Y después de las dos grandes, pues toca algo de otra pasta, “Three and a Half Letters”: toca hablar en vez de cantar en determinados pasajes, tocan sumisiones death, toca traer por fin al disco al siglo XXI, pero no del todo, no del todo, porque ya todo anda inventado, y esta voz más cavernosa ya se dejaba escuchar en los ochenta. Es una canción distinta, más salvaje. “Big Foot” (la del vídeo de marras) es de lo más animada y en ella Hagar recobra la compostura y vuelve a ser un hombre. Las sensaciones son de alborozo, de optimismo Halen, y ritmos Satriani (¡cuánta presencia tiene en este disco su modelo de música!). Me gusta. Es otra de las que salvo sin duda………….

El texto anterior forma parte de la review realizada por Ángel de ese Chickenfoot III. Tal como ya comenté, no acabo de compartir su visión de la jugada, aunque después de ver los diversos vídeos que han aparecido del Liwe Webcast, o concierto de presentación del disco, de hace un par de días, parece que, poco a poco, voy entrando un poco más en este Chickenfoot III

Contenido perteneciente a The Best Music. Puedes seguirnos tambien en Twitter y en Facebook.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

siete − 7 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.