Entrevista a DAMIÁN LOZANO, mánager de Entrebotones / Tricornio Producciones

Publicado el 13/01/2018 | por Sergio Bixo | Entrevistas

The Clash en su tema Complete Control escribía They said we’d be artistically free when we signed that bit of paper, They meant let’s make a lot a money and worry about it later-” (Dijeron que sería artísticamente libre cuando firmamos ese pedazo de papel, que significa que vamos a ganar algo de dinero y nos preocupemos más tarde), en esa estrofa hacían una dura crítica a su mánager y a la industria musical de la cual ellos se sentían utilizados.

Zappa dedicó el álbum Joe´s Garage a todo ese conglomerado de directivos musicales que odiaba profundamente. Infinidad de artistas desde Tom Petty, The Smith, L. Skynyrd, Neil Young, Pink Floyd, … a lo largo de las décadas han criticado a la industria musical y a sus representantes en sus canciones, pero en la actualidad la industria está más profesionalizada y los músicos mejor cuidados.

No vamos a descubrir nada nuevo si decimos que la función de un mánager es la de guiar y aconsejar al músico para la expansión de su carrera, pero vamos a intentar desmitificar esa figura como la persona siniestra que se lleva un porcentaje de cada “bolo” que consigue, sin importar la calidad del producto que vende.

Para eso hemos podido contar con Damián Lozano, mánager, director artístico y cofundador de Entrebotones y Tricornio Producciones, para hablarnos de la figura del mánager hacia el/los artistas, y su asesoramiento y confianza que los músicos depositan en él, para que sus proyectos funcionen con una expansión más rápida.

1.-Hola Damián, un placer que nos atiendas en esta encerrona. Primero vamos a hablar de ¿Cuáles son las funciones técnicas de tu trabajo para el artista en el día a día?

Entrebotones es una empresa pequeña, somos cinco personas las que formamos el núcleo duro, Inés Collarte, que está en la oficina de Valencia. Damián, que estoy en Madrid, Miguel, que es nuestro diseñador, el encargado de las gráficas y del día a día, Rodri, es la persona que se encarga de todo el tema y gestión administrativa, y Silvia Cantero, de Cuestión de Medios, que es la encargada del tema de promociones. Hago un inciso en esto porque otras organizaciones tienen departamentos que se dedican a una materia específica, nosotros al ser tan solo cinco personas nos toca hacer un poco de todo dependiendo de cada proyecto en cuestión.

Lo podemos llamar producción ejecutiva, que va desde la planificación de la grabación del disco pensando cual es el mejor productor, ayudar al artista a conseguir que sus canciones lleguen al punto óptimo, mirar el estudio que mejor se adapte para la grabación, ver quién es el que hace las mezclas, juntando todo eso al presupuesto que tiene el artista en su proyecto. Pensar y desarrollar el artwork y la arte gráfica del disco, la imagen de campaña y la fotografía, siempre enfocado al espíritu del artista, desarrollar el plan de marketing enfocado hacia el público y en el momento o posición en el que esté el artista, preparación de giras, planificación de promoción, dependiendo la posición del artista buscar acuerdos con editoriales potentes y multinacionales que puedan meter “pasta”, buscar sellos multinacionales para lo mismo o buscar marcas patrocinadoras, situar en el mapa de todos los festivales y promotores, si es banda no conocida presentarlos, y presentar el proyecto que es de calidad y si son proyectos asentados, la labor comercial de venderlo y situarlo.

2-¿Entonces dejamos claro que precisamente lo que no es un mánager es un “cazabolos”? (risas)

No, esa cuestión es un tema que está muy implementado en España, y que se arrastra desde los años ochenta. Pero hoy, ¿qué es un cazabolos? No, el mánager es la persona que te representa, el que te busca los bolos es el Booker, esa figura es la encargada de reservar los conciertos, es otro tipo de agente que está metido dentro de la industria. Un mánager es la persona de confianza que representa y aconseja al artista para el desarrollo de su carrera.

 3.-Entrebotones tiene una variedad muy amplia de músicos asociados a vosotros, donde entra el Rock, el Indie y el Pop, ¿Cuáles son los pasos que sigues para llegar al artista?

Nosotros elegimos al artista básicamente en función del talento, si no tienes talento no trabajaremos con esa persona. Aparte de tener compromiso, trabajo, sacrificio esto no es un hobbie, nosotros no estamos para perder el tiempo. ¿Sobre el estilo musical? A mí me da igual mientras tenga talento y calidad. No nos dejamos llevar por nuestros gustos personales, porque en muchas ocasiones los representados no tienen nada que ver. Realmente las bandas que yo sigo casi no venden, pero lo más importante es la simbiosis entre que el artista quiera trabajar con nosotros, tu quieras trabajas con él, tenga talento y se pueda desarrollar una carrera con compromiso, trabajo, esfuerzo y sacrificio. Lo que tampoco voy a trabajar en Entrebotones es música del estilo Electro Latino, Reguetón, o cosas de ese estilo, la música es cultura y arte, y ese tipo de música para mi es fast-food, no hay ni arte ni cultura y para nosotros ese punto es muy importante y así es como entendemos la música.

 3.-Me imagino que dentro de este trabajo la parte psicológica y hasta pedagógica (musicalmente hablando) entra bastante en escena, ya que el músico es posible que a veces no muestre una buena objeción hacia los cambios, ¿Es imprescindible tener una relación laboral basada en la complicidad y empatía con el artista?

Uno de los puntos básicos de la relación entre el artista y el mánager es la confianza, si el mánager no sabe a la perfección cómo piensa, como siente y como vive el artista, no puede defender y desarrollar estratégicamente su carrera porque la simbiosis entre los dos tienen que ir de la mano, y tiene que ir a la par para no cometer fallos en esa estructura y evitar que lleguen los problemas de entendimiento. En ese punto la confianza es básica. ¿Hasta qué punto es básica?, siempre hay situaciones que el artista por inexperiencia en diversos motivos, como en desconocimiento dentro de los intríngulis de la industria musical puede llegar al desconocimiento y las preguntas de ¿por qué hacemos esto?, de ahí la experiencia de mostrarles los problemas que a mí profesionalmente me han pasado varias veces, y por eso tienes la certeza de lo que puede pasar, ahí es donde el artista tiene que confiar. Si el artista lucha por hacer las cosas a su manera, es obvio que nosotros en Entrebotones le dejamos hacer. ¿qué es lo que sucede habitualmente?, pues que el tiempo te da la razón y en muchas ocasiones tienes que tener una vena casi paternal para decir el típico “-Te lo dije, iba a ocurrir esto-”, cuando tú les dejas hacer las cosas a su manera dándoles argumentos, de que hay que hacerlo de otra y al final no lo hacen, cuando pasan varias veces al final te dan la razón y es cuando creen ciegamente en ti. Pero es muy importante que la confianza esté en las dos direcciones, si no, no funciona, y es obvio que pedagogía hay “por un tubo”

 4.-¿Qué problemas te has encontrado respecto a estos casos? (si se pueden contar)

Me he encontrado en muchas ocasiones con circunstancias esperpénticas, lo único que esto es como el fútbol y hay cosas que no puedes contar y se quedan en el vestuario, pero realmente hay circunstancias que no das crédito que puedan suceder.

¿Venga Damián, cuenta alguna sin dar nombres? (Risas)

(Carcajada) Venga…, una de las que más gracia me hace es la de un artista que llegó a la oficina y se acababa de operar, se dio la vuelta y se bajó los pantalones, me enseño el culo recién operado y me pregunto ¿qué me parecía?, yo me moría de vergüenza (risas)

Me ha pasado de todo, una vez estaba en Londres de gira y hubo una situación muy tensa entre el grupo, casi acabando a hostias y separándose. Lo que es el R&R, borrachera y demás. Al cabo de las dos horas de estar en lo más profundo del barro, todo era amor, risas, etc. son cosas que pasan y que no comprendes, no puedes participar porque realmente son los artistas los que lo viven y tú eres un moderador dentro del esperpento de esos momentos.

5.-(ya serios después de un buen rato de risas) En tu trabajo ¿cómo es la aceptación habitualmente de promotores, dueños de salas y prensa en general?

Normalmente conmigo es bastante buena, si bien siempre hay excepciones como en todo. Yo tuve la suerte de trabajar en Universal durante muchos años y ya cuando empecé mi propia aventura con Tricornio Producciones, como que ya llevaba un bagaje y la aceptación fue buena. Lo que pasa que levantar bandas que no son de primera línea es muy difícil y hay gente que te ayuda y otros que no tanto, pero por lo general sí que te echan una mano. Qué es lo que pasa cuando una banda empieza a funcionar, pues que ya no es que te ayuden, te echan la alfombra, es un equilibrio en el que vas luchando, tienes una de cal otra de arena, pero como todo, yo también hago eso en el otro sentido. Al final la industria musical, englobo a todos los que trabajan en esto, si te das cuenta los que vivimos de esto somos realmente pocos, que vivan de ello somos minoría, no te digo un número, pero realmente entre técnicos y otros apartados somos pocos. Yo llevo 20 años en esto y al final siempre nos vemos los mismos y en los mismos sitios, cambiando de sitios, un grupo bastante reducido.

6.-Los caches de los grupos son muy variables respecto a la experiencia y calidad de los artistas, pero ¿Cómo se concreta el caché del músico?

Vamos a empezar desde abajo, cuando un músico está empezando lo tiene jodido, no puede exigir ningún caché, tú vas a tocar por lo que den, porque tú lo que necesitas es exposición, ganar terreno, público, fans, entonces es darte a conocer,  pero si quieres subir a veces tienes que tragar, obviamente sin que llegue a superar los límites de la dignidad humana, de esto sí  quiero hacer hincapié, nosotros desde Entrebotones como empresa, somos de los pocos que a la bandas por pequeñas que sean, o por caché bajo, o por pequeño beneficio que se saque, tenemos a nuestros artistas de manera legal, con alta en la seguridad social, seguros, etc., es algo básico, porque incide en el respeto hacia la profesión y al músico. Que no tenga un buen caché no significa que no sea un buen profesional y no lo merezca. Cuando una banda va creciendo, pues obvio que depende del número de entradas que vendas, dependiendo del número de personas que muevan los cachés van subiendo, todo depende de un aforo y la exclusividad que busques en recinto o festivales, si en un festival te ponen el impedimento de no tocar durante meses en esa zona geográfica, el valor de ese concierto se paga. También hay festivales que te interesa estar y el caché lo tienes que bajar, es exposición para la carrera del artista, eso es un punto de vista, otros tomarán las normas que a ellos les convenga.

7.- Hace años la única forma de darse a conocer en el mundo de la música era fichando por una productora o un sello, ¿Cómo afecta todo ello a tu trabajo las muchas formas de darse a conocer entre redes sociales, plataformas digitales, la crisis en la venta de discos e incluso con la autogestión de muchos grupos que sacan sus propios trabajos?

Ahora más que nunca. un artista o banda que quiera dedicarse a esto profesionalmente necesita agentes externos que se suban a su proyecto porque realmente la autoedición, autoproducción, es más fácil que nunca con las plataformas, la promoción, la forma de acceso al público, pero al final es más complicado hacerlo. Tú puedes tener un trabajo “cojonudísimo”, ser un máquina en el escenario y que al final no te conozca nadie. Te tienes que rodear de profesionales que te encaminen y que dirijan todos tus esfuerzos artísticos, estratégicos y económicos. Es muy complicado tirar para adelante, no imposible, porque hay casos que sucede, pero van a optimizar tu esfuerzo y recursos y las razones son muy sencillas, hace años las discográficas y sellos estaban forradas, entraba tanto dinero que no sabían qué hacer con él, bueno… si lo sabían (risas), la cuestión es que ahora no tienen “pasta” y ni invierten en nuevos productos, ni tienen la paciencia, ni el dinero suficiente, ni el equipo humano como para desarrollar esos trabajos y que avancen en el tiempo y se ha quedado una zona muerta de bandas de mucha calidad que quedan en punto muerto y dando palos de ciego y realmente necesitan a alguien que les asesore, no solo un mánager, sino gente de la industria que se preocupe en desarrollar su carrera.

Como siempre un placer que nos atiendas y esperamos que sigan creciendo todos vuestros artistas como hasta ahora.

Muchas gracias a vosotros y el trabajo que habitualmente hace toda la prensa para la expansión de los artistas.

Por cierto, estos días tenemos a Entrebotones de celebración:

El sello Tricornio Producciones cumple 10 años de vida y lo van a celebrar por todo lo alto con un fiesta en la que habrá conciertos y dj´s hasta que el cuerpo aguante.

Anticipada: 6€ con cerveza
Taquilla: 10€ con cerveza

Os dejamos el cartel:

Sobre el autor

El Rock&Roll marcó mi vida (incluso tatuándomelo en el brazo) y ahora quiero ser su ayatolá como en su día como locutor de la extinta emisora Rockservatorio FM y en la producción de Vocento.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *