Gracias por prestarnos un rato de vuestro tiempo. Ya tenéis nuevo disco, “La tempestad”. ¿Cómo ha sido el proceso de composición y grabación del disco?

Pues ha sido un proceso complicado, duro, ilusionante y maravilloso. Cuando decidimos grabar este trabajo, la verdad es que estábamos a cero. No teníamos nada y empezamos a trabajar en casa y a compartir las ideas que fueron poco a poco creciendo. Todo en muy poco tiempo, lo que ha provocado que todos los temas tengan un nexo común. En cuanto al proceso de grabación, un camino de aprendizaje vertiginoso. Alberto Rionda es un profesional meticuloso y eficiente que trabaja a un nivel endiablado y hay que estar siempre alerta. Hizo crecer los temas a una velocidad increíble y con una calidad que no esperábamos ni en nuestros mejores pronósticos. Cuando abandonamos el estudio lo hicimos muy cansados, exhaustos, pero con una sensación del deber cumplido y del trabajo bien hecho que hacía que todos los esfuerzos merecieran la pena.

Escuchando “La tempestad”, al menos mi percepción es de un disco que a pesar de tener mucha melodía también suena oscuro.

La melodía es nuestra seña de identidad. En todos los discos es quizá la nota continua y siempre presente. La oscuridad la hemos conseguido con la producción del disco y ampliando los horizontes de los instrumentos, sobre todo del teclado y las guitarras. Las voces guturales de César ayudan también a esa sensación de oscuridad.

Después de muchos cambios de formación, ¿creéis que por fin Nocturnia se estabiliza respecto a sus miembros?

Esperamos que sí porque hemos conectado de una manera muy natural, y eso es difícil con dos miembros nuevos. Pero Javi y Manu lo han hecho muy fácil, han abordado la nave Nocturnia y nos han ayudado a emprender esta travesía con la ilusión y la fuerza que se merecía.

Se os mete muchas veces dentro del power metal, pero hay quien os engloba en el metal melódico. ¿Cómo definís el sonido de Nocturnia?

Es difícil etiquetarnos últimamente porque en todos los discos hay un pequeño recorrido por diferentes estilos. Aunque nacimos dentro del power, es verdad que hemos derivado hacia otros derroteros sin perder esa esencia de los primeros tiempos.

A final de los noventa hubo un empuje fuerte de la escena nacional del heavy metal que pareció decaer hace unos años. ¿Vuelve a haber de nuevo una escena al alza?

Pues te diría que vuelve a haber muchos grupos con mucha calidad, que apuestan y arriesgan en un estilo que no es comercial y que supone luchar duro todos los días. Pero la escena es otra cosa, porque se necesitan más factores para decir que está en alza. Faltan salas especializadas, faltan promotores con agallas y sobre todo falta, por un lado recuperar al público de los 90 que permanece escondido esperando al festival de verano o a la superbanda de gira mundial y enganchar a público joven, que pueda escapar del regetton.

Sin embargo a veces parece que el fan del heavy metal anda algo escondido, oculto…

Imagino que el lanzamiento de este disco irá unido a planes de gira. ¿Tenéis ya fechas cerradas?

Si, hemos intentado planificarlo todo en relación a la opinión que nos merece el disco y por ello hemos empezado una gira con Saratoga que nos llevará a Almería, Vitoria, Donosti, Madrid, Barcelona y Alicante, y que ya permitió estar en Granada y Sevilla recientemente. Después de estas fechas, empezaremos una gira en solitario donde haremos un repertorio más extenso para poner a prueba las canciones de La Tempestad.

¿Cómo son Nocturnia en directo?

Pues somos un grupo potente y contundente, que damos todo en el escenario. Intentamos plasmar los temas con la mayor fidelidad posible y que haya una conexión con el público, que es para nosotros lo más importante.

Aún no ha acabado el año y ya se está hablando de la confección de carteles de festivales de verano. ¿No creéis que estamos perdiendo la cultura de salas con tanto festival?

De eso hablaba antes. La gente prefiere ir a grandes festivales, donde se concentran muchos grupos, normalmente bandas consagradas y en su mayoría extranjeras. Eso es positivo, porque hay cierto sentimiento de hermandad. Pero no quita para que durante el resto del año se pueda asistir a conciertos en tu ciudad, en tu barrio, de gente que está empezando o no tanto, pero que puede que tenga mucho que decir. El apoyo a esas bandas, y a esas pequeñas salas, es importantísimo, como la cantera para los equipos de fútbol. Y esa es nuestra asignatura pendiente por el momento.

Gracias por vuesto tiempo. ¿Algún mensaje a nuestros lectores?

Agradecer al que haya llegado hasta aquí su atención, y animar a todos a que asistan a conciertos, que escuchen mucha música y que apoyen a los grupos que luchan por abrirse camino, porque pueden ser los clásicos del mañana. Y si quieren conocer de nosotros, Nocturnia, que visiten nuestras redes para estar al día.
Gracias a vosotros también por el apoyo!!!!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.