Revisando a BOB DYLAN – Capítulo 7: Blonde on Blonde

Publicado el 11/08/2015 | por Laurent Berger | Especiales, Reviews

bdBob Dylan acaba de estar en suelo español, otra vez… Y, evidentemente, hemos tenido que soportar otra vez la reflexiones de los supuestos expertos musicales de los cuatro puntos cardinales de la península ibérica, que despotricaran sobre Dylan porque no sonríe, no saluda al público, o no da las gracias al personal que ha tenido que venir a soportar su concierto donde no se reconoce ningún tema. Y, por Dios, no trae fuegos artificiales, ni pantallas de vídeo gigantes, y ni siquiera nos pide que le acompañemos con nuestras voces en su temas más emblemáticos.

En fin, de esto ya hablé en su momento. Ahora prefiero acercarme modestamente a una obra maestra colosal, el séptimo álbum de Bob Dylan, bautizado como Blonde on Blonde. Publicado por Columbia Records en 1966, se disputa el puesto de primer álbum doble de la historia del rock con el Freak Out, de Frank Zappa. No entraré en el juego ridículo de si es verdad o no, ambos son genialidades. En aquellos tiempos, ambos discos, debido a su duración, forzaron a las discográficas a editarlos en dos LPs, aunque las reediciones digitales permiten incluir todo el álbum en un único disco. En mi humilde opinión, considero que es uno de los mejores discos de Dylan y uno de los mejores álbumes de la historia de la música.

Grabado en Nashville, Tennessee, fue producido por Bob Johnston, con Al Kooper a los teclados y el bajista Harvey Brooks, que habían tocado en Highway 61 Revisited, junto a a Robbie Robertson y Levon Helm, ambos miembros de The Hawks (futuros The Band). El título de Blonde on Blonde podría ser una referencia a la blancura del cabello y de su piel de la antigua novia de Bob, Echo Helstrom. Otros apuntan a la pálida belleza de Edie Sedgwick, la nueva pretendiente.

Tras la polémica aparición de Dylan en el Festival Folk de Newport en julio de 1965 donde Bob quería cortar con su pasado de trovador y electrificar su música con este disco para rematar sus nuevas ideologías musicales. Bob dijo al respecto:

…si no les gusta, malo. Tendrán que acostumbrarse a que les guste.

Blonde on Blonde fue un gran éxito comercial, dando lugar a varios singles que elevaron a Dylan a lo alto de las listas de éxitos. La primera sesión se centró en dos canciones: “I Wanna Be Your Lover” y “Can You Please Crawl Out Your Window?”, pero sólo la primera canción fue archivada para salir posteriormente en el box set retrospectivo de 1985, Biograph. El segundo tema era una canción grabada y desechada del Highway 61 Revisited, y aquí presentada con nuevos arreglos.

El 30 de noviembre, los Hawks (con Bobby Gregg en lugar de Helm) siguieron a Dylan al estudio de grabación para grabar su última composición, “Seems Like Freeze Out”, posteriormente rebautizada como “Visions of Johanna”, una épica surrealista de casi diez minutos de duración. A pesar de contar con músicos de la talla de Bruce Langhorne (guitarrista), Paul Griffin (teclado) y Al Kooper, Dylan no quedo satisfecho de la primera grabación de esta nueva canción. Ya no se efectuaría ninguna sesión de grabación más hasta después del Año Nuevo; el 21 de enero de 1966, regresaría a los estudios para grabar otra larga composición, “She’s Your Lover Now”. Pero la grabación de esta sesión aparecería finalmente en The Bootleg Series Volumes 1-3 (Rare & Unreleased) 1961-1991.

Al no haber podido grabar canciones potenciales para su álbum, Dylan se decepcionó por utilizar a los Hawks para las grabaciones de estudio, pero a pesar de ello, dos nuevas composiciones fueron grabadas el 25 de enero: “Leopard-Skin Pill-Box Hat” y “One of Us Must Know (Sooner or Later). Estos dos temas fueron regrabados de nuevo el día 27, esta vez con el guitarrista Robbie Robertson, el bajista Rick Danko, Al Kooper y el batería Bobby Gregg.

Una versión de “I’ll Keep It With Mine” fue también salió de esta sesión; para ser editada en The Bootleg Series Volumes 1-3 (Rare & Unreleased) 1961-1991. La lenta progresión de las sesiones favorecieron la decisión de Dylan de cancelar tres sesiones de grabación ya planeadas, por lo que decidió que un cambio de escenario ayudaría en la situación y finalmente decidió probar en Nashville donde ya había realizado una sesión de grabación en los estudios Music Row el 14 de febrero de 1966. Además de Al Kooper, Bob Dylan y Johnston reclutaron al guitarrista y bajista Charlie McCoy, al guitarrista Wayne Moss, al guitarrista y bajista Joe South y al batería Kenny Buttrey.

Cuando llegó… nos pidió si nos importaría esperar un poco. Habían parado en el aeropuerto de Richmond y no había tenido oportunidad de acabar su nuevo material… Así que todos nos fuimos fuera y le dejamos en el estudio. Estuvo allí escribiendo durante seis horas. (Charlie McCoy).

Tres canciones fueron grabadas en esa primeras sesiones de Nashville, versiones exitosas y definitivas de “Fourth Time Around” y “Visions of Johanna”. Igualmente se grabó otra composición épica: “Sad-Eyed Lady of the Lowlands”. “Señorita de ojos tristes de las tierras bajas”, que se refiere a su esposa Sara y que Dylan nunca ha tocado en concierto. El otro esplendido tema, “Stuck Inside of Mobile with the Memphis Blues Again”, de la cual el cantante KiKo Veneno tiene una interesante versión, asimismo existe otra versión incluida en el album Hard Rain. Dylan dejó Nashville para tocar varios conciertos acompañado por los Hawks, regresó para grabar “Absolutely Sweet Marie”, canción cargada de diversas imágenes sexuales encubiertas y de la cual existen excelentes versiones de los Flamin’ Groovies y Jason & the Scorchers.

De “Just Like A Woman”, de la cual se dice que fue escrita para la musa y modelo de Andy Warhol, Edie Sedgwick, y “Pledging My Time” que es un blues al más puro estilo de Elmore James que contiene la estrofa “Alguien envió a la ambulancia / Y uno se envió / Alguien tiene la suerte / Pero fue un accidente”, se presta a un extraño preludio del accidente de motocicleta de Dylan.

“Most Likely You Go Your Way (And I’ll Go Mine)”, “Temporary Like Achilles”, y “Rainy Day Women #12 & 35”, que es la única de Blonde on Blonde que incluye una banda de instrumentos de viento, y famosa por su controvertido estribillo “Everybody must get stoned!” (“Todo el mundo debe estar colocado”), el viejo Bob obligo a que todos bebieran y fumaran hasta estar completamente ebrios; tras ello, grabaron la toma definitiva a altas horas de la madrugada. El resultado de multiplicar 12 por 35 es 420, lo que ha llevado a pensar que se trata de una referencia a la marihuana. 4:20 ó 4/20 es un término empleado en Norte América para referirse discretamente a la marihuana (cannabis) y, por consiguiente, una forma para identificarse con la cultura de la cannabis. The Black Crowes hicieron una versión de la canción para la cara B de su sencillo de 1992 Hotel Illness.

La preciosa “I Want You” fue escrita inspirándose esta vez en la novia de Brian Jones en esos tiempos: Anita Pallenberg; Bruce Springsteen solía interpretarla en directo en la gira de Born To Run y en el Main Point Show.

“Leopard-Skin Pill-Box Hat” ridiculiza cariñosamente a las “fashion victims”; igualmente, se basa en la modelo y novia del momento de Bob, Edie Sedgwick. Beck versionó la canción para el disco Heroes War Child Charity.

Dylan quedó muy satisfecho con las sesiones de Nashville. Tras la publicación de Blonde on Blonde sufriría, al poco tiempo, un accidente de moto que cambiaría sustancialmente su vida personal y artística en muchos aspectos.

Como curiosidad, de todas las fotos que tomo el fotógrafo Jerry Schatzberg para la portada, Dylan eligió la única que estaba borrosa. Las primeras ediciones, tanto en USA como en el Reino Unido, tenían nueve fotos en el interior, cuatro a la izquierda y cinco a la derecha; éstas incluían una fotografía de la actriz Claudia Cardinale, y otra foto más pequeña de una persona no identificada echándose sobre Dylan para hablarle al oído. Tras la primera edición se cambió en el lado derecho en USA; Claudia Cardinale se había quejado por el uso de su fotografía, remplazada por una versión aumentada de la foto de Dylan con bufanda blanca. La foto con la otra mujer también desapareció.

BlondeInner

Blonde On Blonde nos ha dado a lo largo de los años dos versiones mono, editadas de modo diferente; dos versiones estéreo en vinilo, con la mayor parte de las pistas mezcladas de manera diferente, dos series diferentes de fotos de portada; una canción en cuyo título nadie parece ponerse de acuerdo; tres versiones digitales diferentes, cada una mezclada diferentemente de cualquier edición en vinilo previo, más una versión abreviada de una de éstas con la mayor parte de las canciones recortadas. ¿Alguien da más?

Sobre el autor

Tsi – Na – Pah estudió Bellas Artes y más tarde cocina. Actualmente recorriendo Andalucía vendiendo y comprando viejos vinilos. Apasionado del rock progresivo y del rock americano de los setenta. Colaborador en distintas revistas musicales y tiendas de música en la época donde se vendía música de verdad.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *