El pasado sábado acudí a la sala Caracol para asistir a tres eventos aglutinados en uno, todo organizado por AF SonMusic, y que atrajo a numerosos medios pero que no llego a enganchar al público en general, tal vez por el tiempo tan dispar que hemos tenido durante este fin de semana o por otros motivos que no me toca valorar.

Los primeros que aparecían en el escenario eran los madrileños Synchronical, quinteto de metal que cerraba esta noche su larga gira de su disco “Losing Memories” editado en el 2016 con el que han recorrido la mayoría de las ciudades de España, apostando por unas melodías donde destacan unas potentes guitarras junto con una batería contundente y a una voz en un registro medio. El grupo formado por el cantante Jesús Mateos, los guitarristas Álvaro García y Daniel Sánchez, el bajista Felipe Aguilera y el baterista Gonzalo Vialas iniciaron su actuación con “Devil Inside” y “Losing Memories” demostrando un gran nivel instrumental aunque la voz se quedaba muy pobre de sonido en comparación al resto, pero supliéndolo por un saber estar sobre el escenario, animando constantemente al público presente que cubría la mitad de la sala. Continuaron con “Time”, “Forevermore” y “You’ll Never Die” antes de atreverse con la versión de Iron Maiden “Hellowed Be Thy Name”, cerrando su actuación con el tema “Insomnia” después de dedicar unas palabras de agradecimiento a los medios que apoyan este mundo con las fotos y crónicas de sus conciertos. Tengo que darles otra oportunidad a esta peña con su próximo disco, por las buenas maneras que muestran en las tablas y las ganas que desbordan.

Los siguientes en surgir tras el telón de la sala fueron los vallisoletanos Ciconia, trio actualmente formado por el guitarrista Dani Dean, el bajista Jorge Fraguas y el baterista Aleix Zoreda, que dejaron con la boca abierta a más de uno, entre los que yo me incluyo, con su metal progresivo instrumental. Siendo la primera vez que los veía, disfrute con su manera de tocar sin uso alguno de apoyos grabados, presentando su reciente disco “Meraki” editado este año y con el comienzan una amplia gira por Europa que cubre todo el año. Arrancaron con la extensa “Depaysement” para proseguir con “Litost” pertenecientes a su último disco antes de sumergirse en el conceptual “Winterize” con el tema “Eloina’s Inn”. Volvieron a sus temas más actuales con “Eunoia”, “Starlight” y “Lost In The Wadi” antes de saltar a los inicios con “Chrysalis” de su disco debut “The Moon Sessions” para despedirse con “Kabatatic” con el guitarrista y el bajista tocando desde el público dejando el escenario para el batería. Sorprendente banda española que muestra el gran nivel que tenemos aquí y que animo a seguir en su página oficial para tener la oportunidad de verlos en directo, aunque deberían de añadir un micrófono en su actuación, por lo menos para hablar un poco con el público, presentar los temas o despedirse con palabras aparte de levantar la mano.

Y para cerrar la noche, los elegidos eran la banda proveniente de Girona, Morphium, que ya visitaron la capital el año pasado y que volvían para presentar algunos temas nuevos del que será su próximo disco. Frente a una sala que presentaba numerosos huecos, la banda salió a darlo todo, con una potencia sonora tal vez excesiva, que distorsionaba demasiado el sonido, y que se fue ajustando según iban avanzando en los temas. Centrándose en su último trabajo en el mercado, “The Blackout”, arrancaron con “Victim Of Your Shame” seguido por “Mud For My Thrist” antes de presentar “Something Inside” con ciertos problemas técnicos en la intro que se tardó un poco en corregir mientras Alex cubría ese hueco charlando con el público. Se notan las tablas y es de agradecer. Con la contundencia en su sonido actual, continuaron con “You’d Rather Be Blind”, el muy coreado “All You Are”, otro tema nuevo “Burn My Skin” y afrontaron la recta final con “Made Of Scars”, “What Lies Behind Words” y estrenando el tema “Insorcism” con el que abandonaron el escenario durante un corto instante. A la vuelta le llegó el turno al tema “Point Of No Return” para despedirse con “Everybody Is Dead In This House”, perteneciente a su último video clip estrenado este año. Morphium se han adaptado a un sonido mucho más agresivo en inglés, que engancha sobre todo al público joven, abandonando las partes melódicas de sus primeros discos. Una banda en evolución constante.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

4 + 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.