FU MANCHU – CLONE OF THE UNIVERSE (2018)

Publicado el 01/03/2018 | por Pupilo Dilatado | Opinión, Reviews
Valoración
90

LA INDESTRUCTIBLE ROCOSIDAD DE UN SUPERVIVIENTE DEL 'DESIERTO 90'S!

Menuda carcasa sónica se acaban de sacar los Fu Manchu del indestructible Scott Hill con Clone Of The Universe (2018), su doceavo disco ya de estudio. Increíble. Tantos y tantos recuerdos a lo largo de los años de facultad en Bellas Artes, acompañándome en mis viajes a Teruel y Tarragona como perfecto catalizador de nevadas, vientos huracanados, problemas y torrenciales lluvias y, como no, implacable destructor de rutinas y agobios diarios cuando necesitas un poco de tralla desértica de la buena y desarrollos ácidos con pelotas. ¿Se nota que los de San Clemente, California, forman parte de uno?, pues sigue que ahora es cuando viene lo bueno…

Siente todo el ‘Pánico’ del mundo ante la cojonuda muralla sónica que está a punto saturar tus pabellones auditivos. GO!!!!!!!!!!!!!!….


 

 

Los de Scott Hill volvieron a la vida tras un parón necesario de cinco años (desde 2009 a 2014) con su interesante Gigantoid (2014) que me dejó un muy buen sabor de boca tras haber estado unos cuantos años desenganchado de sus últimos cuatro discos. Huelga decir que por esta banda han pasado pesos pesados del stoner como Ruben Romano, Eddie Glass o, sin ir más lejos, el ‘workaholic’ entrañable de Brant Bjork que no puede estarse quieto ni un segundo. Pues bien, con la misma formación estabilizada desde principios de siglo con la salida de Bjork y la entrada de Scott Reeder (drums, vocals) (no confundir con el Scott Reeder que estuvo en Kyuss), Bob Walch (guitar, vocals), Brad Davis (bass, vocals) y nuestro héroe Scott Hill (vocals, guitar) y con las pilas de nuevo cargadas para parir los riffs más monolíticos a la par que punkarras en conjunción con los fraseos más molones y los desarrollos más fumetas, los Fu Manchu han vuelto a poner el listón muy alto con un disco armado hasta los dientes, acorazado con mil cañones y embrutecido con la mejor rabia desértica que han parido en mucho tiempo.

Un servidor dividiría el disco en tres partes, la primera con los tres primeros temas que te agarran bien rápido por donde ‘tú ya sabes’ explotando su faceta más abrasiva y stoner punk con “Intelligence Worship”, “(I’ve Been) Hexed” y el bestial y aplastante “Don’t Panic” (mi favorito) que me pone burrísimo. La segunda con los tres siguientes, “Slower Than Light” (¡qué acojonante final!), el ‘groovy’ “Nowhere Left To Hide” de riff machaca-cráneos y esos fraseos marca de la casa Scott Hill y el amenazador, esquizoide y crítico “Clone The Universe” metiendo desarrollos más trabajados y lisérgicos con brutales cambios de ritmo y riffs más obsesivos e hipnóticos. El trabajo se acaba con la locura de casi 20 minutos de “Il Monstro Atomico” con pasajes de todo tipo, así, el space rock, la psicodelia, el acid blues, los pasajes jammys y proggies y los arrebatos desérticos se suceden unos a otros en un tema muy entretenido y diverso que muestra todo lo que han sido Fu Manchu en sus más de treinta años de carrera.

¡¡¡Larga vida a Scott Hill!!!…

 

 

A quemarlo!!!…

 

 

 

Sobre el autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *