THE WATERBOYS – Modern Blues: inmediato equilibrio entre poesía y pasión

Publicado el 21/01/2015 | por Laurent Berger | Reviews
Valoración
90

the waterboys modern bluesMike Scott y sus Waterboys están disfrutando de una segunda vida en este Siglo XXI, y es que desde que en 1983 se echaron a recorrer las rutas del rock, Mike siempre ha ido ofreciendo conciertos y discos de alto nivel. A finales de 1993 parecía que el sueño se terminaba, pero Mike resurgió y resucito el nombre de Waterboys con un nuevo álbum A Rock in The Weary Land, que se publicó en el año 2000, y que contaba con un sonido mucho más rock, alejado de los aires célticos. De aquella gira recuerdo a un Mike mucho más duro, con temas inspirados pero de diferente temática a la que nos tenía acostumbrados. En 2003 con Universal Hall volvieron a su sonido más orgánico, acústico y sus influencias celtas. Le siguieron su primer disco en directo, Karma To Burn, y Book of Lightning en 2007, que pasó prácticamente desapercibido para muchos.

Fue en 2011 cuando volvió The Waterboys a ser la banda que fue, con la publicación de An Appointment With Mr.Yeats y, sobre todo, con el lanzamiento de la caja de temas inéditos The Fisherman’ Blues. Ahora y tras cuatro años de silencio discográfico, ya que estuvieron recorriendo medio mundo con unos conciertos extraordinarios, Mike y sus Chicos del Agua regresan con un nuevo trabajo bajo el brazo: Modern Blues.

La primera impresión que se lleva uno al escuchar el disco es una sensación de inmediatez, energía y un perfecto equilibrio entre temas rápidos y lentos, entre poesía y pasión. Grabado en Nashville, no se percibe ninguna influencia country debida a los parajes de los alrededores. El disco suena a Waterboys por cada surco, producido por el propio Mike Scott -¿y quién mejor que el para saber cómo quiere que suene su banda?- quien siempre ha sabido dirigir su barca como un perfecto capitán sin dejar que ninguna rebelión a bordo pueda afectar su camino. The Waterboys se han labrado su nombre escrito con fuego para el resto de la historia compartiendo gloria con los más grandes y respeto de todo el gremio artístico. Prueba de ello es que un artista tan alejado a su estilo como Prince se atreva con una versión de “The Whole of the Moon”, y que bandas nuevas como The War on Drugs reconozcan su influencia tocando en sus conciertos esa obra maestra que es el tema “A Pagan Place”.

Modern Blues es un disco más inmediato y duro que su antecesor, un disco donde el Hammond ha remplazado al violín como instrumento estrella. Aunque la batalla entre el violín de Steve Wickham y la guitarra de Scott en “November Tale” son de las que marcan la historia. La banda cuenta con Ralph Salmins, que ya lleva cuatro años tras los parches, Paul Brown en los teclados y el bajista de los Muscle Shoals, David Hood. Evidentemente, Steve Wickham al violín y fiel escudero de Mike. En definitiva, en este disco The Waterboys se inclinan más por los sonidos rugosos de las guitarras eléctricas que por el refinamiento de las acústicas, pero Scott sigue siendo el mismo, no cabe duda.

Resaltaría dos temas más; la preciosa “Nearest Thing To Hip”, con hermosas trompetas que me recuerda al Van Morrison más inspirado y, por otra parte, no olvidar las referencias a su amada literatura, esta vez con la introducción del tema que cierra el disco, “Large Strange Golden Road”, que comienza con una grabación del legendario Jack Kerouac haciendo una lectura de un fragmente de su mítico libro On the Road. Un tema épico que en sus conciertos seguro aprovecharán para desarrollar una larga jam.

Simplemente añadir que el disco en su versión en vinilo contiene un tema extra que ocupa toda la cara D, una interesante y larga demo en clave acústica del tema “Long Strange Golden Road”.

Sobre el autor

Tsi – Na – Pah estudió Bellas Artes y más tarde cocina. Actualmente recorriendo Andalucía vendiendo y comprando viejos vinilos. Apasionado del rock progresivo y del rock americano de los setenta. Colaborador en distintas revistas musicales y tiendas de música en la época donde se vendía música de verdad.

Publicidad

5 Respuestas a THE WATERBOYS – Modern Blues: inmediato equilibrio entre poesía y pasión

  1. Franky calzas dijo:

    Pues aún no me he hecho con él, no sabía que podía esperar, pero tras leer tu crítica me haré con él. Me da pena que el violín no esté tan presente en este disco, ya que soy un enamorado de este instrumento en el Rock, y Steve Wickham es la hostia. Buena e interesante es la presencia de David Hood en el bajo, garantía de solidez y grandes líneas.
    Aún guardo en mi memoria el fantástico concierto en la Riviera el pasado año…creo (que memoria la mía, por Dios!). Como gocé
    Un abrazo

    • Tsi-Na-Pah dijo:

      Un disco que gana a cada escucha,como debe de ser en los grandes trabajos.Aquel ultimo bolo de los Waterboys en la Riviera es para la memoria.Allí estaba en primera fila.

  2. Johnny J.J. dijo:

    De lujo, masterTsi, me estoy entregando a su causa. Cuánta grandeza tiene Mike Big Scott. Abrazo.

    • Tsi-Na-Pah dijo:

      Muchas gracias.The Waterboys no han aflojado la calidad de sus trabajos a pesar de los años.Pocos pueden presumir de esto!

  3. Pep Quintana dijo:

    Muy fan del señor Scott Lorenzo. De joven sus canciones sonavan en los garitos que hibamos a emboracharnos. lo recupere con Universal Hall, un disco muy hipnótico para mi, te puedes quedar enganchado com en un mantra.

    con ganas de escuchar el nuevo disco.

    un abraço!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *