ANIMAL DRIVE – BITE! (2018)

Publicado el 28/03/2018 | por Pupilo Dilatado | Opinión, Reviews
Valoración
70

LA MORDIDA CROATA Y DEMÁS IMPULSOS ANIMALES

No todo en la escudería italiana Frontiers Music Srl es AOR o Melodic Rock, el Hard Rock, el Glam Metal, el Sleazy y el Hard Progresivo también se encuentran en su paleta de colores y ha llegado el turno de una hardrockada de las cojonudas, de esas que no te esperabas a estas alturas de la película y sin encima viene de un país que no se suele encontrar en tu ‘círculo de confianza’ léase Suecia-UK-Finlandia-EEUU-Australia-Canadá-España pues mucho más ya que los Animal Drive son oriundos de Zagreb (Croacia) que, al menos hasta donde yo sé y controlo, no es un país que destaque por su escena rockera vaya…

Ponte el volumen al ’11’ porque el músculo guitarrístico y la voz de Dino Jelusic te van a poner a mil!


 

 

Pues sí, todo parte del vocalista, líder y miembro fundador de los Animal Drive en 2012, Dino Jelusic. Su calidad, su clase y sus atributos hacen que el mismísimo Jeff Scott Soto (Journey) se fije en él para ficharle de inmediato para el sello Frontiers Music. Hay que buscar una banda solvente y de largo recorrido para dar rienda suelta a la creatividad y poderío de Jelusic así que el mismo se hace con los servicios de Ivan Keller a las seis cuerdas, Roko Rokindja a las cuatro y aporreando parches y doble bombo sin miramiento alguno a Adrian Boric.

Su disco de debut no podía ser más contundente y determinado, la banda suena como un cruce perfectamente ensamblado y engrasado de los Skid Row de Slave To The Grind, los riffs de todo unos Black Label Society, el ramalazo heavyorro de Whitesnake, teclados 80’s AOR (¡cómo no!) y, ¡atención!, momentos y pasajes claramente embarcados en el progresivo visualizando en el horizonte a Dream Theater. Ni es un disco perfecto, ni están inventando nada pero me están haciendo pasar ratos brutales con temazos como la triada inicial “Goddam Marathon”/”Tower Of Lies (I Walk Alone)”/”Had Enough”, el rabioso pero bailongo “Lights Of The Damned”, el rocoso “Time Machine” con el bíceps de Zakk Wylde mandando, el cruce bastardo Sebastian Bach/Coverdale de “Fade Away” y el torbellino rítmico de mi tema favorito, “Devil Took My Bear Again”, con exultante teclados setenteros, un vozarrón gigantesco y un riffaco mayúsculo saldado con un ‘solo’ de escándaloso nivel. En la parte baladística ya no me atrapan tanto, sin ser orteras ni babosas, canciones como “Father” o “Carry On” me bajan un poco la libido pero no me quejaré ante semejante despliegue de poder. El disco se cierra con el trabajado y claramente progresivo “Deliver Me”, una composición muy rica en cambios y en donde la banda muestra todas sus armas vocales, instrumentales, de arreglos, estilísticas y líricas, una gozada para cerrar.

¿Alguien dijo que en centro-Europa no se rockeaba duro?, pues aquí están los Animal Drive para cerrar bocas y patear culos por si no ‘tenías suficiente’…

 

 

 

Sobre el autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *