro' en tu librería o ebook.

1 Comentario

  1. Bajo Aragonés Mudo

    Y si los oyes en directo te cagas!!!!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

Te puede interesar

Koma reedita su primer disco de 1996 en vinilo y CD

Koma reedita su primer disco de 1996 en vinilo y CD

Koma, que se encuentra de gira tras la publicación de su reciente disco “Una Ligera Mejoría Antes De La Muerte”, reeditará el próximo 15 de agosto su primer disco homónimo, publicado originalmente en 1996, con algunas novedades. Por un lado, es la primera vez que se...

Driive lanza el videoclip “Ahora o Nunca”

Driive lanza el videoclip “Ahora o Nunca”

Los madrileños Driive nos traen su primer tema en castellano con el sencillo “Ahora o Nunca”, acompañado de un cinematográfico videoclip dirigido por el director y actor Aitor Gata. La banda de Garage Rock que en abril sacó el primer sencillo “Joy Of Living”, vuelve...

Los granadinos Forastero publican el EP «Infierno»

Los granadinos Forastero publican el EP «Infierno»

La banda accitana-granadina Forastero publica el EP “Infierno”, ya disponible en Plataformas Digitales y Grandes Superficies. La propuesta de Forastero se nutre del Rock Clásico, la música Folk y la americana music de la década de los 70. Influenciados por su...

B.O.W (Brotherhood of Wolves) estrenan el álbum «Lost in This World»

B.O.W (Brotherhood of Wolves) estrenan el álbum «Lost in This World»

B.O.W (Brotherhood of Wolves) publican el álbum “Lost in This World”, cuarta entrega de la banda tras “Chasing Shadows” (2023), “A Dump Of Twisted Destinies” (2022) y el debut homónimo editado durante octubre del 2021, con un doble disco. Como segundo avance, lanzan...

Pin It on Pinterest