GRACE POTTER – MIDNIGHT (2015)

Publicado el 25/04/2018 | por Pupilo Dilatado | Opinión, Reviews
Valoración
90

La 'Nocturnidad' y alevosía de Grace Potter a la luz de la luna... y bajo la bola de espejos!

Grace Potter, junto a The Nocturnals se convirtió hace una década en una de las grandes del Rock Americano de los USA. No te queda otra que ‘saltar’ a ‘Paris (Ooh La La)’ porque te vas a llevar una excitante y tremenda sorpresa. VAMOSSS!!!…

He de dedicar este post a mi colega virtual Mozart-Ton, pues fue el indirecto incitador principal para que por fin descubriese a Grace Potter & The Nocturnals. La culpa de todo la tiene esta impresionante canción y el no menos recomendable videoclip!!!…

 



 

 

 

Hechas las presentaciones iniciales y saldada la necesaria deuda con Mozart-Ton comenzamos (si os deja el videoclip) con una de las carreras más sólidas y fulgurantes de una mujer en tanto en cuanto a Rock Americano se refiere. Grace Potter & The Nocturnals se crearon como todas las bandas honestas lo hacen, frecuentando los clubs y oteando el panorama buscando músicos que se ajusten a lo que tú quieres y así fue como en 2002, el baterista Matthew Burr encontró a nuestra Criatura cantando covers folk de Dylan, Young y The Band. Un año después se añade Scott Tournet y el núcleo principal de los Nocturnals ya estaba gestado a pesar de que Benny Yurco (bass) y Michael Libramento (keyboard, bass) no tardasen en subirse al barco. El quinteto muy pronto tiene repercusión, (¿a alguien le extraña con semejante voz, carisma y capacidad compositiva?) y, aunque de forma independiente, en 2004 la Potter ya lanza su primer disco en solitario al que le siguen dos discos independientes, Nothing But The Water (2005) y This Is Somewhere (2007) que los aúpan a participar en infinidad de festivales y conciertos abriendo para pesos pesados de la talla de Gov’t Mule o The Black Crowes siendo cubiertos por muchos ‘oteadores’ discográficos en su eterna búsqueda del bombazo de turno. Ha llegado el momento de conquistar no sólo a los críticos y a sus fans, con su tercer y homónimo disco, Grace Potter & The Nocturnals (2010), ha llegado la hora de asaltar el ‘mainstream’ comercial y empezar a codearse con los grandes.

Y digo bien, con los GRANDES, ya que el mismísimo T-Bone Burnett les iba a producir el disco, mejor dicho, estuvo trabajando con Grace para que fuese un disco en solitario pero se aparcó el proyecto casi finalizado en favor de grabar el disco que les pone en bandeja a los medios, la crítica y el público mayoritario con pelotazos blues rock, funk y hard rock, etc… como “Paris (Ooh La La)”, “Medicine” o “Tiny Light” con esas dos partes tan contrastadas como intensas. Una ‘Delicatessen’ de disco…¡al igual que su cuarto trabajo que no se queda atrás ni mucho menos!, The Lion, The Beast, The Beat (2012) los consolida en lo más alto ofreciendo otra colección de canciones magnífica y ‘modernizando su sonido’ con arreglos timidamente electrónicos, bases programadas y melodías que piden salirse de la estructura tradicional de los Nocturnals. Se nota la mano de Dan Auerbach con temas que sorprenden como “Never Go Back” o la melosa melodía new wave de “Parachute Heart”. Grace y Matt Burr se casan un año después.

 

 

Pero la Potter no puede estarse quieta ni un segundo, componiendo sin descanso, necesita dar rienda suelta a unas canciones más arriesgadas y peligrosamente cercanas al Pop y el Pop Rock. Llega 2015 y Midnight se convierte en un disco en solitario que genera una crisis en los Nocturnals pues iban a ser su banda de acompañamiento negándose Scott Tournet y abandonando definitivamente y para siempre el barco. El segundo disco solista de Grace me pone mucho, muchísimo, deshinhibida y sin los encorsetamientos de la estructura blues-soul-rock-funk-americana pero sin perder su esencia ni vender su alma al Diablo, la Criatura se marca un trabajo lleno ya de teclados, bases y loops además de contener unas melodías pop claramente impostadas y decididas así, la new wave, el gospel, el pop bubblegum, la disco music y más estilos se perciben como expontáneos y no como seudo-experimentos-porque-me-aburro-con-los-Nocturnals. La Potter se muestra más sensual y provocativa que nunca, su imagen y su forma de cantar así lo demuestran en un disco divertido, desenfadado y bailongo (“Hot To The Touch”, “Delirious”, “Your Girl”, “Instigators”…), con guitarras fuzz y electrónica en “Look What We’ve Become” y americano y apegado a los Nocturnals como “Nobody’s Born With A Broken Heart” que demuestran que la de Vermont no se ha olvidado de la roots music. En definitiva, un disco que tiene de todo y para todos, que arriesga ganando y que demuestra que Grace Potter borda cualquier proyecto o reto musical que se le ponga por delante y con los Nocturnals a la espera de un nuevo disco que, supongo, tardará pues Matt y Grace se separaron el año pasado tanto sentimentalmente como artisticamente ya que Burr ha dejado la banda. Esperemos que la Potter reconponga rapidamente el hueco y ‘su vacío’ y muy pronto tengamos nuevas canciones. La ‘BOLA EXTRA’ es para enamorarte y más allá…

 

 

 

 

 

Sobre el autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *