Crónica de CHARLES BRADLEY en la Plaza Quintana de Santiago de Compostela

Publicado el 24/07/2016 | por Bernardo De Andres | Conciertos

chaEn plenas Fiestas Patronales en la localidad de Santiago de Compostela se ha aparecido en la Plaza de la Quintana bajo la sombra de la Catedral , un santo, un San Martín de Porres, con la misión evangelizadora de mensajes de amor y paz tomando como doctrina el alma del soul. CHARLES BRADLEY , es el nombre del Oficiante y persona .

La presencia del más grande de los vocalistas de soul de la actualidad llevo a una multitud de personas , no se si en gran parte sabían que era lo que se traía entre manos, hasta abarrotar la Plaza en un excelente día de verano. La banda de acompañamiento era lo que su nombre indica HIS EXTRAORDINARIES ( metales, teclados, sección rítmica y guitarra) siendo la misma la encargada de aperturar el Oficio con un par de instrumentales para ir poniendo a punto a feligreses y parroquianos antes de la entrada faraónica del nuevo mito Una voz desgarrada y potente salida del corazón corta la respiración cuando suena NOBODY BUT YOU puro sonido negro sin ningún tipo de edulcoramientos . Un traje rojo al más puro estilo James Brown ( Charles tuvo que ganarse las castañas como impersonator del Godfather) anunciaba que íbamos a presenciar todo un espectáculo. THINGS WE DO FOR LOVE, con sus coritos de uhhh, YOU THINK I DON’T KNOW , tan Otis, el funk con metales de LOVE BUG BLUES o AIN’T IT A SIN, llevan al paroxismo parroquiano maxime cuando Bradley saca a la luz todo un repertorio de lanzamiento de micro, bailes , espagats , cortosionismo de caderas y movimientos de brazos cual águila real. Y que voz , arrasadora y con potencia descomunal en la parte rítmica pero al mismo tiempo desgarradora de entrañas en esas baladas hirientes . ( YOU PUT THE FLAME ON ME./, THE WORLD )

Charles ha mamado el soul, el es el ALMA y se dedica a predicarlo con sermones llenos de AMOR , una palabra y un gesto salieron a relucir a lo largo del concierto en numerosas ocasiones , llegando a su climax con la interpretación del CHANGES , (versión de Black Sabbath que quién lo iba a decir a Ozzy se iba a convertir en toda una experiencia cuasi religiosa) que da titulo a su formidable último disco . Y como cualquier celebración , sobre todo en la habitual escenografía patria de corte religioso, todo terminó con el paseo del santo por medio de los feligreses y así ocurrió BRADLEY caminando por el público abrazándose con viejos jóvenes y niños ( si niños ) con una finalidad de gratitud y de verse tocados por la mano milagrosa del alma de color . Muchos de los presentes han visto la luz. .

Sobre el autor

Mi lema: una Buena Canción se encuentra donde menos te lo esperas, por lo que nunca rechaces nada de antemano. Nací con el White Album de los Beatles, y espero morir escuchando "God Only Knows" de los BB. Mis trastornos mentales suelen manifestarse en el blog Mi Tocadiscos Dual

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *