La Familia Addams, Sevilla (Cartuja Center)

Publicado el 12/05/2018 | por José Luis Díez | Cine, Conciertos, Teatro

Un enorme esfuerzo  el traer a España el musical de “La Familia Addams”, cosa que hay que agradecer a la productora “Let´s go entertaiment” que además ha realizado un soberbio trabajo que han podido disfrutar durante unos cuantos meses en Madrid y que ahora inicia una gira en Sevilla, que a buen seguro los va a llevar por buena parte de la geografía española a lo largo de estos años. Obra que llega desde Broadway y que, como es obvio, ha tenido éxito allá donde se estrena, pues varias generaciones han crecido con “La Familia Addams”, primero con la serie de televisión y luego con los largometrajes de Barry Sonnefeld. Ese mundo es el que ha intentado trasladar el director escénico Esteve Ferrer, con montajes que van desde comedias en el Festival de Mérida a musicales, que consigue que el público reconozca las diferentes personalidades de los personajes, con leves movimientos o entonaciones de voz, en una magnífica dirección de actores, pues “La Familia Addams” no es un musical de enormes voces como pueda ser “El fantasma de la ópera”, “Los miserables” o “Wicked” si no que juega con la comedia y los diálogos encuadrados en las más de dos horas y media que dura el espectáculo, aunque los números musicales son de enorme calidad, desde el inicial “Cuando eres Addams” o el divertido “Voy mal” del primer acto al excepcional segundo con los bellos “La luna y yo”, “Feliz/ triste” o los geniales “Al sofá”, “Tango de amor” o el delirante final con “Ven a las tinieblas”. Influencias españolas, argentinas, jazz, vodevil o canciones a lo Stephen Sondheim se dan cita en todo el musical, un trabajo de Andrew Lippa excelente tanto en el texto como en la partitura, aunque ayudado en el libreto por Rick Elice y un “peso pesado” de la industria hollywoodiense como Marshall Brickman, duo que ya venían de ganar el Tony por “Jersey boys” (de la que existe una mediocre adaptación cinematográfica del enorme Clint Eastwood, en uno de sus pocos “lunares”).

El escenario es sencillo pero eficaz, con unos paneles móviles que sirven de muros, puertas y cristaleras de la mansión de los Addams, con un exterior rodeado de esqueletos y calaveras, como si del cementerio familiar se tratase, con un tratamiento de la luz que juega con la oscuridad, los colores fríos, acrecentando el mundo de sombras y terror donde viven los integrantes de la mansión. Una adaptación interesante con numerosos guiños a la cultura española, delirante la crítica a la corrupción política, pero que no pasa del humor blanco, aunque con algún toque “picante” y que luce en sitios como el imponente Cartuja Center, un teatro enorme construido en los terrenos donde se realizó la Expo 92 y que permite contemplar en todo su esplendor estea “joyita” de nuestra cartelera, donde Miércoles se ha enamorado de un chico normal, al que invita a cenar (junto a sus estirados padres) y donde los progenitores chocarán en una cena que dejará claro los distintos valores de los Addams y los Beineke.

En el capítulo actoral, bien todos, encabezados por los Gómez y Morticia de dos reputados actores como Xavi Mira y Carmen Conesa, llevando el peso del texto, pues la mejor voz es la de Lydia Fairén como Miércoles, una “mezzo” con un bello registro. Divertido el final del Lurch de Javier Canales, que no voy a desvelar. Un recomendable espectáculo donde volver a reencontrarnos con ese feliz pasado que todos tuvimos y evadirnos durante unas horas en la magia del teatro.

Sobre el autor

Cinéfilo y cinéfago, lector voraz, amante del rock y la ópera y ensayista y documentalista con escaso éxito que intenta exortizar sus demonios interiores en su blog personal su blog el curioso observador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *