Entrevista a THE INDUCTIONS: “No hay relevo generacional, la gente joven está a otras cosas”

Publicado el 02/10/2018 | por Carlos Tizón | Noticias

Hace poco hemos tenido la oportunidad de entrevistar a los irundenses The Inductions en esta casa, y nos han hablado de muchas cosas, entre ellas, de su nuevo lanzamiento “Fast Food”. No os perdáis ni una respuesta porque os van a contagiar su energía positivia. Sin más, os dejamos con The Inductions.

 

ENTREVISTA A THE INDUCTIONS

 

 

Fast Food es vuestro nuevo lanzamiento. ¿Cómo fue el proceso de composición y grabación?

El proceso de composición siempre es el mismo: alguien trae una idea al local y entre todos desarrollamos dicha idea hasta que el resultado final nos satisface. Suele ser muy divertido y ayuda a que todos sintamos un poco más nuestra cada canción.

El proceso de grabación fue muy rápido y también muy divertido. Teníamos el repertorio muy preparado e íbamos como auténticos bulldozers: grabamos todos a la vez y en apenas dos días toda la rítmica instrumental estaba lista al completo. Posteriormente, tocó el momento de los arreglos, solos y voces y también fue muy rápido…incluso nos permitimos el lujo de improvisar algunos arreglos, que es un regalo que te da el llevar bien preparada la grabación.

En cada disco se aprecia una evolución constante. ¿Cómo ha ido creciendo The Inductions desde aquel inicial “Angel road” hasta este reciente “Fast Food”?

Buena pregunta, Carlos…y qué difícil de contestar!! Es difícil juzgar tu propio trabajo…A veces tienes esa sensación de haber grabado una buena canción, pero tienes tus dudas de si se plasmó exactamente como querías…En este fast food tengo que decirte que el resultado es lo que más se acerca a lo que sonaba en nuestras cabezas de cuanto hemos grabado…Quizás el tiempo nos de perspectiva y cambiemos de opinión, pero a día de hoy tengo que decirte que estamos muy satisfechos…

Para este nuevo lanzamiento habéis fichado por Lengua Armada. ¿Es complicado abrirse paso en este negocio con la autogestión?

Y tanto que es complicado…cada vez es más difícil tocar en garitos y colgar un “sold out” es verdaderamente difícil. No nos engañemos, son malos tiempos para el Rock, tanto para las bandas como para los garitos que lo promueven…una pena para la que no hay una solución sencilla, más si te aferras a tocar lo que realmente te gusta, sin pensar en “radio fórmulas”…En tantos aspectos nos sentimos tan lejos de ello, que sentimos la necesidad de hacer las cosas como queremos  cuando queremos…con cabeza, sí, pero a lo nuestro…Es la única manera de ser consecuente con uno mismo.

La energía está muy presente en vuestras canciones. ¿Qué soléis escuchar? ¿Cómo os influye a la hora de componer?

Esta vez tengo que hablarte desde el ámbito personal, ya que el grupo es un revoltijo de influencias, muchas de ellas dispares. Yo crecí con música energética, de esa que te contagia alegría y que puede ayudarte a dar la vuelta a un día desastroso. Lo que está claro es que todos queremos que nuestros conciertos sean una fiesta, que te contagien una sonrisa y las ganas de brindar con cerveza fría no sólo con la gente que te acompañe al bolo, sino con quien te quede cerca y a quien ni siquiera conozcas.

A la hora de las escuchas, cada cual te dirá una cosa diferente, pero quizás ahí resida nuestra personalidad: en que tenemos distintas influencias que convergen en lo que hoy por hoy es el grupo. De todas formas y aunque suene manido, todos te expresaremos un amor incondicional por los grandes clásicos del rock, nuestro punto de encuentro. Las influencias forman parte de uno y de lo que ha venido escuchando a lo largo de su vida, por lo que es algo intrínseco que sale de una manera natural y totalmente inconsciente. 

 

 

Por el norte tenéis bastantes bolos. ¿Qué planes tenéis respecto a giras?

Es que el norte es nuestra tierra y por aquí hemos dado un montón de bolos…jajaja!! También he de decirte que por aquí hemos encontrado zonas con más afluencia de público y seguimiento y otras no tanto. Creemos que responde a la tradición musical de cada zona: Nos encanta tocar en Rentería (Guipúzcoa) donde el espíritu Punk de los 80´s sigue tan vivo, Baraka (Vizcaya) todo tan canalla y a la vez acogedor, Bilbao, genial!! Donosti, nuestra ciudad, llena de contrastes…Vitoria!! Con tantos y tan buenos amigos….

Por otra parte, seguiremos tocando allá donde nos llamen y haya ocasión…por ahora tenemos ya algunos bolos cerrados por Zaragoza, León, Santurtzi,… y esperamos cerrar más, pronto …

¿Cómo veis la escena rockera actual? ¿No tenéis la impresión de que hay más bandas que público ?

Tu lo has dicho, una pena…escena hay, está claro, pero nada que ver con la de hace unos años…Lo realmente triste es que no hay relevo generacional: la gente joven está a otras cosas…No culpabilizamos a nadie, quizás deba de ser así. Pablo (bajista del grupo) lo suele explicar muy bien: si las cosas no hubieran evolucionado; probablemente siguiésemos escuchando música clásica…qué es magnífica, pero que forma parte del pasado. Quizás la culpa sea nuestra, de las bandas, que no hemos sabido llamar la atención de la gente joven con algo sorprendente…

Lo que a mí personalmente me irrita, no es la diferencia, sino en lo que se ha convertido la música de masas y su negocio. No problemo en que exista “X” estilo musical y su estética, pero sí en que, por inercia, todo se llame música: esos autotunes asquerosos que no hacen más que esconder una falta de técnica y talento pasmoso, esos bailes vejatorios que no hacen sino alentar aquello que, de cara a la galería, tanto decimos repudiar, esos “artistas”, más pendientes de mantener levantado su flequillo y estar guapete/a, que en afinar, esos “famosetes” que por haber tenido un rollo con no sé quién, y sin tener ni idea, prueban suerte en esto de la música…

Eso, en mi opinión, lo podremos llamar “teatrillo” o “negocio”, pero no música en mayúsculas. Te confieso que este “cartón piedra musical” me apena y es, desgraciadamente, lo que hoy colma la atención de una buena parte de la juventud.

¿Cómo lleváis el tema de las redes sociales? ¿Pensáis que ayudan a los grupos o no es más que una especie de placebo?

Jajaja!! Pues un poco todo a la vez, no? La redes sociales está claro que ayudan a dar visibilidad a la banda y a que haya gente que se acerque a tus bolos porque se enteran que tocas en su ciudad, o directamente te descubren gracias a ellas…Pero también hay que decir que lo que es bueno para unos, es bueno para otros, y al final sucede que nos llega tanta información a través de ellas de tantísimas bandas, que al final la cosa se colma y la gente se sobresatura, lo que nos lleva a la parte dos, la banalización de todo y la dificultad en sobresalir ante tanta competencia…Aún y todo, no seremos nosotros los que echemos pestes de las redes sociales: por ahí nos ha contactado bastante gente para cosas realmente interesantes para la banda.

¿Internet kills the rock star?

Ummm, otra vez, buena pregunta! Creo que internet puede ser una plataforma idónea para crear nuevas Rock stars e incluso para mantener el status, pero creo que es importante gestionarlo correctamente. Antes, teníamos las revistas, pero cada vez hay menos publicaciones. Nos guste o no, y que conste que yo soy mucho de lo que podamos tocar con las manos, el escaparate ahora es internet y sería de locos no explotarlo.

Gracias por vuestro tiempo. ¿Algo que queráis añadir?

Pues que decirte, querido Carlos…que por enésima vez, muchas gracias por apoyar tanto y tan bien a esta banda y a la escena en general, tan importante para los que valoramos tanto esta cosa de locos románticos a la que llamamos “Rock”. Siempre fuertes, auténticos y constantes, amigo…

 

 

 

Sobre el autor

Licenciado en el arte de apoyar el codo en la barra de bar. Comencé la carrera de la vida y me perdí por el camino, dándome de bruces con el rock and roll. Como no pude ser una rock star, ahora desnudo mi alma cual decadente stripper de medio pelo en mi blog, Motel Bourbon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.