Shiny and Oh So Bright, Vol 1 /LP: No Past. No Future. No Sun (ojito con el título) debería haber sido el disco que plasmara la (casi) reunión de los  Smashing Pumpkins originales. Un disco que demostrara que tras 30 años de carrera todavía les quedaban energía y cosas que contar. Pero el disco se ha quedado a medio camino, básicamente porque no suena a los Smashing de los 90 sino a lo que venían sonando en los últimos lustros aunque menos inspirados. Lo cierto es que no se nota la mano del retornado James Ija por ningún lado mientras que Jimmy Chamberlain suena bastante comedido. Parece como si Billy Corgan les hubiera contratado como músicos de sesión y no les hubiera dejado explayarse a gusto. A mí me encantó el Chamberlain desatado de Zeitgeist (2007) pero aquí suena domesticado. Tampoco la mano tras la mesa de mezclas de Rick Rubin se nota lo más mínimo. Lo que queda claro es que Smashing Pumpkins es el invento de Billy Corgan y él ejerce el control absoluto. Poco importa si le acompañan unos mercenarios a sueldo o los miembros originales.

Shiny and Oh So Bright contiene 8 cortes y dura 32 minutos, se hace corto y sabe a poco. Si nos centramos en las canciones, encontramos un prometedor inicio con la melosa Knights of Malta, que huye de los furiosos sonidos de apertura habituales para acercarnos a texturas gospel gracias a unos acertados coros femeninos. El remanso continúa con Silvery sometimes (Ghost), el típico tiempo medio del grupo que nos recuerda a temas del pasado como 1979.  Mala cosa. Finalmente hacen su aparición las guitarras en Travels y nos damos cuenta que este disco no nos va a aportar nada nuevo al muestrario del grupo. Así lo confirma Alienation, uno de los temas más flojos de Corgan. Solara sí enseña los dientes, pero no muerde como antaño. Tampoco lo hacen Seek And You Shall Destroy, Marchin’ on ni With Sympathy, buenos temas que sin embargo no están a la altura de lo esperado. Billy Corgan sigue facturando estimables gemas de buen pop y momentos rockeros, pero nada que no hubiéramos oído antes y mejor. Y así llegamos al final de un disco breve y correcto, nada más. No hay riesgo ni experimentación por ningún sitio, quizás Corgan se lo guarde para el vol 2. Al menos, la personalísima voz de Corgan no ha perdido brío a sus 51 años (al menos en disco, que el directo es harina de otro costal). Pero la sensación final es de decepción, puede que fuera cosa mía y tuviera demasiadas esperanzas puestas en este LP.

Los que busquen a los mejores Smashing del pasado no los van a encontrar aquí. Más que un LP al uso, este disco parece una colección de canciones sin demasiada cohesión entre ellas y empaquetadas juntas en base a los indescifrables deseos del señor Corgan. Algo que ya se notaba en otros discos recientes del grupo pero en este se hace más evidente todavía. Además, no destila la energía ni la inmediatez de Monuments to an elegy (2014), la experimentación de Oceania (2012), ni la mala baba del denostado Zeitgeist. Ni que decir tiene que, sin ser un mal disco, Shiny and Oh So Bright, Vol 1 decepciona si se compara con sus trabajos de los 90.

Me duele decirlo, pero con Smashing Pumpkins ocurre lo mismo que con otros grupos de mi juventud como U2, Depeche mode o The Cure: quizás deberían plantearse eso de la retirada a tiempo antes de parecer un pálido calco de sí mismos.

The Smashing Pumpkins – Shiny and Oh So Bright, Vol 1/LP: No Past. No Future. No Sun

by: Luis Cifer

by: Luis Cifer

Luis Cifer, nació en la ciudad del cierzo. Se dice que siempre viste negro, que Luis no es su nombre real y que duerme en la calle. Otros dicen que tiene un trabajo, que no bebe alcohol e incluso que es padre de familia, pero no hay nada confirmado. También se le puede encontrar en su blog de cine.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Estoy muy de acuerdo con la lista donde a mi gusto cambiaria muy poco y totalmente de acuerdo con ese…

Te puede interesar

Ribspreader – Reap Humanity

Ribspreader – Reap Humanity

No sé si alguien ha redactado una lista con los artistas más prolíficos del mundo pero si existiese sin duda incluiría a gente como Lope de Vega, Stephen King, Jess Franco, Buckethead, Johann Sebastian Bach o Frank Zappa. Las carreras de cada uno de ellos están...

Los Nodoyunas – Una bolsa en el viento

Los Nodoyunas – Una bolsa en el viento

Aunque acabó refutado por muchos de los filósofos que llegaron posteriormente, sobre todo por Marx, y aunque no sé mucho de su pensamiento, cuando me cruzo con estos cuatro desarrapados tengo la idea del diálogo maestro-esclavo. Yo, asín mayormente, soy un maula, un...

Frank Suz – Reza todo lo que sepas

Frank Suz – Reza todo lo que sepas

¿Quién lo iba a decir?, ¡nos encontramos aquí para hablar del tercer disco ya de FRANK SUZ! Y no lo digo en términos peyorativos hacia él, ¡ni mucho menos!, Mr. Suz y sus secuaces se lo merecen absolutamente todo. En todo caso, lo 'peyorativo' va hacia la industria...

Pin It on Pinterest