Ya va quedando menos para escuchar The Endless River, el nuevo disco de Pink Floyd, recordemos, un refrito de descartes de la grabación de The Division Bell. El caso es que sean refritos o no, hablamos de David Gilmour, o más bien de sus habilidades, y es que es imposible resistirse a esos treinta segundos de guitarra que ya pudimos escuchar hace unos días.

Un segundo adelanto recorre Internet, otros treinta segundos de música ambiental que, no lo olvidemos, era lo que en un principio se dijo que iba a llenar el disco. Sobre este texto podéis escucharlo. Nada del otro mundo, la verdad. Aún tendremos que esperar hasta el 7 de noviembre para degustarlo como es debido. Paciencia.

Sobre El Autor

A la música le dedico la mayor parte de mi tiempo, pero aunque el rock me apasiona desde que recuerdo, no vivo sin cine ni series de televisión. Soy ingeniero informático, y cuando tengo un hueco, escribo sobre mis vicios. Tres nombres: Pink Floyd, Led Zeppelin y Bruce Springsteen.

Artículos Relacionados

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.