Mujeres dentro del mundo del rock

Publicado el 08/03/2018 | por Sergio Bixo | Entrevistas, Opinión

El rock siempre ha sido un mundo donde la mujer ha tenido un papel poco reseñable, aunque también han existido mujeres de carácter, que en su tiempo, han sido influencia musical de su generación y de las venideras. “A codazos” y con mucho esfuerzo han ido adquiriendo una posición en la sociedad musical muy respetable, con una gran aportación en cuanto a talento propio y a la creatividad musical de otros.

La progresión de la mujer en el rock ha sido lenta en el camino hacia la igualdad que tenemos en la actualidad. En los primeros años del sonido, quizás por la potencia y energía en las voces y en los instrumentos, era un mundo más propio del hombre, y el papel femenino era más la aportación de la mujer en la casa, o el fenómeno “fan/grupie” gritando a los artistas con “tupé” en los aeropuertos, pero década a década, no sin esfuerzo, siempre hemos tenido mujeres que han ido abriéndose paso, y dejando un espacio más abierto a su género hasta la actualidad.

Con el Boom del R&R de los años 50 y el comienzo del fenómeno “fan/grupie” hacia el movimiento Rockabilly, destaca en esa década Wanda Jackson, cantante country que a través de un encuentro con Elvis cambió de estilo para ser considerada la primera artista femenina de la historia del rock&roll y la diosa indiscutible de la época y definida como “Reina del Rockabilly”.
La nueva década rockera femenina fue marcada por las solistas de la música negra, y las reinas del soul dominaban la escena musical americana con divas del tamaño de Dionne Warwick, Aretha Franklin, Nina Simone, Etta James o Roberta Flack (aunque a esta última el éxito real le llegó en los 70).

Pero esa época no fue solo soul. Dentro del mal llamado “sexo débil” destaca un grupo y la personalidad de su cantante como fue Grace Slick de Jefferson Airplane, una banda con una clara evolución hacia la música más actual y grupo clave de los 60. Grace Slick, hasta la llegada de Janis Joplin a mediados de la década, quien fue la cabeza visible del movimiento hippie y de la psicodelia, compositora y con una personalidad arrolladora hizo de su persona una de las mujeres más influyentes del rock en esos años.

Janis Joplin a mediados de los sesenta salió a escena como un torbellino de voz enérgica, y con una interpretación potente y poderosa. Fue el autentico símbolo femenino y feminista de la contracultura de los valores establecidos por la sociedad del momento, pero sobre todo Janis fue la primera mujer del mundo rock considerada estrella y con su muerte en el 70, leyenda.
En esos años hubo grupos femeninos muy destacados como fueron The Shangri-las, The Shirelles, The Ronettes, The Chiffons, The Crystals, como ejemplo de grandes grupos formados por mujeres.
Los 70 fue la época de la música de baile, el “dance” llenaba las salas de baile, pero el rock, o el comienzo del hard rock o heavy metal, iba entrando poco a poco en el mercado más rockero, destacando también la erupción del punk a mediados de la década, sobre todo en UK, aunque en USA también salieron grandes bandas.

Una de las más destacadas de los 70 es Patty Smith, apadrinada como “La Madrina del Punk”, con su aspecto andrógino y poco femenino según los cánones establecidos, se convirtió en una de las artistas más influyentes del rock de la década, con sus temas líricos, desgarrados y poéticos, luchó contra la hegemonía de la música disco para convertirse en un símbolo para generaciones posteriores.

The Runaways fue un “exitazo” dentro del mundo adolescente, un grupo de rock donde sobresalía la juventud y adolescencia de un grupo formado íntegramente por chicas, donde destacaba la figura a la guitarra de Joan Jett y Lita Ford.

Stevie Nicks de Fleetwood Mac fue en esa época compositora, cantante, con una voz suave y sensual que daba personalidad dentro de una de las mejores bandas del momento. Ya sin el grupo, continuó su carrera en solitario en los 80.

Debbie Harry es la cabeza visible de Blondie. La vocalista es un claro ejemplo de personalidad en escena, aunque sus principios fueron punk (según dice el grupo), el estrellato les llegó con su pop/rock bailable marcado a finales de los 70 y los 80. “El Bombón rubio” como se la conocía en las pistas de baile, por su fuerza y personalidad, ha sido referente y estímulo de muchas otras artistas que tomaron sus antecedentes como acicate de provocación.

Para la canción protesta hubo un nombre; Joan Baez. Su voz personal y grave, daba mayor emotividad a las letras de sus canciones, basándose en la guerra del Vietnam. Su gran repertorio llegaba hasta los temas más cotidianos, sin olvidarse del pop, rock o el country.
Otros grupos destacados de esa época fueron Fanny Hill, los antes mencionados Fleetwood Mac, Girlschool, Heart, aunque a estos últimos se los puede englobar también en los 80.

Los Ochenta fueron marcados en el rock por el “buen rollo” de grupos “Hardrockeros” americanos con estéticas femeninas, y la nueva vertiente Heavy Metal inglesa que luchaba contra el Tecno y el Pop de las salas de baile, que fue el sonido triunfador de la década.

Las mujeres en esta época tenían que abrirse paso con el pop de voces suaves y tiernas. La eclosión de una joven Madonna que intentaba escandalizar al más puro estilo de Debbie Harry. Con un rock tradicional y lejos de esas tesituras destaca Chrissie Hynde, fundadora de The Pretenders, con sus constantes inflexiones vocales y su tono de contralto.

Lita Ford después de salir de Runaways se convierte en la “Dama del Rock” potente, en un mundo dominado por el ”hard” masculino. Con una estética fuerte e intimidadora y su voz profunda, se convirtió en todo un referente heavy. Su compañera Joan Jett con sus inseparables pantalones de cuero, continuó su carrera a base de temas que son iconos en la música rock y punk coreados por generaciones enteras.

La solista Bonnie Tyler brillaba por su voz rota, de tono desgarrado, que hacia su tesitura tan personal como inimitable. Una garganta que en esta década se salía del tono vocal establecido.
En el metal la cantante de Warlock, Doro Pech, es considerada la primera “Dama del Metal” europeo. Esta alemana de voz enérgica y vigorosa, con una personalidad abrumadora en el escenario, rompe con el molde de cantantes masculinos dentro del heavy en clara competición con las Vixen, consideradas como las “Bon Jovi femeninas” con su estilo fresco y desenfadado.
Muchos grupos con bastante calidad fueron saliendo en esa época, como Pat Benatar y su rock americano, The Bangles con toques pop y new wave y garaje o Ann Wilson, ex vocalista de Heart.

Los 90 fueron años de los cuales el sonido Seattle marcaba la moda musical, pero salieron multitud de cantantes, muchas de ellas predestinadas al estrellato con temas comerciales, destacando la enérgica PJ Harvey, cantautora británica y musa del “indie rock” rivalizando en ese tipo de festivales con la islandesa Bjork. Estos años nos ofrecen el regreso de una veterana del punk como Siouxsie con sus inseparables The Banshees, tras una primera etapa comenzada en los setenta, o Sharleen Spiteri de Texas, formación escocesa que consigue unos cuantos “hits” mundiales, compatriota de Shirley Manson, vocalista del grupo de rock alternativo Garbage o el pop – rock de los irlandeses The Cranberries, liderados por la recientemente fallecida Dolores O´Riordan.

En la actualidad, y con una igualdad notable en el mundo musical, la mujer ha aportado muchos registros dentro de la música. Aparecen féminas como Angela Gossow cantando death metal, algo impensable hace 20 años, o la mezcla de la música gótica, con el heavy, para desarrollar un metal sinfónico con voces que marcan registros operísticos como Tarja Turunen de Nightwish o la voz lírica de Amy Lee en Evanescence, marcando pauta y un nuevo estilo denominado “Bella y Bestia” donde una solista lírica se une a otra voz masculina de registro gutural. Ejemplos los podemos encontrar en Lacuna Coil, Epica o Within Temptation aunque la pionera fue la noruega Liv Kristine de Theatre of Tragedy. Todo un subgénero dentro del metal gótico.

Como es obvio, este es un burdo repaso a unos cuantos lustros de música, por lo que han quedado en el “tintero” una infinidad de vocalistas de enorme calidad. Para ampliar este especial hemos querido hablar con un grupo de mujeres que colaboran “en la sombra” de muchos músicos y se encuentran siempre detrás, y su trabajo es poco reconocido entre los “fans”, aunque importantísimo en la expansión de dichas bandas.

Ellas son las que nos pueden arrojar un poco de luz entre la oscuridad de lo que sucede entre “bambalinas”.

 

ENTREVISTA A ANA LABALLO

 

Promoción para artistas, grupos, sellos, distribuidoras, festivales y promotores

 

– El Rock mayoritariamente es un mundo dominado por los hombres, ¿Te ha condicionado en la forma de trabajar?.

Al principio cuando empecé a vincularme a la industria de la música me costó bastante, no sólo por el hecho de ser una mujer en un mundo de hombres, sino porque además era muy jovencita, y me costaba que me tomaran en serio… Pero poco a poco, me fui haciendo un hueco, trabajando con mucho esfuerzo y total dedicación, y demostrando que podía desempeñar cualquier tarea igual que cualquier otro. A día de hoy estoy muy orgullosa de seguir trabajando y viviendo de lo que siempre ha sido mi sueño, además puedo sentir como se me respeta en mi profesión, y además mis mejores compañeros en este negocio son hombres!

– Dentro de tu trabajo ¿como es la relación con el artista dentro de la directriz orientativa y apoyo técnico?

Para mí es super importante tener un contacto lo más cercano posible… Esto no significa que tengamos que reunirnos en persona para trabajar, pero sí es importante que se cree un vínculo, donde se confie el uno en el otro al comprometerse trabajar juntos y crear un equipo. Por eso en primer lugar lo que necesito es escuchar el material, porque si no me gusta o no creo en el producto, prefiero no hacerlo. Seguidamente establecer contacto con el cliente, ya sea con la banda, el manager o el sello que me contrata para hacer su promoción, y comprobar si podemos trabajar juntos a gusto. Y partir de ahí si aceptan mis condiciones, todo fluye! Afortunadamente todos quedan muy satisfechos y son muchos los que vuelven a contar conmigo y repiten.

 

 

– El Rock está sufriendo una crisis evidente, donde la regeneración de las bandas Top no están encontrando una sucesión clara, bajo tu opinión ¿Cómo ves la música Rock actual?, ¿Y el mundo de la música en general?

Sin duda se nota que hay un grave estancamiento dentro del Rock. Parece que sólo tienen éxito las grandes bandas de toda la vida, que son las que siguen metiendo público en sus conciertos. Pienso que debería de haber un testigo generacional de bandas que hay con un gran potencial y mucha calidad, pero el problema es que no reciben el apoyo ni la ayuda que necesitan y merecen. Por eso desde Laballo Comunicación (www.laballo.com) nos volcamos por completo con este tipo de bandas nóveles, emergentes e independientes, tanto para asesorarles como para promocionarles. También creo que Internet ha dejado huella en este negocio, tanto para bien como para mal; por un lado ha ayudado a tener acceso a un montón de música y facilitarnos el contacto con un montón de personas, pero por otro lado creo que ahora las nuevas generaciones al tener tan fácil el acceso a la música, la valoran menos… Antes te hacía una tremenda ilusión comprar un disco, ver su diseño, aprenderte las letras y escucharte hasta la última canción, pero ahora con una canción que escuchen ya tienen suficiente, y no se valora el esfuerzo que supone componer, grabar y publicar un álbum. Y me da la sensación que ya no hay el mismo interés por descubir nuevas bandas y verlas tocar en directo (ni gratis en muchos casos!). Por otro lado hay una burbuja de festivales que es absolutamente descomunal, y tampoco creo que esto beneficie al negocio. En cuanto a los músicos creo que es imprescindible que sean pacientes y constantes… Ahora más que nunca hay que seguir trabajando al máximo con ilusión y muchas ganas, haciendo lo que más te gusta y disfrutar de ese trayecto, viviendo el momento!

 


 

ENTREVISTA A INÉS COLLARTE

 

CEO y manager en Entrebotones. Sello discográfico, editorial y representación artística.

 

– El Rock mayoritariamente es un mundo dominado por los hombres, ¿Te ha condicionado en la forma de trabajar?.

A mi personalmente no, tanto con mi socio como con mis bandas siempre me he sentido una más, supongo que tengo suerte con la gente de la que me rodeo. En el escenario (salas, festivales, calle…) y de gira tampoco me he visto condicionada por el hecho de ser mujer, supongo que tampoco doy opción, cuando trabajo soy una persona que trabaja, no veo géneros e imagino que eso lo trasmito.

– Dentro de tu trabajo ¿como es la relación con el artista dentro de la directriz orientativa y apoyo técnico?.

Las relaciones con mis artistas son diferentes y personales con cada uno de ellos, hay proyectos en los que me meto un poco más en todo y proyectos en los que confío plenamente en el saber hacer del artista y simplemente le sirvo de apoyo para lo que necesite tanto administrativamente, como en la producción de su show, como en el apoyo moral… llega un momento que la relación entre el artista y el manager es tan cercana que todo fluye sin más.

 

foto de Sergio López

 

– El Rock está sufriendo una crisis evidente, donde la regeneración de las bandas Top no están encontrando una sucesión clara, bajo tu opinión ¿Cómo ves la música Rock actual?, ¿Y el mundo de la música en general?

No estoy de acuerdo en que el Rock esté sufriendo una crisis, puedo presumir de tener entre mis filas a dignos sucesores de lo que denominas las bandas Top (KITAI, SCR, 51 GRADOS, STEREOZONE, PLAYA CUBERRIS…) el problema, y con eso contesto a tu segunda pregunta: veo crisis (entendiendo crisis como cambio) en la música en general. Este lapsus en el que nos encontramos en el que parece que el Rock no encuentra su sitio es tan solo el periodo de adaptación de la industria a un montón de cambios de estructura. Digamos que la manera de llegar al público general (hay un público general joven y ansioso de rock, lo veo claro en cada concierto de mis bandas) ha cambiado y los que nos dedicamos a esto estamos encarrilando de nuevo la locomotora para poder llegar a todas las estaciones. En resumen, el rock sigue vivo sólo hay que buscar los canales para hacerlo llegar.

 


 

 

ENTREVISTA A SILVIA CANTERO

 

Trabaja como agencia independiente de comunicación, especializada en música. Ha llevado la campaña de prensa de artistas como Amaral, Hombres G, Los Zigarros, Miss Caffeina, The Rebels y Playa Cuberris entre otros. Más de 20 años de experiencia en la industria discográfica.

 

– El Rock mayoritariamente es un mundo dominado por los hombres, ¿Te ha condicionado en la forma de trabajar?.

No, en realidad trabajo mayoritariamente con bandas rock, ellos aprecian mi profesionalidad, mis 20 años de experiencia y mi conocimiento de los medios. También valoran mi criterio y cultura musical y se dejan aconsejar en muchas cosas por mí. Hace unos meses justamente el cantante de uno de los grupos rock emergentes del momento para los que he estado trabajando, me dijo “me fio más de una mujer trabajando en este negocio que de un hombre, porque vosotras sois más currantas y constantes, los hombres que trabajan en esto se “dispersan” bastante”. Yo nunca he tenido ningún problema con las bandas rock, he tenido más problema con el mundo del flamenco por ejemplo… pero eso es otro cantar…jejee

– Dentro de tu trabajo ¿como es la relación con el artista dentro de la directriz orientativa y apoyo técnico?

Yo les oriento dentro de mi área que es la relación con los medios a la hora de hacer entrevistas, es decir, les puedo dar unas recomendaciones de hablar de esto o lo otro, incidir en las cosas que nos interesan decir, etc. El trato que hay que dar a los periodistas, a los técnicos, etc. También les explico un poco cómo funciona la industria discográfica ya que es bastante complicada y que funcione un grupo es realmente un misterio o un milagro, nunca se sabe. Muchas veces también les asesoro un poco en cuestión de imagen de cara a cuando se hacen fotos para medios impresos u online, para que no vayan siempre con la misma camisa, o con ropa que no exprese lo que ellos son o su música cuenta. Soy un poco “coach musical”. También les suelo ayudar bastante con las redes sociales, sobre todo twitter que para muchos es el gran desconocido y abandonado, así que siempre estoy dándoles la matraca con hacerse fotos, tuitear, y cosas de esas, al principio se quedan sorprendidos de que me meta en esas cosas, pero las redes sociales son una parte de la comunicación 3.0 y creo que también es bueno que les asesore en ese aspecto. Así que aunque al principio están un poco de uñas, al final acaban rendidos cuando ven que tengo razón y que suben seguidores y mejora la visibilidad de su banda. La verdad que siempre me los acabo metiendo en el bolsillo y generalmente hacemos amistad y seguimos en contacto aunque ya no esté trabajando con ellos. Me dicen que soy una crack, jajaja.

Apoyo técnico… jajaja… pues sí, más de una vez me ha tocado ayudar a cargar y descargar el backline para un concierto, pero realmente en la parte técnica de las cosas de los grupos no intervengo.

 

 

– El Rock estás sufriendo una crisis evidente, donde la regeneración de las bandas Top no están encontrando una sucesión clara, bajo tu opinión ¿Cómo ves la música Rock actual?, ¿Y el mundo de la música en general?

Yo no creo que sea así, creo que hay muchas bandas con mucho talento, bandas que ahora son emergentes y que en 10 años serán los nuevos Top. Los top esos que dices tu para mí ya son pasado, ya fueron grandes, ya ganaron mucha dinero, ahora que dejen paso a los nuevos talentos, que los hay. Que te pongas en tu casa un disco de una banda de los 80 en plan remember está bien, pero que estas bandas sigan ahí en los escenarios, por seguir facturando, cuando ya no tienen imagen y no sé si voz. Creo que hay que avanzar, igual que avanza la tecnología, la ciencia, la economía ¿por qué en el arte nos tenemos que quedar con la música del Siglo XX? Yo apoyo a los nuevos grupos, a los grupos del Siglo XXI y a los que vendrán, eso es progresar y apoyar a la cultura.

El rock no está en crisis, lo que está en crisis es la mentalidad de la gente, que en este país hay mucho retrógrado que no le apetece que cambien las cosas porque a ellos les va bien y les da igual como les vaya a los demás. Por eso hay que seguir luchando por ganar visibilidad y despertar mentes e ir hacia otros horizontes musicales.

 


 

 

ENTREVISTA A CARMEN LAMPARTER

 

Es de Suiza y trabaja a nivel Europeo, ejerciendo de CEO y agente de contratación artística en Black Pike Favorites

 

– El rock es un mundo dominado por el hombre, ¿te ha condicionado esto en la forma de trabajar?

No, en realidad no. Cuando era joven tenía que probarme a mi misma, un poco más al principio, sobre todo con la combinación de ser mujer y joven, en un “mundo de hombres”. Ahora que estoy en mi treintena ya no importa, lo he hecho lo suficiente como para demostrarlo. Para hacer tu trabajo bien no importa que seas hombre o mujer. Lo único que importa es hacer bien tu trabajo.

Además, como mujer, a veces tienes un punto de vista diferente sobre las cosas y esto puede se estimulante para los artistas, managers y demás gente del negocio.

De todos modos es todo bueno para mi – me gusta estar trabajando en este negocio y eso es lo que importa 🙂

– Dentro de tu trabajo, ¿cómo es la relación con el artista en cuanto a la orientación y apoyo técnico?

Actualmente soy la CEO de Black Pike Favorites y su agente de contratación. Comencé como directora de gira trabajando por toda Europa y como ejecutiva de producción para grandes artistas en Suiza. Hoy en día me centro en mi función en Black Pike Favorites, me mantiene más que ocupada.

Mi trabajo es descubrir y decidir sobre los nuevos artistas con los que queremos trabajar, junto con todo el equipo de Black Pike Favorites, debatir sobre todo lo necesario con los managers y dedicarme a contratar a nuestros artistas. Estoy feliz de que seamos una motivación, un sólido y divertido equipo el nuestro, Black Pike Favorites, que siempre se concentra en que las cosas se hagan. Queremos impulsar nuestra compañía para ser cada vez mejores porque amamos la música.

 

 

– El rock está sufriendo una evidente crisis, ¿Dónde queda la renovación de las bandas?

Sí, en efecto. El negocio de la música se pone más y más difícil cada año. Y a veces, me levanto y me digo ¿por qué estoy aún haciendo esto? Pero entonces voy a un show de uno de nuestros artistas, la gente viene, la banda ofrece un gran set, la multitud está contenta y siento las vibraciones y me enorgullezco de todo el trabajo que hemos logrado juntos.

Esos son los momentos en los que vuelvo a mi oficina y vuelvo a motivarme. Así que es importante sentir esos momentos, cada ahora, lo que supongo les pasa a nuestros artistas. Tienes días malos pero entonces de vez en cuando llega ese divertido show donde simplemente todo va bien y la gente está entusiasmada. De ahí es de donde sacas la energía para seguir luchando.

 


 

 

Sobre el autor

El Rock&Roll marcó mi vida (incluso tatuándomelo en el brazo) y ahora quiero ser su ayatolá como en su día como locutor de la extinta emisora Rockservatorio FM y en la producción de Vocento.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *