Crónica de EL BARRIO en Barcelona, Palau Sant Jordi, 10/03/2018

Publicado el 12/03/2018 | por admin | Conciertos

Como viene siendo habitual con cada uno de sus nuevos proyectos, El Barrio recorre nuestro país para presentarlo a lo grande. El pasado sábado 10 de marzo le tocaba el turno a Barcelona. El gaditano nos traía el duodécimo álbum de su carrera: “Las Costuras del alma”.

El Palau Sant Jordi se vestía con sombrero y esperaba ansioso ese rock andaluz con sabor a flamenco.

Siempre sorprendente en todos sus trabajos, esta vez el cantautor se nos presenta como un viejo sastre de corazones para contarnos nuevas historias en sus canciones. Y fue precisamente con corazones como empezó el show, seis corazones en seis pantallas latiendo con fuerza hasta que el recinto se vino a negro.

A las 21:35 el público se puso en pie emocionado al toque de guitarra eléctrica y batería. Una vez más, El Barrio nos deleitaba con su lado más rockero, la misma intro que nos regala en su disco, su Lamia. La banda de músicos que lo acompaña es de lujo y la puesta en escena para recordar. Guitarra eléctrica y acústica, guitarra flamenca, percusionista, teclados, batería, coros y el más veterano, el bajista que lo acompaña desde Playas de invierno.

Ataviado con su sombrero negro, siempre con el ala baja, y una americana blanca aparece José Luis Figuereo, el Selu, nuestro Barrio, acompañado de su gran sonrisa y demostrando el amor a su público. El tema escogido para empezar lo que iba a ser una noche inolvidable fue Playa de Luneta. Durante más de dos horas de concierto, la banda nos llevó por los diferentes discos que forman parte de su carrera profesional.

Buenas noches amor fue la siguiente en aparecer, de su trabajo Hijo de Levante. Desde el minuto uno el público le devolvía el cariño al artista al compás de palmas y coreando cada uno de los temas.

A los nuevos temas Si no te quieren y Las Costuras del Alma les siguió su anterior He vuelto, como si el artista todavía tuviera que seguir demostrando que él seguía ahí, que El Barrio no se rinde y ama su música, a su gente. Nos lo hizo saber y lo llevamos grabado a fuego. El público se puso de pie y muchos ya nos quedamos así, incansables, hasta el final de la noche. Como llora el amor de su Duermevela y la reciente Sin timón iban a llevarnos al momento más emocionante de la noche.

Nuestro poeta de Cádiz se calza la guitarra y nos anuncia un tema inédito dejando asombrado al personal y que nos iba a llevar a la tierra del recuerdo con pequeños fragmentos de  Playas de invierno, Crónica de un gay, Ave de paso y la lacrimógena Tu frialdad.

El Barrio nos habló emocionado, “Los recuerdos son los que se lleva uno ahí arriba” y nos regala a capela dos de mis preferidas,  Mal de amores y La fuente del deseo.

Con su Cántame amor deja de lado la nostalgia y hace bailar a ritmo de rumba antes del ecuador de la noche, en el que mientras El Barrio descansa, sus músicos siguen haciéndonos soñar.

Pasados esos minutos volvíamos a la carrera. Señor Zapatones y Mi amor dieron paso a otro reciente, Al sur de tu cama. El final se acercaba cuando el artista nos presentaba a su banda, entre los que se veían guiños y compenetración continua en lo alto del escenario.

Con lo puesto, Ángel malherido, Estirpe y Tope canción nos llevaron hasta el final. Pero no se iba a despedir sin antes cantar su himno, y así fue, su buque insignia, Somos los Barrieros, para decirnos hasta la próxima con Nos fuimos pá Madrid.

El Barrio te gusta o no te gusta, lo quieres o no lo quieres, o eres Barriero o no lo eres. Y va más allá del flamenco, es rock andaluz, pese a quien le pese. Para mi siempre será un poeta que, con su versos y sus metáforas, nos baja a la tierra de esta nuestra vida, la real. Nos identifica  como seres humanos en el amor, en el desamor y en el lado bueno y malo de esta sociedad. Simplemente gracias y mi deseo de volver a verte lo antes posible.

 

Texto y fotos: Metal Sister

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *