El poema de hoy, Le Chat, perteneciente a Las Flores del Mal, la obra de Charles Baudelaire, es un sencillo poema descriptivo en el que nuestro Baudelaire contempla detenidamente a su gata, dotándola de personalidad propia y comparándola incluso con su mujer. El texto no tiene más, así que vayamos con el poema XXXIV de esta insólita serie.

 

LAS FLORES DEL MAL – CHARLES BAUDELAIRE

 

LE CHAT

 

Viens, mon beau chat, sur mon cœur amoureux ;
Retiens les griffes de ta patte,
Et laisse-moi plonger dans tes beaux yeux,
Mêlés de métal et d’agate.

Lorsque mes doigts caressent à loisir
Ta tête et ton dos élastique,
Et que ma main s’enivre du plaisir
De palper ton corps électrique,

Je vois ma femme en esprit. Son regard,
Comme le tien, aimable bête,
Profond et froid, coupe et fend comme un dard,

Et, des pieds jusques à la tête,
Un air subtil, un dangereux parfum
Nagent autour de son corps brun.

 

 

LA GATA

 

Ven, mi hermosa gata, sobre mi corazón enamorado;
retén las garras de tu pata,
y déjame sumergirme en tus bellos ojos,
mezclados de acero y ágata.

Cuando mis dedos acarician con tranquilidad
tu cabeza y tu lomo elástico,
así como mi mano se embriaga de placer
al palpar tu cuerpo eléctrico,

veo a mi esposa en espíritu. Su mirada,
como la tuya, amable criatura,
profunda y fría, corta y hiere como un dardo,

y de los pies a la cabeza,
un aire delicado, un peligroso perfume
flota alrededor de su cuerpo oscuro.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.