Directos desde Seattle, Massy Ferguson estarán dentro de poco de gira por nuestro país gracias a la labor de Dwaves Events. Enrolado en la armada de nuevas bandas que abanderan el americana su sonido se nutre de influencias propias del rock. Antes de que de inicio su tour el próximo dia 21 en Vitoria pudimos sentarnos a hablar con la banda para conocerlos un poco mejor.

Hola tíos, ¿qué tal andáis?. Gracias por dedicarnos un rato de vuestro tiempo. El 21 estáis ya de gira en España. ¿Es vuestra primera vez?.

Sí, es nuestro primer tour por España. Hemos estado girando antes por nueve países distintos. Estamos muy excitados por que España va a ser el décimo. Hace años visité España como estudiante y cursé estudios durante un mes en la Universidad de Salamanca así que estoy muy emocionado por poder volver y es que lo pasé muy bien entonces.

¿Quienes sois Massy Ferguson?

Somos una banda que lleva dando guerra el tiempo suficiente como para sentirnos muy afortunados. Hemos sido afortunados, como ya he dicho, por haber estado tocando en tantos países. Hemos tenido la suerte de tener la oportunidad de tocar con bandas increíbles estos años, todas desde Everlast a The Liberteens o Tim McGraw y muchos más. Hemos tenido la suerte de haber editado cinco discos y de que la música nos sirva de vehículo para ir a lugares interesantes y conocer gente interesante. Musicalmente somos lo suficientemente americana para tocar en festivales country y lo suficientemente rockeros para descargar en salas que programan rock, así que nuestra experiencia es amplia.

Hablando de vuestra música. Es cierto, está el sonido americana, las raíces, pero tambien toques de modern rock, grunge y de classic rock como por ejemplo en “Gallipoli”…

Habiendo crecido en Seattle en la mitad de los 90 es imposible escapar del grunge así que pienso que se ha introducido en nuestras raíces, en nuestra manera de entender el sonido americana. Mi primer concierto fue uno de Mudhoney en el Seattle Center en 1993, el segundo Gruntruck en el OK Hotel. Así que creo que mi música siempre estará acentuada con algunos matices del grunge. Es probable poque me he sentido atraído por canciones hard rockeras y “Gallipoli” es un claro ejemplo. Me gusta pensar que tenemos un pie en el classic rock y americana y el otro en la era grunge de los 90. Tenemos una canción llamada “Atom bomb” que me hace sentirme un poco más oscuro y sucio, como  algo salido del Seattle del 93.

Con lo que me has contado no puedo evitar preguntarte por vuestras influencias

A mí y a Adam Monda, nuestro guitarrista, estábamos escuchando  viejo southern rock como Marshall Tucker Band y college rock como The Replacements y The Church cuando comenzamos a escribir canciones. Como dije antes, crecí escuchando grunge -Pearl Jam, Nirvana- y también classic rock como Led Zepp o Pink Floyd cuando era muy joven. Pero soy de una pequeña ciudad y siempre hay una descomunal legión de fans de Tom Petty y Lynyrd Skynyrd así que imagino que parte de ese estilo americano acabó también en mi forma de escribir.

Cuando hablamos de Seattle no solo nos encontramos con Pearl Jam, Nirvana y el grunge. Además de allí salieron gente como Jimi Hendrix, Heart o Queensryche. ¿Cómo es ahora la escena musical de Seattle?

Seattle es una gran ciudad musicalmente hablando para todos los estilos. Recientemente hemos tenido a Macklemore y Brandi Carlise que han salido de aquí. Creo después de la muerte de Chris Cornell, hace un año o así hay una especie de nostalgia por el grunge. Puedo sentirlo.

Pronto sacaréis vuestro nuevo disco. Cuéntanos algo de él

A este álbum le hemos estando dando forma durante años. Teníamos un puñado de canciones que habíamos escrito durante los últimos dos años o incluso más. Muchas de las letras escritas son un ejercicio para meterme dentro de mi cabeza cuando era un adolescente, un joven adulto. Echar una mirada atrás a cuando tenía 14, 16, 21… Canciones como “Mommas in the backseat” o “Dont give up on your friends” son crónicas de distintas disposiciones de mi juventud. Acabo de entrar en los 40. Escribiendo estas canciones me siento como un padre intentando comprender a su hijo rebelde (en este caso yo). El disco fue producido por Martin Feveryear y grabado, la mitad, en un pequeño estudio en Seattle y otra parte en un estudio en Vashon Island fuera de la ciudad. ¡Tuvimos que pillar un monton de ferrys del Estado de Washington para hacer este maldito disco!. Con este disco y con todos, a veces tienes poco control respecto hacia donde van, sientes que lo único que puedes hacer es intentar dirigir el barco, pero parece que las canciones piensan por sí mismas a veces. Me siento muy feliz con este nuevo disco y -lo que mejor hacemos- siento que con los conciertos. Para mí este disco es otra oportunidad de divertirme tocando en directo.

Por lo que dices, imagino que habrá canciones nuevas en el set list que tocaréis aquí 

¡Si!. Tocaremos un montón de material de nuestro nuevo disco e incluso haremos una versión en español que lo va a petar.

Ahora que estáis en Europa, ¿no creéis que hay un interés creciente por el americana en el viejo continente?

Parece como si hubiésemos conocido a un montón de bandas en USA y UK que han girado por Europa extensivamente en el circuito americana. Es un género musical muy ancho: Bluegrass, country, blues… encajan en el género. Hemos escuchado grandes cosas en particular de bandas que han girado por España. Tengo muchísimas ganas de experimentarlo en primera persona.

Últimamente hay muchas bandas de EEUU girando por Europa. ¿Que diferencias encuentras entre el mercado musical en los States y el de aquí en Europa?

Ufff, es una pregunta complicada. Lo que puedo decir, por lo que he visto, es que el mercado europeo es un poco más abierto si hablamos de ir a ver bandas del estilo que sean sin conocerlas. Parece como si en América a menos que conozcas a la banda, eres reacio a dejarte llevar y acudir a su concierto, incluso si tocan un estilo que se supone que te gusta.

Habéis tocado con bandas muy importantes en estos últimos tiempos. Cuéntanos algún recuerdo muy especial de alguno de esos conciertos. 

Cuando tocamos en Bumbershoot, un extenso festival en Seattle en 2014, acabamos en el backstage, en el camerino de The Replacements que es una de las bandas que probablemente más han influenciado a nuestro guitarrista y nuestro batería. Posiblemente el mio fue cuando Adam, nuestro guitarrista- intentó invitar a un whiskey a Tommy Stimson para acabar descubriendo que teníamos barra libre. Nos reíamos a carcajadas mientras se sentía como un “fan boy” a pesar de estar tocando en el mismo festival.

 

 

Bueno, va siendo hora de ir acabando. Gracias por contestar a mis preguntas. ¿Queréis decir algo a nuestros lectores?

Lo primero: ¡hola!. Y que apreciamos mucho a todos aquellos que apoyan la música en directo, la nuestra o la de quien sea porque no siempre es fácil estar en una banda. Los conciertos son la recompensa. Se invierte un montón de trabajo para plasmar un set de 45 minutos, algo que mucha gente desconoce pero el gozo es estar en el escenario y por eso no puedo esperar para plantarme en España por primera vez y probar las nuevas canciones en un nuevo lugar.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.