El pasado sábado 15 de Diciembre era la fecha elegida por la banda gaditana Guadaña para su concierto final de gira eligiendo la capital para dicho evento, congregando a numerosos seguidores no se lo quisieron perder  y que unos minutos antes de las 20 horas de la tarde guardaban pacientemente cola a las puertas de la nueva sala We Rock, aunque debido a un largo retraso no pudimos acceder a su interior hasta las 21:15, una hora y cuarto más tarde.

Ya calentitos en interior de la sala fuimos cogiendo posiciones frente al escenario mientras esperábamos la actuación de la banda telonera, los madrileños Rabia Pérez, que a las 21:45 de la noche se subieron sobre la tarima para ofrecernos su heavy metal fresco y rabioso encabezados por la vocalista Fátima Pérez junto con los guitarristas Gabriel Peñasco y Mau Mauster, el bajista Raúl Alberto Sánchez y el batería Roberto García. Comenzando con las prisas propias por saber del retraso que se llevaba en el bolo, iniciaron su actuación con “Prisionero” sufriendo continuos acoples en el sonido que hicieron parar el concierto para una nueva puesta a punto de los monitores. Continuaron con “La Historia De Fermín” y “Romper A Llorar”, teniendo que parar de nuevo ante la alarma por parte del público que empezó a oler a plástico quemado, soportando los continuos acoples de sonido a los que no se les hallaba solución sacrificándose el oírse ellos mismos con tal de seguir con la actuación lo mejor posible. Sin perder la sonrisa a pesar de tantos percances siguieron con la faena como buenos profesionales interpretando “”Está Vida Es Una Ruina”, “Tus Deseos”, “Quien Te Salvara”, el tema “Soldado De Honor” y “Última Etapa” antes de despedirse del publico estrenando el tema “Venganza”.

45 minutos de accidentada actuación que esperamos se puedan resarcir en un próximo evento para disfrutar sin tantos problemas de esta banda que tiene muy buena pinta. Y les llego el momento a los protagonistas de la noche que en esta ocasión especial se convertían en sexteto, ya que a los ya habituales Glory Romero y Salva Sánchez a la voz, Juanma Patrón a la guitarra, Juanlu Ripalda al bajo y Pablo Casas en la batería se les unía Alex Sánchez, guitarrista de Gizëh, y que ha sustituido en un par de ocasiones a Juanma en algún bolo este año, y que ya compartieron escenario tocando juntos en los grupos Atalaya y Sphinx, aparte de ser ambos los máximos responsables del proyecto Allegiance, muy conocido en la Tacita de Plata y que ya cumple 10 años.

Con un sonido más contundente gracias a las dos guitarras, aunque para mi gusto excesivo en volumen, comenzaron con “Aun Sigo En Pie” y “Ser Uno Mismo”, pertenecientes a su último trabajo “Karma” con el que han estado girando durante dos años por todo el estado español, aunque problemas en el micrófono de Glory hicieron que Salva tuviera que cantar en solitario parte del segundo tema mientras se solventaba el problema. Ya con el juego de voces de nuevo recuperado le llegó el turno a “Yo Soy La Ley” y el tema contra el bullying “Dios Del Trueno” con Glory portando su particular Mjolnir. “La Suerte” y “El Bosque” precedieron a la primera colaboración de la noche, siendo una sorpresa para todos al tratarse de Beltrán Luque, ex-cantante del grupo jerezano Anvil Of Doom, y que llevaba años sin pisar un escenario para hacernos disfrutar con sus guturales en “Némesis”.

Los tres temas que llevan por nombre el de su segundo disco “Deryaz” fueron interpretados enlazados como si de un solo tema se tratara, para después abandonar todo el grupo el escenario mientras se preparaba el teclado para la segunda colaboración de la noche, el teclista Ernesto Arranz de Zenobia, que nos regaló un magnifico solo mientras Glory se cambiaba de vestuario para regalarnos a dúo los temas “Algo Por Lo Que Luchar” y “Dharma” dejando un agradable sabor de boca a todos los presentes por el portento de ambos.

Siguió el espectáculo con “Encrucijada” disfrutando del baile de una colaboradora del grupo al estilo árabe y un magnifico solo de guitarra de Alex Sánchez que enlazo con “Victima o Verdugo” para seguir con algún tema de su álbum debut “El Grito Del Silencio” con el conocido “Heavy Metal” coreado por un público entregado, seguido de “Como Hermanos” con la fantástica colaboración de Carmen “Xina”, vocalista del grupo Oker, y que ha colaborado recientemente con Avalanch, y la genial “Ya No Son Los Mismos” con la participación de Isaac Palón, ex¬-cantante de Viga y actualmente en Universa y que el año pasado saco un disco en solitario.

Sin abandonar el escenario y con el público reclamando más temas les llegó el turno a los dos últimos de la noche y que siempre cierran sus actuaciones, convertidos ya en clásicos en sus set list, la reivindicativa “Nuestra Revolución” y la potente “Karma”, un broche final magnifico para una noche que aunque empezó con problemas, se nos hizo corta una vez se inició la descarga de metal que esta banda siempre trae por donde pasa.

Aunque la guinda al pastel la puso el club de fans de grupo, haciendo entrega de un recuerdo a la banda y de una tarta que la banda seguro pudo devorar en el camerino.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.