Si algo caracteriza al Kristonfest tras siete ediciones ha sido la continua evolución y el afán de ofrecer al público un cartel de calidad para poder ser disfrutado en las mejores condiciones posibles. Que el festival se desarrolle en un formato indoor donde los asistentes puedan salir y entrar del recinto sin ningún problema, que los artistas dispongan del suficiente tiempo para ofrecer sus sets completos, que el propio público elija el orden de las actuaciones ó que el festival priorice las contrataciones de artistas que no hayan actuado en España o que sean muy difíciles de ver han sido mejoras que el evento ha ido añadiendo con el paso de las ediciones gracias a las sugerencias de los asistentes y que marcan el componente diferenciador frente a otras propuestas y festivales del entorno.

 

VENTA DE BONOS

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.