Crónica de Zeke en la mítica sala Gruta 77 de Madrid

Publicado el 01/05/2018 | por El Reportero Bolinga | Conciertos, Opinión

Entramos en la sala con Zero5 dando caña. Cojonudo el punkrock guitarrero de este cuarteto de Móstoles, que lo pasó teta repasando temas de sus dos EPs con un sonido de puta madre, ante una sala petadísima y hambrienta de lío.

Al terminar, rápido a recargar birra antes de seguir con la turbo cera de Zeke. Últimamente me quejo de lo poco que duran los conciertos, estos pollos tocarían 50 minutos… Ninguna pega (jajaja). ¡Menuda sesión concentrada de zapatilla rockera! 50 minutos de concierto, a 70 segundos el tema y una micra de segundo entre canción y canción, rellenada con ruido guitarrero, hacen un total de ¿40 canciones? (jajaja). ¡Qué animales! Si hubieran tocado a esa intensidad una más, habrían muerto.

Sólo pararon un momento para afinar los instrumentos y el majete bajista Kurt Colfelt, aprovechó para contarnos que había estado en la cárcel hace años por líos de drogas y tal… – “¿Vosotros no habéis estado nunca en la carcel?“ (jajaja) Trallazos como “All the Way” o “Working Man” del reciente “Hellbender”, “Slut”, “Mountain Man”, “Eyes Of Satan”… tampoco faltó su versión del “Shout It Out Loud” de Kiss, tocado a la velocidad de la luz.

El líder absoluto del combo, guitarra y cantante la mayor parte del tiempo, Marky Blind, comenzaba ladrando algunas canciones, porque decir 1, 2, 3, 4, es muy lento (jajaja). De vez en cuando, nos deleitaba con mini punteos rockeros y se separaba del micro sonriendo a la peña con la boca abierta, realmente creo que era cuando respiraba. Le acompañaba Kyle Whitefoot a la guitarra rítmica, que debe tener los años que hacía que Zeke no sacaba un disco y una actitud perfecta para su música. Por último Dayne Porras, al que casi tienen que sacar en brazos de la batería y que en ocasiones se comía al resto de la banda con su aporreo.

Toda una experiencia ser atropellado por el Speed Rock de estos personajes de Seattle. ¡Salute rockeros!

 

 

Sobre el autor

El Reportero Bolinga nace de las ganas de contar cosas como si estuvieras sobre la barra de un bar, dentro un muro de la muerte o pegado a un altavoz... Textos naturales, etílicos y desenfadados, que también podrás encontrar en nuestra Web El Reportero Bolinga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *